MATRIMONIO:

MATRIMONIO: Es la unión de un hombre y una mujer delante de Dios y de un ministro religioso quien preside y realiza la ceremonia “declarándolos marido y mujer” para toda su vida (hasta que la muerte los separe) con el fin de formar una familia estable, basada en los principios de Dios, y educar a sus hijos sobre la base de las enseñanzas de Dios, y amarlos, protegerlos y encaminarlos para que ellos a su vez puedan formar un matrimonio similar educando a sus hijos según el ejemplo de sus padres y de las enseñanzas de Dios. Deuteronomio 4:9; 6:6-7; Efesios 5:21-33.

Jesús les dijo: Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella; y si la mujer repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio. (Marcos 10:11-12)

Jesús dijo: desde el principio de la creación, “Dios los hizo hombre y mujer”.
(Marcos 10:6)
Esto explica por qué “un hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su esposa,(Marcos 10:7)
y los dos se convierten en uno solo”. Como ya no son dos sino uno,(Marcos 10:8)
que nadie separe lo que Dios ha unido.(Marcos 10:9)

S. Pablo dijo: No obstante, para los que ya están casados, tengo un mandato que no proviene de mí sino del Señor. La esposa no debe dejar a su marido.
Pero, si lo deja, que no se case de nuevo o bien que se reconcilie con él.
Y el marido no debe dejar a su esposa.
(1 Corintios 7:10-11)

La mujer casada está ligada a su esposo mientras este vive; pero si el esposo muere, ella queda libre para casarse con quien quiera, con tal de que sea un creyente. (1 Corintios 7:39)

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Lee este mensaje para saber como puedes tener la seguridad de que vas a ir al cielo cuando mueras.

Todo Cristiano, católico o protestante sabe que Cristo murió en la cruz, que nació de la virgen María por obra y gracia del Espíritu Santo, pero lo que debe saber es que en la cruz Jesús pagó la deuda de pecado de cada uno de nosotros para con Dios. El llevó nuestro castigo al morir en lugar de todas las personas, llevando nuestra culpa para salvarlas.

La palabra de Dios dice:
…todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, (todos somos pecadores)
(Romanos 3:23) pero…
siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,
(Romanos 3:24)

…la paga del pecado es la muerte, (pero Cristo murió en nuestro lugar) (el castigo que nos correspondía lo llevó Jesús…. la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
(Romanos 6:23)

Jesús dijo….así es necesario que el Hijo del Hombre (Jesús mismo) sea levantado (en la cruz) para que todo aquel (usted y yo también) que en El cree, (en Jesús) no se pierda, (no se condene) mas tenga vida eterna, (vaya al cielo para siempre).
(Juan 3:14-15)

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
(Juan 3:16)
La palabra de Dios dice:

Jesús llevó El mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida (la de Jesús) fuisteis sanados.
(1 Pedro 2:24)

Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo (Jesús) por los injustos, (nosotros) para llevarnos a Dios.
(1 Pedro 3:18)

Mas él (Jesús) herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
(Isaías 53:5)

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él (en Jesús) el pecado de todos nosotros.
(Isaías 53:6)

…dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.
(Juan 11:25)
Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?
(Juan 11:26)
SE PUEDE SABER (ESTANDO EN VIDA) QUE VAMOS A IR AL CIELO AL MORIR, SIN PASAR POR NINGÚN OTRO LUGAR, NO PORQUE LO MEREZCAMOS, SINO POR LA OBRA DE CRISTO EN LA CRUZ, QUE MURIÓ COMO NUESTRO SUBSTITUTO (EN NUESTRO LUGAR), ENTONCES POR ESO LA PALABRA DE DIOS DICE:
Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.
(Romanos 6:22)

Dios LOS SALVÓ por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios.
(Efesios 2:8)
La salvación no es un premio por las cosas buenas que hayamos hecho, así que ninguno de nosotros puede jactarse de ser salvo.

(Efesios 2:9)

Pero Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto que, a pesar de que estábamos muertos por causa de nuestros pecados, nos dio vida cuando levantó a Cristo de los muertos. (¡Es sólo por la gracia de Dios que ustedes han sido salvados!)

(Efesios 2:4-5)

Pero: «Cuando Dios nuestro Salvador dio a conocer su bondad y amor,

(Tito 3:4)

él nos salvó, no por las acciones justas que nosotros habíamos hecho, sino por su misericordia. Nos lavó, quitando nuestros pecados, y nos dio un nuevo nacimiento y vida nueva por medio del Espíritu Santo.

(Tito 3:5)

Gracias Jesús por morir en la cruz por nosotros para salvarnos y darnos vida eterna.
Pr Gustavo Isbert.

Publicado en blog de Gustavo Isbert | Deja un comentario

¡La tarea más importante en este mundo es salvar almas eternas predicándoles el Evangelio de N.S.Jesucristo!

¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma?
(Marcos 8:36)
Pero Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él (tu también) no se pierda, (no vaya al infierno) sino que tenga vida eterna. (Juan 3:16)
Cristo sufrió por nuestros pecados en la cruz una sola vez y para siempre. Él nunca pecó, en cambio, murió en lugar de los pecadores para llevarlos a salvo con Dios. (1 Pedro 3:18)
Porque la paga del pecado es muerte, (si uno peca debe morir, o sea estar separado de Dios) pero el regalo de Dios es la vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 6:23)
Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto (resultado) la santificación, y como fin, la vida eterna. (Romanos 6:22)

Publicado en blog de Gustavo Isbert | Deja un comentario

Debemos enseñar las bases del cristianismo….

DEBEMOS ENSEÑAR A LAS PERSONAS TODAS LAS ENSEÑANZAS BÁSICAS DEL CRISTIANISMO PARA QUE ÉSTAS A SU VEZ LAS ENSEÑEN A OTROS Y ESTOS A OTROS etc.
Jesús Dijo: vayan y hagan DISCÍPULOS de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. (Mateo 28:19)
ENSEÑEN a los nuevos discípulos A OBEDECER TODOS los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos». (Mateo 28:20)
S. Pablo dijo a Timoteo (su discípulo)::
Me has oído ENSEÑAR VERDADES, que han sido confirmadas por muchos testigos confiables. Ahora ENSEÑA estas verdades a otras personas dignas de confianza que estén capacitadas para transmitirlas A OTROS. (2 Timoteo 2:2)
porque no me eché para atrás a la hora de declarar todo lo que Dios quiere que ustedes sepan. (Hechos 20:27)
…la bondadosa mano de su Dios estaba sobre él. (Esdras)
(Esdras 7:9)
Así fue porque Esdras había decidido estudiar y obedecer la ley del Señor y ENSEÑAR sus decretos y ordenanzas al pueblo de Dios. (Esdras 7:10)
¡QUE TODOS LOS CRISTIANOS ESTEMOS DETERMINADOS A HACER LO MISMO DE S.PABLO, ESDRAS Y muchos otros!.

Publicado en blog de Gustavo Isbert | Deja un comentario

El que gana almas para el cielo es verdaderamente sabio.

EL QUE GANA ALMAS ES SABIO. Proverbios 11:30 Es sabio porque es la tarea mas importante de todo el universo y es la que más agrada y alegra a Dios. Jesús dijo: Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.
(Lucas 15:7)
…sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados.
(Santiago 5:20)
EN EL CIELO HAY FIESTA CUANDO ALGUIEN ES SALVO.…porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.
(Lucas 15:24)
Salvar almas era y es la tarea principal de Jesús y debe ser la nuestra. “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”.
(Lucas 19:10)
DIOS ESTA DISPUESTO A PERDONAR CUALQUIER PECADO: De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean; (Marcos 3:28)
EVANGELIZAR ES UNA TAREA QUE LOS ÁNGELES ANHELAN VER O PRESENCIAR.. Y ahora esta Buena Noticia les fue anunciada a ustedes por medio de aquellos que la predicaron con el poder del Espíritu Santo, enviado del cielo. Todo es tan maravilloso que aun los ángeles observan con gran expectación cómo suceden estas cosas.(1 Pedro 1:12)
EL PREDICAR EL EVANGELIO Y GANAR ALMAS PARA EL CIELO ES LA ÚNICA MANERA QUE LAS PERSONAS PUEDEN IR A LA GLORIA DE DIOS.
Él los llamó a la salvación cuando les anunciamos la Buena Noticia; ahora pueden participar de la gloria de nuestro Señor Jesucristo. (2 Tesalonicenses 2:14)
POR ESO JESÚS MANDÓ:Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.(Marcos 16:15)
SAN PABLO DIJO:
Y él nos ordenó que predicáramos en todas partes y diéramos testimonio de que Jesús es a quien Dios designó para ser el juez de todos, de los que están vivos y de los muertos. (Hechos 10:42)
De él dan testimonio todos los profetas cuando dicen que a todo el que cree en él se le perdonarán los pecados por medio de su nombre. (Hechos 10:43)
Y por eso también mandó a su discípulo Timoteo:
En presencia de Dios y de Cristo Jesús —quien un día juzgará a los vivos y a los muertos cuando venga para establecer su reino —te pido encarecidamente:
predica la palabra de Dios. Mantente preparado, sea o no el tiempo oportuno. Corrige, reprende y anima a tu gente con paciencia y buena enseñanza. (2 Timoteo 4:1-2) Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio. (2 Timoteo 4:5)
Y TAMBIÉN DIJO: He tenido un solo mensaje para los judíos y los griegos por igual: la necesidad de arrepentirse del pecado, de volver a Dios y de tener fe en nuestro Señor Jesucristo.(Hechos 20:21) Pero mi vida no vale nada para mí a menos que la use para terminar la tarea que me asignó el Señor Jesús, la tarea de contarles a otros la Buena Noticia acerca de la maravillosa gracia de Dios. (Hechos 20:24)
Declaro hoy que he sido fiel. Si alguien sufre la muerte eterna, no será mi culpa, porque no me eché para atrás a la hora de declarar todo lo que Dios quiere que ustedes sepan. (Hechos 20:26-27)
ESO ES LO QUE HACIAN TODOS LOS CREYENTES (Y NO SOLO LOS MINISTROS RELIGIOSOS) EN LA IGLESIA PRIMITIVA.
Pero los creyentes que se esparcieron predicaban la Buena Noticia acerca de Jesús adondequiera que iban. (Hechos 8:4)
PREDICABAN ENTRE EL PUEBLO EN EL PODER DEL ESPÍRITU DE DIOS: ENTONCES NOSOTROS DEBEMOS HACER LO MISMO HOY.
Esteban, un hombre lleno de la gracia y del poder de Dios, hacía señales y milagros asombrosos entre la gente. (Hechos 6:8)
Ninguno de ellos podía hacerle frente a la sabiduría y al Espíritu con que hablaba Esteban. (Hechos 6:10)
Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo. (Hechos 5:42)
QUE HASTA LOS ÁNGELES PUEDAN DECIR DE TI ESTO A PERSONAS QUE NO SON SALVAS:¡El (pon allí tu nombre) te dirá cómo tú y todos los de tu casa pueden ser salvos!”. (Hechos 11:14)
Y QUE DIOS PUEDA DECIR TAMBIÉN DE TI ESTO:Y una voz dijo desde el cielo: «Tú eres mi Hijo muy amado y me das gran gozo».(Marcos 1:11)
                                                                                                        Predicador Gustavo Isbert.

Publicado en blog de Gustavo Isbert | Deja un comentario

Algunas creencias Cristianas.

ALGUNAS CREENCIAS CRISTIANAS

1) La inspiración de las escrituras.

Las Escrituras, tanto el Antiguo testamento como el nuevo testamento. Son inspiradas por Dios y son la revelación de Dios al hombre, la regla infalible e inapelable de fe y conducta (2 Timoteo 3:15-17; 1 Tesalonicenses 2:13;

2 Pedro 1:21).

2) El único Dios verdadero.

El único Dios verdadero se ha revelado como el eterno existente en sí mismo “YO SOY”, el Creador del cielo y de la tierra y Redentor de la humanidad. Se ha revelado también encarnando los principios de relación y asociación como el Padre. El Hijo, y el Espíritu Santo (Deuteronomio 6:4; Isaías 43:10-11; Mateo 28:19; Lucas 3:22).

3) La deidad del Señor Jesucristo.

El Señor Jesucristo es el eterno Hijo de Dios. Es Dios, es la segunda persona de la trinidad de un Dios que se manifiesta en tres personas.

Romanos 9:5; Juan 1:1 (Es verdadero Dios y verdadero hombre) es decir dos naturalezas y una personalidad. La Biblia declara:

a) Su nacimiento virginal (Mateo 1:23; Lucas 1.31, 35)

b) Su vida sin pecado (Hebreos 7:26, 1 Pedro 2:22)

c) Sus milagros (Hechos 2:22; 10:38)

d) Su obra vicaria en la Cruz (1 Corintios 15:3; 2 Corintios 5:21; 1 Pedro 2:24; 3:18; Romanos 5:8)

e) Su resurrección corporal de entre los muertos (Mateo 28:6; Lucas 24:39; 1 Corintios 15:4-8)

f) Su exaltación a la diestra de Dios (Hechos 1;9, 11; 2:33; Filipenses 2:9-11; Hebreos 1:3)

4) La caída del hombre.

El hombre fue creado bueno y justo; porque Dios dijo:”Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme e nuestra semejanza”. Sin embargo, el ser humano por su propia voluntad cayó en transgresión, sufriendo así no solo la muerte física sino también la espiritual, que es la separación de Dios. (Génesis 1:26-27; 2:17; 3:6; Romanos 3:23; 5:12-19.

5) La salvación del hombre.

La única esperanza de redención para el hombre es a través de la sangre derramada de Jesucristo, el Hijo de Dios.

a) Condiciones para la salvación. La salvación se recibe a través del arrepentimiento para con Dios y la fe en Jesucristo. El hombre se convierte en hijo y heredero de Dios según la esperanza de vida eterna por el lavamiento de la regeneración, la renovación del Espíritu Santo, y la justificación por gracia a través de la fe. (Lucas 24:47; Hechos 20; 21; Juan 3:3; Romanos 10:13-15; Efesios 2.8; Tito 2:11; 3:5-7; Gálatas 4:6; 1 Juan 3:1).

b) Evidencias de la salvación. La evidencia interna de la salvación es el testimonio directo del Espíritu (Romanos 8:16). La evidencia externa ante todos los hombres es una vida de justicia y verdadera santidad (Efesios 4:24; Tito 2; 12; 2 Corintios 5:17).

c) Creemos que los que han sido verdaderamente salvos o nacidos de nuevo y regenerados por el Espíritu Santo perseverarán hasta el final de sus vidas. Judas 1:24; Romanos 8:33-39; Juan 10:27-29; 1 Juan 5:11-13; Romanos 8:1; Romanos 5:1.

d) No descartamos la apostasía de algunas personas como fue el caso de Judas etc.

6) Las ordenanzas de la Iglesia.

a) El Bautismo en agua. Las escrituras establecen las ordenanzas del bautismo en agua por inmersión. (Bautismo significa sumergir). Todos los que se arrepienten y creen en Cristo como Salvador, Señor y Rey de sus vidas deben ser bautizados. De esta manera declaran ante el mundo que han muerto con Cristo y que han sido resucitados con El para andar en nueva vida. (Mateo 28:19; Marcos 16:16; Hechos 2:41; 10:47-48; Romanos 6:4.

b) La Santa Comunión o La cena del Señor, que consiste en la participación de los elementos de “el pan y el fruto de la vid”, es el símbolo que expresa nuestra participación de la naturaleza divina de nuestro Señor Jesucristo (2 Pedro 1:4), un recordatorio de sus sufrimientos y su muerte (1 Corintios 11:23-26), una profecía de su segunda venida y un mandato para cumplir a todos los creyentes “hasta que El venga”. Representando el pan el cuerpo de Cristo herido hasta su muerte en la cruz y el vino su sangre derramada por nosotros para remisión de nuestros pecados. Mateo 26: 26-29.

c) Matrimonio: Es la unión de un hombre y una mujer delante de Dios y de un ministro religioso quien preside y realiza la ceremonia “declarándolos marido y mujer” para toda su vida (hasta que la muerte los separe) con el fin de formar una familia estable, basada en los principios de Dios, y educar a sus hijos sobre la base las enseñanzas de Dios, amarlos, protegerlos y encaminarlos para que ellos a su vez puedan formar un matrimonio similar educando a sus hijos según el ejemplo de sus padres y de las enseñanzas de Dios. Deuteronomio 4:9; 6:6-7; Efesios 5:21-33.

d) El Sagrado Ministerio: Nuestro Señor ha provisto un ministerio para ciertas personas que El llama a su servicio, este es un llamamiento divino y luego de cumplir ciertas condiciones deben ser ordenados por otros Ministros para cumplir el sagrado llamamiento de servir a Dios, (Filipenses 3:14) de la manera acorde a su llamado, dones y personalidad, con el cuádruple propósito de dirigir a la iglesia en: 1) La Evangelización del mundo (Marcos 16:15-20) 2) La adoración a Dios (Juan 4:23-24)

3) La edificación de un cuerpo de santos (toda persona que se aparta para Dios) para perfeccionarlos a la imagen de su Hijo Efesios 4:11-16; y 4) Satisfacer las necesidades humanas con ministerios de amor y compasión. (Salmo112:9; Gálatas 2:10; 6:10; Santiago 1:27; Hebreos 13:3, 16) También creemos que el obrero es digno de su salario. 1 Timoteo 5: 17-18; 1 Corintios 9:14 y que hay siervos de Dios “a tiempo completo” y otros a tiempo compartido con algún otro trabajo u oficio.

7) Con respecto al Espíritu Santo.

A) El Bautismo del Espíritu Santo: Todo creyente, nacido del Espíritu Santo, es parte integral de la asamblea general e iglesia de los primogénitos que están inscritos en los cielos (Efesios 1:22-23; 2:22; Hebreos 12:23). Todo creyente a sido puesto y es parte del cuerpo de Cristo y hecho uno con los demás creyentes por la acción del Espíritu Santo. 1 Corintios 12: 13. Ocurre en la conversión y pone al creyente “en Cristo”. Todo genuino creyente tiene al Espíritu Santo Romanos 8:9; 1 Juan 2:20; 2 Corintios 1:21-22; Efesios 1:13-14 y es un templo de El: 1 Corintios 3:16-17; 6:19;

B) El Bautismo en el Espíritu Santo o el primer llenamiento con el Espíritu Santo.

Todos los creyentes tienen el derecho de recibir y deben buscar fervientemente la promesa del Padre, el Bautismo en el Espíritu Santo…, según el mandato del Señor Jesucristo. Esta era la experiencia normal y común de toda la primera iglesia cristiana. Con el Bautismo en el Espíritu Santo o primer llenamiento, viene una investidura de poder para la vida y el servicio y la concesión de los dones espirituales y su uso en el ministerio (Lucas 24:49; Hechos 1:4,8; 2:4; 1 Corintios 12:1-12). Esta experiencia es distinta a la del nuevo nacimiento (Efesios 5:18 es dicho a los creyentes) y subsecuente (posterior) a ella (Hechos 8:12-17; 10:44-46; 11:14-16; 19: 5-6). Con el Bautismo en el Espíritu Santo el creyente participa de experiencias como la de ser lleno del Espíritu Santo (Juan 7:37-39; Hechos 4:8; 7:55; 6:8) una mayor reverencia hacia Dios (Hechos 2:43; Hebreos 12:28) una consagración más intensa a Dios y una mayor dedicación a su obra (Hechos 2:42); y un amor más activo a Cristo, a su palabra, y a los perdidos (Marcos 16:20; Hechos 4:31).

Las evidencias físicas e iniciales del Primer llenamiento con el Espíritu Santo o Bautismo en el Espíritu Santo.

El Bautismo de los creyentes en el Espíritu Santo se evidencia con la señal física inicial de hablar en otras lenguas como el Espíritu los dirija (Hechos 2:4). El hablar en lenguas en este caso es esencialmente lo mismo que el don de lenguas (1 Corintios 12:4-10, 28; Hechos 10:45-46; 19:6), además el gozo, profetizar, magnificar a Dios, (Hechos 10:46) deseo de Evangelizar con denuedo y con poder, (Hechos 4:31; 13:52) son otras señales físicas, visibles de haber sido llenos del Espíritu Santo.

8) La santificación:

La santificación es instantánea (declarado santos en la conversión) y gradual a medida que el creyente somete su voluntad y se deja transformar por el Espíritu Santo, solo llegando a la perfección en el cielo. Es un acto voluntario y constante de separarse de todo lo malo (no participando en ello) y de dedicación a Dios. Romanos 12:1-2; 1 Tesalonicenses 5:23; Hebreos 13:12; Hebreos 12:14. Por el poder del Espíritu Santo podemos obedecer el mandato que dice: “Sed santos, porque yo soy santo” (Romanos 8:13; 1 Pedro 1:15-16; Gálatas 5:16-17; 22-23)

La santificación se opera en el creyente cuando éste reconoce su identidad con Cristo en su muerte y su resurrección, por fe se propone vivir cada día en esta unión con Cristo y somete todas sus facultades al dominio del Espíritu Santo. (Romanos 6:1-11, 13; 8: 1-2, 13; Gálatas 2:20; Filipenses 2:12-13; 1 Pedro 1:5).

9) La iglesia y su misión.

La iglesia es el cuerpo de Cristo, la morada de Dios por el Espíritu Santo, con el encargo divino de llevar a cabo se gran comisión. Todo creyente, nacido del Espíritu Santo, es parte integral de la asamblea general e iglesia de los primogénitos que están inscritos en los cielos (Efesios 1:22-23; 2:22; Hebreos 12:23). Siendo que el propósito de Dios en relación con el hombre es buscar y salvar lo que se había perdido, ser adorado por el ser humano, edificar un cuerpo de creyentes a la imagen de su Hijo, y mostrar su amor y compasión a todo el mundo, la principal razón de ser parte de la Iglesia es:

  1. Ser una agencia de Dios para la evangelización del mundo (Hechos 1:8; Mateo 28:19-20; Marcos 16:15-16.
  2. Ser una entidad corporativa en que el hombre pueda adorar a Dios (1 Corintios 12:13; Gálatas 3:28).
  3. Ser un canal para el propósito de Dios de edificar un cuerpo de santos en proceso de ser perfeccionados a la imagen de su Hijo (Efesios 4:11-16; 1 Corintios 12:28; 14:12).
  4. Ser un pueblo que muestra el amor y la compasión de Dios a todo el mundo (Salmo112:9; Gálatas 2:10; 6:10; Santiago 1:27: Hebreos 13:16).

10) Debemos enseñar a los creyentes y alentarlos a que sean Bautizados en el Espíritu Santo. Esta experiencia:

a) Los capacita para evangelizar en el poder del Espíritu Santo con señales y milagros (Marcos 16:15-20; Hechos 4:29-31; Hebreos 2:4).

b) Agrega una dimensión necesaria a la adoración y a la relación con Dios (1 Corintios 2:10-16; Hechos 10:46.

c) Los capacita para responder a la plena manifestación del Espíritu Santo en la expresión de frutos, dones y ministerios como en los tiempos del Nuevo Testamento , para la edificación del cuerpo de Cristo, y la atención de los pobres y menesterosos del mundo (Gálatas 5:22-25; Mateo 25: 37-40; Gálatas 6:10; 1 Corintios 14:12; Efesios 4:11-12; 1 Corintios 12:28; Colosenses 1:29).

11) El ministerio (requisitos)

Los llamados por Dios a su servicio de tiempo completo deben reunir ciertos requisitos 1 Timoteo 3:1-7; Tito 1:5-9.

Y deben ser ordenados, reconocidos, enviados y establecidos por otros reconocidos hombres de Dios. Hechos 13:1-4, (Previo conocimiento de las Bases del Cristianismo con estudios teóricos y prácticos de la doctrina cristiana y del servicio a Dios y al prójimo. Uno de los requisitos es que sea apto para enseñar y para ello debe primero aprender.

1 Timoteo 3:2; Hechos 14: 23; 15:6; 2 Timoteo 2:2; Esdras 7:10.

12) La sanidad Divina.

La sanidad Divina es una parte integral del Evangelio. Es la liberación de enfermedades por un milagro (gradual o instantáneo) de Dios en respuesta a la oración. Ha sido provista en la expiación y es un privilegio de todos los creyentes y de todos aquellos que se acercan en humildad a Dios (o a Jesús) pidiendo su sanidad. Mateo 7:7; Isaías 53:4-5; Mateo 8:16-17; Santiago 5:14-16.

13) La esperanza bienaventurada.

La resurrección los que han muerto en Cristo y su arrebatamiento junto con los que estén vivos en la segunda venida del Señor es la esperanza inminente y bienaventurada de la Iglesia. (1 Tesalonicenses 4:16-17; Romanos 8:23; Tito 2:13;

1 Corintios 15:51-52; Filipenses 3:21; 1 Juan 3:2)

14) El Reino milenario de Cristo.

La segunda venida de Cristo incluye al arrebatamiento (rapto) de los verdaderos cristianos, seguido por un período de gran tribulación y la manifestación del anticristo sobre la tierra y luego de este tiempo vendrá el regreso visible de Cristo con sus santos (todos sus hijos) para reinar sobre la tierra por mil años. (Zacarías 14:4-9; Mateo 24:21, 27-30; Apocalipsis 1:7; 19:11-14; 20:1-6. Este reino milenario traerá la salvación de Israel como nación (Ezequiel 37:21-22; Sofonías 3: 19-20; Romanos 11:26-27; y el establecimiento de una paz universal. (Isaías 11: 6-9; Salmo 72:3-8; Miqueas 4:3-4.

15) El juicio final o Juicio del trono blanco.

Habrá un juicio final en el que los pecadores que han muerto serán resucitados y juzgados según sus obras. Todo aquel cuyo nombre no se halle en libro de la Vida, será confinado sufrir castigo eterno en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda, junto con el diablo y sus ángeles, la bestia (el anticristo) y el falso profeta. (Mateo 25:46; Marcos 9:43-48; Apocalipsis 19:20; 20:10-15; 21:8.

16) Los cielos nuevos y la tierra nueva. Dios hará nuevas todas las cosas.

“Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia”. (2 Pedro 3:13; Apocalipsis 21 y 22). Esto será eterno.

Publicado en blog de Gustavo Isbert | Deja un comentario

CADA CRISTIANO ES UN MISIONERO DEL REINO DE DIOS EN SU RADIO DE INFLUENCIA.

CADA CRISTIANO ES UN MISIONERO DONDE ESTA.

CADA CRISTIANO ES UN MISIONERO DONDE ESTÁ, CON EL PODER SOBRENATURAL DEL ESPÍRITU SANTO EN EL.

ES UN EMBAJADOR DEL CIELO.

ES UN HIJO DE DIOS.

JESUCRISTO VIVE EN EL PARA HACER OBRAS AUN MAYORES QUE LAS QUE HIZO CUANDO ESTABA EN LA TIERRA A TRAVÉS DE CADA CRISTIANO. Juan 14:12.

DEBE BUSCAR LA JUSTICIA, LA VERDAD Y LA SANTIDAD EN TODOS SUS ACTOS.

DEBE ALUMBRAR CON LA LUZ DE DIOS EN DONDE ESTA Y SER UN PESCADOR DE HOMBRES.

DEBE CONTAR SIEMPRE CON LOS MILAGROS DE DIOS PARA UNO MISMO Y PARA LOS DEMAS.

NADA HAY IMPOSIBLE PARA JESUCRISTO QUE VIVE EN NOSOTROS.

JESÚS DIJO “NADA LES SERÁ IMPOSIBLE” Mateo 17:20.

JOSUÉ TENIA “UN PLUS” DE DIOS. DIOS LO RESPALDABA, PORQUE ESTABA HACIENDO LA VOLUNTAD DE DIOS Y CUMPLIA SU PROPOSITO, ENTONCES ERA INVENCIBLE.

JESÚS Y SU ESPÍRITU SANTO VIVEN EN CADA CRISTIANO ¡DESCUBRA ESTO!

RECORDAR EL MILAGRO DEL ESTATERO (Moneda) . JESÚS PUEDE HACER CUALQUIER COSA PARA LA PROVISIÓN O PARA CUALQUIER OTRA NECESIDAD DE NOSOTROS O DE OTRS PERSONAS. Mateo 17:27.

DEBEMOS AYUNAR Y ORAR PIDIENDO MILAGROS PARA MOSTRAR AL CRISTO VIVO QUE ESTA EN NOSOTROS. DEBEMOS ORAR PARA QUE OCURRAN SANIDADES O EXPULSIONES DE DEMONIOS DE LAS PERSONAS, LUGARES, O ZONAS. Mateo 17:21.

SE PUEDE AYUNAR UN DÍA A LA SEMANA O DOS, POR EJEMPLO MIERCOLES Y VIERNES O COMO DIOS LE GUIE.

TENEMOS LAS ARMAS MÁS PODEROSAS PARA CUMPLIR LA GRAN COMISION. 2 Corintios 10:4; Romanos 13:12; Hechos 1:8.

(Romanos 15:18-20) Cada cristiano debería tener este sentir y poder contar estas cosas.

Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras, con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.

Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio.

Publicado en blog de Gustavo Isbert | Deja un comentario