PALABRAS DE JESÚS SOBRE EL MATRIMONIO.

PALABRAS DE JESÚS SOBRE EL MATRIMONIO: Meditemos y obedezcamos sus palabras.

(Lucas 16:18)

Todo el que repudia a su mujer, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada del marido, adultera.

(Pensemos este ejemplo: una mujer buena que el marido la deja: el que se casa con ella comete adulterio).

(1 Corintios 6:9-10) Esto es palabra de Dios y una advertencia para los que no lo saben.

¿No sabéis que los injustos no heredarán el Reino de Dios? No erréis; ni los FORNICARIOS, ni los idólatras, ni los ADÚLTEROS, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el Reino de Dios.

(Hebreos 13:4)

Honren el matrimonio, y los casados manténganse fieles el uno al otro. Con toda seguridad, Dios juzgará a los que cometen inmoralidades sexuales y a los que cometen ADULTERIO.

(1 Corintios 7:10)

Pero a los que están unidos en matrimonio, MANDO, no yo, SINO EL SEÑOR (Jesús): Que la mujer no se separe del marido;

(1 Corintios 7:11)

y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer.

Si se quisieron al principio, con buena voluntad, comprensión y perdón puede haber una restauración.

(1 Corintios 7:15) Si uno de los dos no es de Dios y quiere separarse… bueno… que se separe, pero no dice que se puede volver a casar ninguno de los dos.

Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios.

(1 Corintios 7:39) Solo si el marido muere está libre para casarse otra vez.

La mujer casada está ligada por la ley mientras su marido vive; pero si su marido muriere, libre es para casarse con quien quiera, con tal que sea en el Señor.

(1 Corintios 7:39)

La mujer casada está ligada a su esposo mientras este vive; pero si el esposo muere, ella queda libre para casarse con quien quiera, con tal de que sea un creyente. (Pero debe ser una persona de Dios)

Analicemos ahora esto:

(1 Corintios 7:24) Cada uno, hermanos, en el estado en que fue llamado, así permanezca para con Dios.

Cuando una persona se convierte a Cristo no debe dejar a su pareja, debe procurar que se convierta a Cristo y si debe arreglar su situación con “La parte civil y la iglesia”

La iglesia no debe casarlos si son divorciados (y su ex cónyuge vive), o uno de ellos es divorciado, sino se puede orar por ellos para que estén bien (tal vez en una ceremonia privada).

Ej: se convierte a Cristo una mujer y luego su pareja, (así llegan al Señor, ya estaban juntos) pero su pareja es casado con otra (se hace una oración de bendición), no se les dice que se separen y si se muere (o cuando se muera la ex mujer del hombre), entonces se pueden casar por la iglesia habiendo antes arreglado sus papeles en lo civil.

Cada uno, hermanos, en el estado en que fue llamado, así permanezca para con Dios.

(1 Corintios 7:16)

¿Acaso ustedes, esposas, no se dan cuenta de que sus maridos podrían ser salvos a causa de ustedes? Y ustedes, esposos, ¿no se dan cuenta de que sus esposas podrían ser salvas a causa de ustedes?

(Mateo 19:3-6)

Entonces vinieron a él los fariseos, tentándole y diciéndole: ¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa?

El, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra (mujer) los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a SU mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.

(Mateo 19:9)

Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera.

Note que no dice adulterio, porque muchos entendidos de la palabra de la palabra de Dios dicen que este pasaje se refiere que es cuando el marido se casa pensando que su mujer era virgen, pero descubre que no era así sino que ha fornicado antes y en ese caso el matrimonio puede quedar anulado.

(Marcos 10:6)

Pero, desde el principio de la creación, “Dios los hizo hombre y mujer”. Un hombre y una mujer, a Adán Dios le dio solo una mujer SU mujer: Eva.

(Marcos 10:11)

(Jesús) les dijo: Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella;

(Marcos 10:12)

y si la mujer repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio.

PD: Cada caso es diferente y cada caso debe ser analizado por los pastores de la Iglesia.

Pero la palabra de Dios es clara al respecto. Dios juzgará a los Pastores que tomen con liviandad su palabra y casen a cualquiera, sea quien sea, sin analizar la situación.

¡Si! ¡Es una gran responsabilidad!

Lea de nuevo los pasajes de la palabra de Dios y sea sincero/a al leer lo que está escrito y ponga en orden su situación. Toda situación tiene arreglo y aunque llegue a una situación ideal se debe buscar la voluntad de Dios en primer lugar.

Recuerde: Dios conoce los corazones y sus intenciones más profundas.

¡NADA ES IMPOSIBLE PARA DIOS!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s