Cuando me convertí a Cristo…

Cuando yo me convertí a Cristo no tenía problemas de dinero, ni de salud, ni de drogas, ni de alcohol, ni problemas sentimentales, ni de grandes pecados y tenía una muy buena familia y también tenía “mi religión” la cual cumplía bastante bien, pero tenía un gran vacío en mi corazón que solo lo llenó Cristo. Pr Gustavo Isbert S. Juan 3:16-17; S. Juan 1:12; 2 Corintios 5:17

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s