La opinión de Dios…

La opinión de Dios y solo de El, acerca de usted es lo único que le debe importar de verdad.

Si El nos aprueba y nos valora esa es la única opinión que nosotros necesitamos.

Muchas veces nos preocupamos de muchas cosas que no podemos controlar.

Dejémosle a Dios que haga lo que solo El puede hacer (claro…yo se que el es real y interactúa con nosotros y que cuando oramos cambian las cosas para bien).

Confíe en que en su infinito amor por usted y su gran misericordia siguen “funcionando hoy” y que El actuará a favor de usted.

(Jeremías 31:3)

Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.

La verdad es que el amor de Dios por usted es incondicional, el nos ama todo el tiempo con un amor infinito. Dios puede ayudarle ¡Y lo hará! Pero como el es justo y no puede pasar por alto el pecado, por eso envió a Jesús (su Hijo amado) a morir por usted en la cruz para morir en lugar suyo y llevar la culpa (de usted) en la cruz.

Comience por entregarle su vida a El y pídale perdón por todos sus pecados.

(Mateo 6:25)

Por eso les digo que no se preocupen por la vida diaria, si tendrán suficiente alimento y bebida, o suficiente ropa para vestirse.

(Mateo 6:27)

¿Acaso con todas sus preocupaciones pueden añadir un solo momento a su vida?

(Mateo 6:31)

Así que no se preocupen por todo eso diciendo: “¿Qué comeremos?, ¿qué beberemos?, ¿qué ropa nos pondremos?”.

(Mateo 6:32)

Esas cosas dominan el pensamiento de los incrédulos, pero su Padre celestial ya conoce todas sus necesidades.

(Mateo 6:33)

Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten.

El temor a fallarle a Dios tiene sus raíces en no comprender al amor incondicional de Dios hacia usted. Se origina en no saber que Dios nos ama como un Padre que nos comprende en nuestras flaquezas y esta más pendiente de nosotros cuando estamos más errados, así como el Padre estaba preocupado por su hijo descarriado en Lucas 15:11-32

Usted nunca puede desilusionar a Dios El lo conoce y lo comprende y nunca le va a rechazar ni dejar de amarlo.

(Salmos 103:11)

Pues su amor inagotable hacia los que le temen es tan inmenso como la altura de los cielos sobre la tierra.

(Salmos 103:12)

Llevó nuestros pecados tan lejos de nosotros como está el Oriente del Occidente.

(Salmos 103:13)

El SEÑOR es como un padre con sus hijos, tierno y compasivo con los que le temen.

(Salmos 103:14)

Pues él sabe lo débiles que somos; se acuerda de que somos tan sólo polvo.

(Salmos 103:2)

Que todo lo que soy alabe al SEÑOR; que nunca olvide todas las cosas buenas que hace por mí.

(Salmos 103:3)

Él perdona todos mis pecados y sana todas mis enfermedades.

(Salmos 103:4)

Me redime de la muerte y me corona de amor y tiernas misericordias.

¿Ha llegado a comprender que Dios lo ama con amor de Padre aunque usted lo rechace deliberadamente, o se equivoque seguido? Dios lo buscará y le enseñará de las mas diversas maneras.

(Hebreos 13:5)

Estén contentos con lo que tienen, pues Dios ha dicho: «Nunca te fallaré. Jamás te abandonaré».

(Hebreos 13:6)

Así que podemos decir con toda confianza: El SEÑOR es quien me ayuda, por eso no tendré miedo.

(Isaías 43:10)

«Pero tú eres mi testigo, Israel —dice el SEÑOR—, tú eres mi siervo. Tú has sido escogido para conocerme, para creer en mí y comprender que sólo yo soy Dios. No hay otro Dios; nunca lo hubo y nunca lo habrá.

(Isaías 43:11)

Yo, sí, yo soy el SEÑOR, y no hay otro Salvador.

(Isaías 43:13)

Desde la eternidad y hasta la eternidad, yo soy Dios. No hay quien pueda arrebatar a nadie de mi mano; nadie puede deshacer lo que he hecho».

(Isaías 43:25)

»Yo, sí, yo solo, borraré tus pecados por amor a mí mismo y nunca volveré a pensar en ellos.

(Isaías 41:13)

Pues yo te sostengo de tu mano derecha; yo, el SEÑOR tu Dios. Y te digo: “No tengas miedo, aquí estoy para ayudarte.

(Isaías 41:10)

No tengas miedo, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te daré fuerzas y te ayudaré; te sostendré con mi mano derecha victoriosa.

Si usted es una persona de Dios, aprópiese de las promesas de Dios que hemos escrito antes.

Si usted no sabe si es hijo de Dios o no, lea estas palabras de Dios, haga por favor con toda sinceridad la oración de entrega de su vida a Dios y entonces todas las promesas de La palabra de Dios serán para usted y tendrá la vida eterna.

(Juan 3:3)

Jesús le respondió: —Te digo la verdad, a menos que nazcas de nuevo, no puedes ver el reino de Dios.

(Juan 3:16)

Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

ORACIÓN DE ENTREGA DE SU VIDA A DIOS:

Querido Dios gracias por amarme tanto que enviaste a Jesús a pagar mis pecados y mi culpas en la cruz. En este momento te entrego mi vida y decido seguirte a ti.

Recibo en este momento a Jesús en mi corazón como mi Salvador y Rey.

Y recibo el nuevo nacimiento de tu Espíritu Santo, la vida eterna, tu perdón total y la salvación de mi alma. Amén.

Una de las causas más importantes de ansiedad es el anhelo de que lleguen cosas buenas en el futuro.

Disfrute el día de hoy contando que Dios está a su lado y no necesita usted pedir audiencia para hablarle. Su presencia nos da la verdadera paz y alegría HOY.

Confíe todas sus ansiedades a Dios porque El tiene cuidado de ustedes.

Recuerde ¡EL ES REAL Y ESTA AL LADO SUYO EN ESTE MISMO MOMENTO!

QUIERO QUE SEPA ESTO:

El Dios que está en control de todas las cosas en el presente también es el Dios que está completamente en control del futuro, (y que controló su pasado aunque usted no lo entienda del todo)

¡El ya ha preparado para lo que vendrá a usted!

Ya ha provisto lo que necesitará mañana.

Ya ha anticipado los problemas de su futuro que usted enfrentará junto con Dios

y El ya puesto en acción todo lo necesario para resolverlos.

Usted no puede predecir el futuro, no puede controlarlo, ni puede prepararse para todas las cosas que podrían sucederle y no puede controlar, ni saber cuales serán sus necesidades futuras.

Dios solo puede hacerlo y ¡Ya lo ha hecho!

Porque el sabe el futuro y ya ha hecho provisión para usted y nada lo toma por sorpresa. Dios no está desprevenido.

Por lo cual usted no debe vivir con ansiedad por el futuro.

Dios estará a su lado ¡SIEMPRE!

¡DIOS NO QUIERE QUE USTED VIVA EN UNA ANSIEDAD CONSTANTE!

Lo que quiere Dios es que resistamos la tendencia a vivir preocupados,

temerosos y además que rechacemos todo lo que quite nuestra paz y que “pisotiemos” todos los problemas y trabas que el diablo o la vida nos ponga por delante.

Confíe totalmente en Dios y déle gracias por sus bendiciones.

Dios estará a su lado ¡SIEMPRE!

Le animo para que desde hoy:

Rechace todo tipo de ansiedad y la expulse de su vida confiando en Dios para todo.

(1 Pedro 5:7)

Echen toda vuestra ansiedad sobre él, (Dios) porque él tiene cuidado de vosotros.

Créale a Dios porque el dice que tiene por usted un cuidado constante.

Ríndale a Dios el control total de cada área de su vida.

Niéguese a que le haga mal lo que otras personas digan o piensen de usted.

Funcione según las pautas de Dios y no las de las demás personas.

(“Lo que hacen todos”).

Que sus prioridades sean las prioridades de Dios.

Decida vivir “el hoy” y no viva imaginando lo que le sucederá mañana: Le digo otra vez: Dios tendrá en ese momento las solución y lo guiará en lo que deberá hacer.

Y también:

No pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.

(1 Timoteo 6:17)

Hoy vi en la televisión a un muchacho cristiano que le faltan los brazos y las piernas y ora por los enfermos y se sanan.

El dijo: “Si Dios no te sana a vos, sé vos el portador de un milagro”.

El fue a la India y una anciana le dijo a este muchacho “si Jesús es real que sane a mi hija que es paralítica y el oró y la mujer se sanó (El oró luchando consigo mismo siendo el solo una persona de la cintura para arriba y la cabeza) (nació así) y muchos Hindúes se convirtieron al Señor, junto con la madre y la hija.

Lo interesante es que la paralítica que se sanó, era la jefa de la prostitución en esa zona y había hecho trabajar en eso a más de 60 mujeres. Entonces El pensó “Si Dios tuvo misericordia de esa mujer puede tenerla con cualquiera. Y sigue orando por los enfermos.

Meditemos en este ejemplo de fe.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s