MENSAJE DE SALVACIÓN:

MENSAJE DE SALVACIÓN

¿No sentís como un vacío en tu corazón?

¿Tienes la seguridad de que vas a ir al cielo cuando mueras?

¿Si murieras ahora, a donde irías? ¿Al cielo o al infierno?

¿Sabes que en toda la Biblia no se menciona el purgatorio, ni se insinúa de su existencia?

¿Sabías que nunca en la palabra de Dios se hizo una oración por los muertos para que salgan de un lugar de tormento para que luego vayan al cielo?

Te lo digo: El purgatorio NO EXISTE.

¿Hiciste muchos ritos religiosos y no tienes la total seguridad que al morir vas a ir al cielo con Dios y no te sentís realmente perdonado en este momento?

¿Sabes que se puede tener la seguridad de la salvación al conocer la obra de Cristo en nuestro favor y recibirle en tu corazón?

¿Quieres saber como ser salvo? : Si tu respuesta es sí entonces continua leyendo)

1. Tienes que saber que Dios te ama y quiere que estés con El para siempre en el cielo.

Las sagradas escrituras dicen:

(Romanos 5:8)

Dios mostró el gran amor que nos tiene al enviar a Cristo a morir por nosotros cuando todavía éramos pecadores.

(1 Timoteo 2:4)

Quien (Dios) quiere que todos se salven y lleguen a conocer la verdad.

2. Pero todos tenemos pecados.

(Romanos 3:10)

Como dicen las Escrituras: «No hay ni un solo justo, ni siquiera uno.

(Romanos 3:23)

Pues todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios.

3. Entonces debemos arrepentirnos de verdad y convertirnos a Dios.

Estos no deben ser arrepentimientos parciales y luego seguir haciendo lo mismo.

Eso pasa porque no tienes a Cristo en tu corazón que vence el poder del pecado en ti y tu tendencia a pecar.

Cuando Cristo entra en tu vida (no en la comunión), comienzas a darte cuenta que estás cambiando y ya podes vencer ciertos pecados que antes inclusive te gustaban.

(2 Corintios 5:17)

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

(Hechos 3:19)

Ahora pues, arrepiéntanse de sus pecados y vuelvan a Dios para que sus pecados sean borrados.

4. Debes saber que Cristo en la cruz llevó tus pecados y el castigo de ellos… que es la separación eterna de Dios. El murió en tu lugar y en el mío porque la paga que da el pecar es la muerte pero el regalo de Dios es vida eterna con Cristo Jesús. Por eso al morir dijo “Consumado es” (Todo está pagado). Nuestra deuda con Dios fue pagada por Jesús el cordero de Dios que murió en nuestro lugar.

(1 Pedro 3:18)

Cristo sufrió por nuestros pecados una sola vez y para siempre. Él nunca pecó, en cambio, murió por los pecadores para llevarlos a salvo con Dios.

(Efesios 2:4-5)

Pero Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto que, a pesar de que estábamos muertos por causa de nuestros pecados, nos dio vida cuando levantó a Cristo de los muertos. (¡Es sólo por la gracia de Dios que ustedes han sido salvados!)

(Efesios 2:8)

Dios los salvó por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios. (Debes creer estas buenas noticias) (Eso es lo que significa la palabra Evangelio).

(2 Corintios 5:19)

Pues Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo, no tomando más en cuenta el pecado de la gente. Y nos dio a nosotros este maravilloso mensaje de reconciliación.

(2 Corintios 5:20)

Así que somos embajadores de Cristo; Dios hace su llamado por medio de nosotros. Hablamos en nombre de Cristo cuando les rogamos: «¡Vuelvan a Dios!».

5. Ya sabemos y creemos esto pero ahora debemos tomar una decisión personal: Que es recibir a Cristo en nuestro corazón (por medio de una oración), aceptando su obra a favor nuestro y el regalo de la salvación, y aceptándolo a El como nuestro personal salvador, señor y Rey. Así dice la palabra de Dios:

(Juan 1:12)

Pero, a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.

(Juan 1:13)

Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios.

¿Quieres orar esta oración de todo corazón para ser salvo?:

Querido Jesús gracias porque moriste por mi en la cruz y llevaste allí mi culpa. Gracias por tan grande amor. En este momento tomo una decisión: me arrepiento de TODOS mis pecados y recibo tu salvación y perdón. También tomo la decisión de recibirte como mi Salvador, Señor y Rey, entra en mi corazón y dame tu Espíritu Santo. Gracias Jesús, porque has venido a mi vida, recibo tu salvación tu vida y la vida eterna. Gracias porque ahora soy un hijo/a tuyo. Amén.

Esto dice la palabra de Dios:

(Romanos 3:24)

….con una bondad que no merecemos, Dios nos declara justos por medio de Cristo Jesús, quien nos liberó del castigo de nuestros pecados.

(Romanos 5:1)

Por lo tanto, ya que fuimos declarados justos a los ojos de Dios por medio de la fe, tenemos paz con Dios gracias a lo que Jesucristo nuestro Señor hizo por nosotros.

(Romanos 8:1)

Por lo tanto, ya no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús.

Déle gracias a Dios por ser salvo/a y ser ahora verdaderamente un hijo/a de Dios.

(1 Juan 3:1)

Miren con cuánto amor nos ama nuestro Padre que nos llama sus hijos, ¡y eso es lo que somos!

(1 Juan 3:2)

Queridos YA somos hijos de Dios, pero él todavía no nos ha mostrado lo que seremos cuando Cristo venga. Pero sí sabemos que seremos como él, porque lo veremos tal como él es.

Pr. Gustavo Isbert: Dios le bendiga mucho:

http://www.elcieloesunlugar.com.ar

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s