Recibí esta palabra de Dios….hoy. 7/9/2013.

Recibí esta palabra de Dios:

(Isaías 57:14)

Dios dice: « ¡Reconstruyan el camino! Quiten las rocas y las piedras del camino para que mi pueblo pueda volver del cautiverio».

(Isaías 57:14)

Y dirá: Allanad, allanad; barred el camino, quitad los tropiezos del camino de mi pueblo.

(Isaías 62:10)

¡Salgan por las puertas! ¡Preparen la carretera para el regreso de mi pueblo! Emparejen el camino, saquen las rocas y levanten una bandera para que la vean todas las naciones.

(Isaías 62:11)

El SEÑOR ha enviado el siguiente mensaje a cada país: «Díganle a mi pueblo “Miren, ya viene su Salvador. Vean, El trae consigo su recompensa”».

Quiero decirles estas palabras que recibí de Dios a todos los ministros religiosos y dirigentes de denominaciones religiosas.

Hay una orden de Dios de hacer las cosas más sencillas para la gente que no sabe nada de religiones, la orden es sacar toda tradición religiosa que entorpezca el camino a los que vienen a buscar de Dios.

Denles mi palabra y mi amor y no añadan trabas o requisitos humanos a las vidas de los que vienen con sed.

Seré muy estricto en esto y enviaré mis juicios a aquellos que detengan la entrada a mi Reino a las personas nuevas o le agreguen cargas que yo no quiero agregarles.

Mis juicios caerán sobre denominaciones religiosas que han complicado la sencillez del cristianismo.

Yo no fundé esas denominaciones sino que los hombres las fundaron en mi nombre.

Ustedes mis seguidores deben ser llamados cristianos como al principio y ser uno en mí, yo he venido y vendré para atraerlos a mi lado no a una determinada religión.

Aún los seminarios se han hecho muy complejos y costosos y largos, lo mismo que los requisitos para ingresar en ellos y para ser “miembros” de las iglesias y muchas cosas similares a estas.

Las ovejas que he puesto a el cuidado de mis pastores no son propiedad de mis pastores ni ellos deben “atarlas” de diferentes maneras para que no se vayan, recuerden que yo no “ataba” a nadie a mi, sino que el que se quería ir lo dejaba ir. Juan 6:67; Mateo 19:22.

Yo prospero mis obras, haz lo correcto y no tengas miedo que la gente se vaya. Juan bautista decía la verdad (un poco duramente) y venían a él de todas partes. ¡Recuérdalo! Tu habla la verdad en amor y se tu mismo.

También si no administran bien el dinero que mi pueblo da para mi obra yo intervendré quitándoles mi bendición.

Si la obra es mía YO LA SOSTENDRÉ y si no es mía ¡déjala morir!

Hechos 5:38-39.

Recuerden que yo suelo “quitar candeleros de su lugar”

(Apocalipsis 2:5)

Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

Recuerden otra cosa, que en este tiempo sucederá esto, Mateo 24:10, así que no quiero “guerra” de hermanos contra hermanos por cosas de poca importancia o detalles de doctrina y menos hacerlas públicas (estas quejas o diferentes opiniones.).

(Mateo 24:10)

Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. NO CAIGAN EN ESTA TRAMPA DEL DIABLO. No crea que hace bien y que está “defendiendo una verdad” públicamente y sea para tropiezo de los que no me conocen o de mis hijos. Si usted difiere en algo con su hermano predicador, llámelo aparte y haga lo que hicieron Priscila y Aquila con Apolos.

Hechos 18:26.

Deja que yo “me defienda” y que yo trate con mis siervos.

(Romanos 14: 4)Paráfrasis.

¿Quién eres tú para juzgar a los sirvientes de otro? Un ministro de Dios sirve a Dios. Su amo dirá si quedan en pie o caen. Y, con la ayuda del Señor, quedarán en pie y recibirán la corrección y aprobación de él.

(Romanos 14:4)

¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme.

Estaré también en contra (y se verá) de los líderes religiosos que se enseñorean de las almas. Las almas son mías dice Dios, lo mismo que cada iglesia.

No deben decir la iglesia de fulano, y menos decir MÍ Iglesia.

Todo me pertenece a mi dice Dios. Y yo pongo y saco a los ministros.

Muchos ministros que creen que irán al cielo y están permitiendo que mi pueblo peque y no les enseñan la verdad de mi palabra (por no perder puestos religiosos) (o gente) (o en el fondo, el dinero) serán juzgados a la manera de

1 Corintios 11:30-31.

Verán un remover en el ámbito religioso de muchas cosas, como templos lujosos venderse y me verán quitar la bendición del que busque grandezas personales y no me de a mí la gloria.

Pero prosperaré a personas como Abraham, Job, Josafat, David etc.

Los ministros religiosos están para ser siervos: no para ser “Señores”.

Es tiempo de salvar almas y quitarles los tropiezos del camino de mi pueblo que quiere volver a mí.

No es tiempo de lujosos edificios, ni enredarse en complicadas burocracias, es tiempo de la cosecha mundial. Mateo 24:14. Y deben mostrarme a las personas como realmente soy. (Jesús).

Díganles que las amo y estoy dispuesto a perdonarlas y quiero que estén conmigo para siempre.

JESÚS.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s