¡Demos a Dios lo que es de Dios!

Hermanos: Si no damos a Dios lo que es de Dios ¿como podemos pedirle que nos bendiga y nos prospere?

Al no dar de lo que El  mismo nos da estamos cortando el fluir de la bendición de Dios hacia nosotros, estamos diciendo que no nos interesa su obra y su iglesia y que no la amamos.

¿Que debemos dar? primero a nosotros mismos a Dios, nuestro tiempo, ayuda, dinero ¿cuanto? lo que consideres que valga la pena dar para la obra de Dios.. ser generoso y dar lo que El ha ordenado. Todo viene de El y El puede retirarnos o aumentarnos la bendición económica.

El es nuestro patrón y proveedor. El te da 10 partes y te dice quédate tu con 9 y da para mi obra (la iglesia que asistes: 1 sola de las partes) y si ni siquiera haces eso… ¿como puedes esperar que Dios te prospere?. Además de eso, sé generoso y da ofrendas voluntarias.

Lo más importante y eterno es la iglesia de N.S.Jesucristo y la extensión de su Reino. Muchos tienen miedo de servir a Dios porque la gente no entiende y no apoya económicamente, pero Dios tiene muchos recursos y lo que vos no des, El lo va a proveer de otro lado. Yo hace 40 años que sirvo y trabajo solo para Dios, y te digo de verdad que he sido el que mas ha dado dinero para la iglesia de todos los que una vez asistieron y NUNCA me faltó nada. Así es Dios. ¿Quieres vivir con la bendición y provisión de El? ¡Depende de ti!(2 Corintios 9:6)
Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.
(2 Corintios 9:10)
Pues es Dios quien provee la semilla al agricultor y luego el pan para comer. De la misma manera, él proveerá y aumentará los recursos de ustedes y luego producirá una gran cosecha de generosidad en ustedes.
(2 Corintios 9:11)
Efectivamente, serán enriquecidos en todo sentido para que siempre puedan ser generosos.
(2 Corintios 9:8)
Y Dios proveerá con generosidad todo lo que necesiten. Entonces siempre tendrán todo lo necesario y habrá bastante de sobra que compartir con otros.

(Malaquías 3:10)
Traigan todos los diezmos al depósito del templo, para que haya suficiente comida en mi casa. Si lo hacen —dice el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales— les abriré las ventanas de los cielos. ¡Derramaré una bendición tan grande que no tendrán suficiente espacio para guardarla! ¡Inténtenlo! ¡Pónganme a prueba!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s