DEBEMOS PEDIR UNA VISITACIÓN DE DIOS.

VISITACION DE DIOS:

DEBEMOS PEDIR UNA VISITACIÓN DE DIOS:

Una visitación de Dios es cuando el irrumpe en la escena de una manera constante y no esporádica hasta cumplir un propósito suyo en respuesta de las oraciones de su pueblo. Ejemplo Los israelitas oraban para que Dios los saque de la opresión y esclavitud de los Egipcios. Satanás representa a faraón y los egipcios a los demonios.

Debemos pedir que Dios nos visite mundialmente para cumplir con el propósito de Dios de la evangelización mundial con señales, prodigios y milagros predicando y demostrando la venida del Reino de Dios y su invasión en el reino de las tinieblas.

Dios dice: ahora voy a sacar a mi pueblo de Egipto para que crucen el Jordán y los lleve a la tierra prometido (el cielo).

(Éxodo 3:2) El pueblo de Dios oró fervientemente entonces ¡APARECIÓ DIOS!

Y se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía.

(Éxodo 3:3)

Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema.

USTED AHORA ES UN GRANDE VISIÓN. USTED ES LA ZARZA QUE ARDE Y NO SE CONSUME.

(Éxodo 3:7)

Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias,

(Éxodo 3:8)

y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel…

(Éxodo 3:9)

El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen.

(Éxodo 3:16)Dios le dijo además a Moisés:

Vé, y reúne a los ancianos de Israel, y diles: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, me apareció diciendo: En verdad os he visitado, y he visto lo que se os hace en Egipto;

(Éxodo 4:31)

Y el pueblo creyó; y oyendo que Jehová había visitado a los hijos de Israel, y que había visto su aflicción, se inclinaron y adoraron.

(Colosenses 1:27) DIOS ESTÁ AHORA EN NOSOTROS NO EN UNA ZARZA NOSOTROS SOMOS LOS QUE DEBEMOS ALUMBRAR CON LA LUZ DE DIOS.

a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,

(Colosenses 1:29)

para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s