Dios permite que…

Muchas veces el Señor permite que nos pasen cosas “malas” para que podamos sentir compasión por otros y comprenderlos, así los podremos ayudar mejor.

En el mismo lugar en que el diablo nos hiere (o la vida), una vez que Dios nos ha sanado, recibimos poder para sanar a otros.

Cada herida cada cosa mala que nos sucede puede ser transformada en autoridad para hacer el bien en esa misma área.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s