¡El avivamiento espiritual debe comenzar en cada cristiano!

La mayoría de los cristianos saben del avivamiento final que DIOS traerá en breve tiempo sobre toda la tierra… hay quienes dicen ¡el avivamiento va a empezar por tal o cual parte! y así….pero el avivamiento debe empezar en Ti. Si estás lleno del Espíritu Santo, si estás caminando en su presencia y brillando con su luz y comienzas a llevar la palabra donde estés, donde esté la necesidad, donde haya personas necesitadas, sobre todo a tu alrededor, empezando por tus familiares, amigos y conocidos Hechos 10:24; Marcos 5:19-20. Aunque muchos desean y quieren predicar en grandes iglesias e ir a otras naciones (mientras que no predican a nadie a su alrededor) están sin saber que cada uno de nosotros somos un templo del Espíritu Santo, Embajadores del Reino de los cielos y de Cristo, escogidos por DIOS para contar las virtudes de aquel (Jesús) que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable.

Todos somos llamados a cumplir la Gran comisión de N.S.Jesucristo. Mateo 28:18-20; Marcos 16:15-18.

Aviva entonces el don que tienes que te ha dado DIOS. 1 Timoteo 1:6 y ve a aquellos que están esperando por una palabra de aliento, de esperanza y de salvación, de sanidad, de ánimo, de restauración, porque dice la palabra de DIOS: que DIOS es padre de toda consolación, 2 Corintios 1:3-4, así que haz la obra de evangelista y predica a tiempo y afuera de tiempo.

1 Timoteo 4:5, 2. Agrada Dios y no a los hombres. Dios te bendiga con su presencia constante y actuando Jesús (que vive en ti) a través tuyo con su gran poder. Bendiciones para tu vida, tu familia y que El Señor Jesús esté contigo en su servicio a El. 1 Pedro 4:10-11. ¡ACTÚA CON CRISTO Y UTLIZA EL PODER QUE TE HA DADO GUIADO SIEMPRE POR EL ESPÍRITU SANTO! Marcos 16:20.

(Marcos 16:20)

Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén.

(1 Corintios 2:4)

y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,

(Romanos 15:18)

Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras,

(Romanos 15:19)

con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.

(Romanos 15:20)

Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno,

(Colosenses 1:29)

para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí.

(Efesios 3:20)

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros,

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s