Mensaje de Salvación de tu alma 1

Mensaje de Salvación

Como lo más importante en este mundo es que seas salvo y pases la eternidad en el cielo, he confeccionado algunos mensajes para que puedas aprenderlos y luego enseñarlos a tus seres queridos, amigos y conocidos.

Me preocupa que muchos que creen que son cristianos o que van a ir al cielo, no saben el camino, nunca se arrepintieron de verdad y no tomaron una decisión de recibir a Cristo en sus vidas como su salvador y Rey. Solo siguen en su religión por costumbre.

También hay muchos que profesan ser cristianos y no lo son realmente, pues puede verse por sus frutos e indiferencia a la obra de Dios.

¡ESTE MENSAJE ES PRIMERO PARA TI, Y LUEGO PARA QUE LO COMPARTAS A TODOS LOS QUE PUEDAS, HASTA LLEVARLOS A TRAVÉS DE UNA ORACIÓN (QUE TU PUEDES GUIARLE A REPETIRLA) A RECIBIR A CRISTO EN SU VIDA Y SER SALVOS!

¿Cuántas personas ganaste para Cristo en tu vida? o ¿cuantos ganarás en el futuro? Esta es una guía para ti:

1. Todos necesitamos la salvación a través de la obra de Cristo.

(Romanos 3:23)

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

(Ezequiel 18:20)

El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo…

2. Nosotros no podemos salvarnos a nosotros mismos.

(Eclesiastés 7:20)

Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque.

3. Pero Jesús hizo todo para salvarnos.

(1 Timoteo 2:5)

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo…

(1 Timoteo 2:6)

el cual se dio a sí mismo en rescate por TODOS

(Juan 14:6)

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

4. Dios ama a todos y desean que todos vayan al cielo con El, por eso mandó a Jesús para pagar nuestros pecados en la cruz.

(Juan 3:16)

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

(Juan 3:17)

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

5. Como no podemos cumplir todos los mandamientos a causa de nuestra naturaleza pecaminosa Dios envió a Jesús al mundo quién dio voluntariamente su vida para salvar a todos los que creen en El.

(Gálatas 4:4-5)

Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley (los mandamientos de Dios) a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

(1 Pedro 3:18)

Porque… Cristo padeció una sola vez por los pecados (de todos), el justo murió en lugar de nosotros los injustos, para llevarnos a Dios.

6. La Biblia (La palabra de Dios) nos enseña el camino para ir al cielo y ser salvos y además nos enseña de cómo crecer en la vida cristiana.

(Hechos 4:12)

Y en ningún otro hay salvación; (solo en Jesús) porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

(Juan 15:5)

Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

(Juan 10:10)

Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

(2 Pedro 3:18)

Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él (A JESÚS) sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.

7. Usted decide su propio destino eterno.

(Lucas 13:1)

En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos.

(Lucas 13:2)

Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos?

(Lucas 13:3)

Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

(Hechos 3:19)

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,

(Juan 5:39)

Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;

(Juan 5:40)

y no queréis venir a mí para que tengáis vida.

(Romanos 2:4)

¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?

(Romanos 2:5)

Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,

(Deuteronomio 30:19)

A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;

(Mateo 10:32)

A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.

(Mateo 10:33)

Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.

(Juan 3:36)

El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

8. Debes tomar una decisión de recibir a Cristo, seguirle y que El sea el Salvador y el Rey de tu vida.

(Juan 1:12)

Pero, a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.

(Juan 1:13)

Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios.

(Apocalipsis 3:20)

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

9. Por favor ¡Hazlo ahora por medio de una oración hecha con tus propias palabras, tomando la decisión del punto 8!

(1 Juan 3:2)

Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.

(1 Juan 4:9)

Dios mostró cuánto nos ama al enviar a su único Hijo al mundo, para que tengamos vida eterna por medio de él.

(1 Juan 4:10)

En esto consiste el amor verdadero: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como sacrificio para quitar nuestros pecados.

10. Luego de asegurarte que eres salvo y que tus pecados han sido perdonados según lo que dice la palabra de Dios, puedes aprender estos pasajes de la Biblia para guiar a otros a la salvación.

(1 Timoteo 2:3)

Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador,

(1 Timoteo 2:4)

El cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

(Marcos 16:15)

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

Dios te bendiga mucho. Predicador Gustavo Isbert.

Estamos en este tiempo: (Mateo 24:14)

Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s