COMO SER UN CRISTIANO DE VERDAD:

COMO SER UN CRISTIANO DE VERDAD:

Quiero que sepas que nadie es cristiano por tener una religión cristiana o por haber hecho ciertos ritos cristianos o ir a la iglesia.

Quiero explicarte como ser realmente alguien que tenga la vida eterna y la certeza que cuando muera va a estar con Dios para siempre.

Debes saber que Dios te ama y quiere salvarte del infierno y que tengas amistad con El para siempre a partir de hoy.

Así dicen las sagradas escrituras:

(Juan 3:16)

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, (Jesús) para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

(Juan 3:17)

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

(1 Timoteo 2:4)

Dios quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

(Romanos 3:23)

Pero todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios.

(1 Juan 1:9)

Pero, si confesamos nuestros pecados a Dios, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.

(Hechos 3:19) Entonces debemos hacer esto:

Ahora pues, arrepiéntanse de sus pecados y vuelvan a Dios para que sus pecados sean borrados.

Cristo en la cruz hizo una obra maravillosa y pagó nuestra deuda de pecado muriendo en tu lugar y en el mío.

(Isaías 53:6)

Todos nosotros nos hemos extraviado como ovejas; hemos dejado los caminos de Dios para seguir los nuestros. Sin embargo, el SEÑOR puso sobre él los pecados de todos nosotros.

(1 Pedro 3:18)

Cristo sufrió por nuestros pecados una sola vez y para siempre. Él nunca pecó, en cambio, murió por los pecadores para llevarlos a salvo con Dios.

(1 Pedro 2:24)

Él mismo cargó nuestros pecados sobre su cuerpo en la cruz…

Por sus heridas, son sanados.

(Romanos 3:24)

Con una bondad que no merecemos, Dios nos declara justos por medio de Cristo Jesús, quien nos liberó del castigo de nuestros pecados.

(Romanos 3:25)

Pues Dios ofreció a Jesús como el sacrificio por el pecado. Las personas son declaradas justas a los ojos de Dios cuando creen que Jesús sacrificó su vida al derramar su sangre.

(1 Juan 4:10)

En esto consiste el amor verdadero: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como sacrificio para quitar nuestros pecados.

(Hebreos 1:3)

El Hijo (Jesús)…después de habernos limpiado de nuestros pecados, se sentó en el lugar de honor, a la derecha del majestuoso Dios en el cielo.

Esto explicaron loa apóstoles a un carcelero cuando el les preguntó ¿como podía ser salvo? y le dijeron:

(Hechos 16:31)

Cree en el Señor Jesús, y obtendrás la salvación tú y tu familia.

Le explicaron estas cosas, y lo que dice la palabra de Dios: Jesús está afuera de nosotros pero quiere entrar en nosotros (no por medio de la comunión) sino literalmente quiere vivir en nosotros y que su Espíritu santo se una a nuestro espíritu para que podamos tener vida espiritual, nacer de nuevo (del Espíritu santo) y tener vida eterna. Juan 3:3.

(Apocalipsis 3:20)

¡Mira! Yo estoy a la puerta (de tu corazón) y llamo. Si oyes mi voz y abres la puerta, yo entraré y cenaremos juntos como amigos.

Debemos dejar entrar en nuestra vida a Jesús (recibirle) y entregarle el control de la misma.

¿Qué debemos hacer ahora, entonces?

Recibir a Cristo por medio de una oración: (Puede ser esta u otra similar).

¿Quiere orar esta oración ahora? ¡Hágala de todo corazón!

Oración: Querido Jesús, te doy gracias porque en la cruz llevaste mi culpa y mis pecados para que yo pueda ir al cielo, en este momento tomo la decisión de arrepentirme de cada uno de ellos y de recibirte en mi corazón. Te pido que ahora entres en mi vida, te invito a que entres en mi corazón y te recibo como mi Rey y salvador de mi vida.

Gracias Jesús porque me has perdonado, porque ahora soy un verdadero cristiano, un hijo tuyo y has entrado en mi vida, tengo vida eterna y soy salvo. Amén.

(Juan 1:12) Así llegamos a ser verdaderos cristianos y verdaderos hijos de Dios.

Pero a quienes lo recibieron y creyeron en él, les concedió el privilegio de llegar a ser hijos de Dios.

(1 Juan 5:12)

El que tiene al Hijo de Dios, (Jesús) tiene también esta vida (eterna) ; pero el que no tiene al Hijo de Dios, no la tiene.

Si tenemos a Jesús, somos salvos y tenemos vida eterna y la seguridad de la salvación.

(1 Juan 5:13)

Les escribo esto a ustedes que creen en el Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna.

(Romanos 8:1)

Por lo tanto, ya no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús.

(Romanos 5:1)

Por lo tanto, ya que fuimos declarados justos a los ojos de Dios por medio de la fe, tenemos paz con Dios gracias a lo que Jesucristo nuestro Señor hizo por nosotros.

Las escrituras nos hablan de la seguridad de la salvación, de que cuando muramos iremos al cielo y seremos semejantes a Jesús.

(1 Juan 3:1)

Miren con cuánto amor nos ama nuestro Padre que nos llama sus hijos, ¡y eso es lo que somos!

(1 Juan 3:2)

Queridos amigos, ya somos hijos de Dios, pero él todavía no nos ha mostrado lo que seremos cuando Cristo venga. Pero sí sabemos que seremos como él, porque lo veremos tal como él es.

¡Bienvenido a la familia de Dios!

Predicador Gustavo Isbert.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s