Debemos orar y ayunar:

Debemos orar y ayunar:

Debemos orar y ayunar y entrar en una agresiva guerra espiritual contra las fuerzas del diablo que tienen cautivas y en el engaño a millones de personas.

Debemos trasmitir a cada cristiano un espíritu de victoria y de conquista, apuntando a ser esforzados y valientes como Josué y Caleb (“Rambos” de la historia sagrada).

Debemos ayunar por lo menos un día por semana y tomar victoria sobre todo lo que nos impide servir mejor a Dios.

Debemos arrepentirnos de todos nuestros pecados y pedirle perdón a Dios.

Debemos tener un firme propósito de renunciar a todo lo que desagrade a Dios e ir mejorando en ello gradualmente según las fuerzas que nos irá dando nuestro Señor Jesús, hasta alcanzar la victoria total en cada área de nuestra vida.

Debemos olvidar y dejarnos de lamentar por nuestro pasado y esperar un futuro extraordinario con Dios.

Debemos perdonar y olvidar “lo que nos hicieron” y ocuparse de los necesitados y cambiarlos a ellos de “necesitados” en personas prósperas que ayuden a otras.

Debemos asegurarnos que cada persona que se congregue con nosotros sea salva y bautizada con el Espíritu Santo.

Debemos enseñar sobre los dones del Espíritu Santo para que ningún cristiano ignore lo que puede hacer Dios a través de ellos.

Debemos, en cada iglesia hacer reuniones de oración poderosas pidiendo a Jesús que haga milagros y que nos conceda que con todo denuedo prediquemos su palabra.

Debemos orar para que Jesucristo sea revelado a las personas en toda su belleza y su poder.

Debemos orar para que cada cristiano entienda que es un misionero en su entorno, es un templo del Espíritu Santo y que cuenta con el mayor poder del universo para mostrar la realidad de Dios al mundo incrédulo.

Debemos pedir a Dios una visitación sobrenatural de Dios sin precedentes para que los cristianos prediquen en las calles evangelizando en todo momento y oportunidad que tengan.

Debemos pedir a Dios fuerzas y ser sanados para realizar mejor su obra.

Debemos pedir a Dios que nos haga generosos y demos a Dios lo que es de Dios, apoyando con nuestro dinero el evangelismo mundial y Dios entonces nos prosperará más a nosotros, si ponemos en primer lugar su obra y no nuestras cosas e intereses.

Combata en oración, levántese, ore, ayune, clame, pida a Dios y El le dará la victoria en todos sus problemas familiares, económicos, mentales como: (traumas, complejos, sentimientos de inferioridad o superioridad, orgullo, ceguera espiritual, falta de enfoque, etc.)

Confiese con su boca lo que Dios dice que usted es.

Usted es un guerrero de Dios del tiempo final.

Ore por los líderes espirituales y por más obreros de Dios para cosechar la mies. (Seguramente usted es uno de ellos).

No debe dejar sus trabajos, sino solo darle lugar a Dios para que El se exprese a través suyo con señales y milagros. Ej: Si usted está en la cárcel transforme su entorno en una iglesia que le dé la gloria a Dios.

Si tiene un negocio hágalo una “sucursal” del cielo dando testimonio de un verdadero cristianismo.

Debemos pedir a Dios que el cielo y el infierno nos sean revelados mucho más y entendamos de su tremenda realidad. (Debemos predicar sobre ellos para motivar a la gente a seguir a Dios).

Debemos crear seminarios de discipulado más cortos y que no sean “denominacionales” es decir que enseñen las tradiciones de su religión y no del cristianismo puro.

Es tiempo de darnos cuenta como cristianos del poder y la autoridad y poder que Dios nos ha dado.

Organicemos reuniones poderosas de oración y ayuno y pidamos cosas grandes y poderosas que Dios haga con nosotros.

Si usted es un líder religioso pídale a Dios sabiduría para organizarlas y para motivar a los cristianos a que asistan porque es allí donde Dios obrará. El solo obrará en respuesta a nuestras oraciones.

ES TIEMPO DE ORAR, AYUNAR Y ACTUAR EN EL NOMBRE DE JESÚS “AGRESIVAMENTE”.

Jesús dijo: “Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”,

“y será predicado este evangelio del Reino de Dios en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones… y entonces vendrá el fin”

Este es ese momento, somos la generación del tiempo final, entonces: ACTUEMOS EN EL NOMBRE DE JESÚS.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s