Recibí esta palabra de Dios hoy: Predicador Gustavo Isbert.

Recibí esta palabra de Dios hoy: Predicador Gustavo Isbert

Prepárate a volar alto pero en soledad, pues son muy pocos los que quieren hacerlo y los que logran atravesar miles de “barreras, trabas, pecados e intereses personales y deleites diversos” para volar muy cerca de mí. Son pocos los que me aman lo suficiente para dejar “sus cosas” y trabajar conmigo en mi obra y llevar su cruz.

Para “volar alto” primero hay que proponerse a hacerlo, y luego tener la valentía para subir a lo más alto atravesando todas las barreras que el maligno ha puesto en el camino.

Este es el tiempo de la gran cosecha Mateo 24:12-14 pero también muchos de mis siervos e hijos se “enfriarán” es decir, harán concesiones a personas sobre mi palabra, hablarán lo que las personas quieren oír y serán los maestros que la gente escucharán, porque serán conforme a lo que quieran oír y a sus propias concupiscencias.

Muchos maestros de esos llevarán mucha gente para si mismos y trabajarán para sus imperios espirituales y por ello no serán muy estrictos en aplicar TODA mi verdad.

Las personas cristianas y cristianas de nombre, se alejarán de a poco de mí en masa

Pero vendrán otras nuevas “no contaminadas con tradiciones religiosa” y muchos de ellos serán personas “extrañas” para los ministros religiosos, pero ellos me amarán y yo me manifestaré a ellos. Quien ame más su religión que a mí no podrá volar en las alturas junto conmigo y se convertirán en instrumentos del enemigo.

Recuerden: No son los que tienen más gente los que son aprobados por mí.

En el tiempo de David y Absalón la gente se iba detrás de Absalón porque el los besaba y abrazaba y les hablaba palabra “buenas” pero era solo para robarse el corazón de ellos.

2 Samuel 15:1-6.

David tuvo que huir y todos se fueron tras Absalón, porque no tenían el discernimiento de darse cuenta con quién estaba Dios y a quien yo respaldaba e iban como Ahitofel, Simei, Amasa etc., tras el que “arrastraba” más gente, era más simpático etc. Pero otros le siguieron a David “en las buenas y en las malas” como ustedes pueden ver en mi palabra, Husai, Sadoc, Abiatar (sacerdotes) y otros. 2 Samuel 15 al 20.

También mis siervos que quieran volar alto y caminar conmigo no serán reconocidos ni muy populares, ellos orarán, predicarán pero la gente religiosa preferirá a los que digan lo que ellos quieran oír (y lo que aprendieron en sus religiones) porque no tendrán discernimiento para captar la verdad.

Tu probaste estas cosas cuando estuviste en esa iglesia que la mitad te amaba y la otra mitad no, porque le señalabas sus pecados y ellos no querían dejarlos y los que te amaban eran temerosos y casi ninguno tenía (ni tuvo) la valentía de ir contigo que eras mi enviado para ellos y no supieron conocer el momento de mi visitación.

En el fondo aún los que te amaban no querían dejar ciertos pecados o formas incorrectas de comportarse por lo cual dejaron que te vayas, así como dejaron que se fuera David. Pero medita en mi palabra en 2 Samuel 15 al 20 y verás el fin de cada uno. Ahitofel aunque lo que hablaba era como si YO lo hablara, 2 Samuel 16:23 su corazón se inclinó por Absalón (el traidor) y no tenían problema de matar a David su rey y en el caso de Absalón a su propio padre. Absalón prefería el poder y la popularidad antes que el amor del Padre y Ahitofel quería ser popular y cuando no tomaron su consejo se ahorcó a la manera de judas. Judas amaba el dinero y Ahitofel amaba su ministerio y la sabiduría que yo mismo le había dado, pero no a David ni a MI, pero se inclinó por el más popular y no por mi ungido que parecía que estaba en derrota y solo. Así están muchos de mis amados siervos ahora pero no será por mucho tiempo, porque ellos comprenderán el costo de servirme y permanecer firme en la verdad.

Lee detenidamente mi palabra y ve que pasó con los que se identificaron con David y los que siguieron a Absalón.

David fue puesto en donde debía estar y Absalón murió y fue a la condenación. Para muchos el era mejor que David, porque aún mi pueblo carece de discernimiento.

Tu debes hablar mi palabra y decirles mi voluntad con amor, y el que quiera cambiar y dejar su pecado lo hará, pero muchos no y serán indiferentes a tus palabras o no te querrán escuchar. Prepárate para estar solo conmigo y para no ser reconocido, prepárate para ver la apostasía y a los escribas y fariseos de este tiempo, prepárate para ver milagros, y conversiones de personas que jamás esperabas, prepárate para ver el aumento de la maldad en el mundo y de la santidad en muchos de mis hijos y siervos.

También para ver el hermano contra el hermano y como el diablo utilizará a los creyentes carnales para perseguir a sus hermanos, prepárate para ver “los busca faltas” en los otros, como los que encontraban faltas en mi (Jesús) y prepárate para ver a muchos que serán los ciegos guías de ciegos.

Prepárate para discipular a aquellos que enviaré a ti, vendrán muchos cubiertos de pecados y suciedades a los que debes tener mucha paciencia y comprensión pero ellos serán transformado en mis discípulos y en pescadores de hombres. Prepárate para verme actuar a través tuyo y de mis siervos verdaderos con muchas señales y milagros. Pero así como cuando resucité a Lázaro después de cuatro días muchos que lo supieron no se convirtieron es más querían matarnos a Lázaro y a mí. El que quiere hacer mi voluntad se dará cuenta que lo que tu hablas son palabras mías (Juan 7:17) y otros aunque las lean o escuchen no entenderán las ni les darán importancia y otros ni se tomarán “el trabajo” de leerlas porque no tienen sed de mis cosas (y hablo de mi pueblo) pero si ocuparán su tiempo para otras cosas que no son las mías. Cada cual recibirá de mí la recompensa que le corresponde.

Yo levantaré a muchos de mis siervos que me aman de verdad y su amor y su humildad será notoria, ellos me amarán y dirán mi verdad a cualquier costo.

Ya los estoy formando y el mundo pronto los verá, pero son pocos los que los seguirán. Ellos y muchos de mis hijos tienen otros intereses y no son de corazón perfecto para conmigo.

En todo esto saldrás vencedor y contarás con mi aprobación y compañía.

Tus compañeros serán los vencedores que menciono en Apocalipsis.

JESÚS.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s