¿QUIERE QUE SU CASA SEA UNA CASA DE PAZ?

¿Quiere que su casa sea una CASA DE PAZ?

Entonces debe esforzarse en:

Orar 3 veces al día a la manera de Daniel (un hombre mucho más ocupado que usted). Daniel 6: 10. Apártate a orar a solas Lucas 5:16

Debe orar por la bendición de los alimentos en las comidas. (Esto impactará a sus hijos).

Para cosas difíciles: Oración y ayuno: Mateo 17:21

Debe prender usted primero la palabra de Dios 2 Timoteo 2:2 y luego enseñara a sus hijos y su entorno. Deuteronomio 5:31; 6:6-7.

Poner cuadros con textos bíblicos. Deuteronomio 6:8-9. (Yo compré una figura de un hombre orando de rodillas para recordar hacerlo).

Debe aprender el discipulado Bases del cristianismo para enseñarlo en su casa, entorno, parientes, amigos, conocidos, vecinos.

Hechos2:42 perseveraban en la doctrina….enseñándoles todas las cosas que os he mandado. Mateo 28:20

Viviendo una vida normal y de paz Hechos 2:46-47.

Recibiendo el discipulado a través del Pastor según 2 Timoteo 2:2.

En www.elcieloesunlugar.com.ar encontrará 100 lecciones Bases del cristianismo.

Hágalas y compártalas. Esfuércese.

Los discípulos enseñaban en las casas, y luego al irse dejaban al dueño de la casa u otra persona para enseñar las bases del cristianismo. Allí puede venir un vecino, familiar amigo a aprender y luego este hacer lo mismo, enseñar en su casa a otros.

O aprender por radio la palabra de Dios en un programa del Pastor.

(Hechos 2:42)

Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

(Hechos 2:46-47) Viviendo una vida cristiana normal.

Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

(Hechos 5:42) Pero también trabajaban para el Señor y se esforzaban por hacerlo.

Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

(Hechos 20:20)

y cómo nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas.

(Hechos 13:52)

Y los discípulos estaban llenos de gozo y del Espíritu Santo.

(Hechos 8:4)

Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio.

(Lucas 10:5) CASAS DE PAZ. (Aplicar este ejemplo).

En cualquier casa donde entréis, primeramente decid: Paz sea a esta casa.

(Lucas 10:6)

Y si hubiere allí algún hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él; y si no, se volverá a vosotros.

(Lucas 10:7)

Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario. No os paséis de casa en casa.

(Lucas 10:8)

En cualquier ciudad donde entréis, y os reciban, comed lo que os pongan delante;

(Lucas 10:9)

y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el Reino de Dios.

(Lucas 10:10)

Mas en cualquier ciudad donde entréis, y no os reciban, saliendo por sus calles, decid:

(Lucas 10:11)

Aun el polvo de vuestra ciudad, que se ha pegado a nuestros pies, lo sacudimos contra vosotros. Pero esto sabed, que el Reino de Dios se ha acercado a vosotros.

Pasajes Bíblicos para aprender:

(Daniel 6:10)

Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes.

(Lucas 5:16)

Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba.

(Mateo 17:21)

Pero este género no sale sino con oración y ayuno.

Jesús habla a Pablo y este a Timoteo y este a otros etc, etc. Hoy ya tenemos la Biblia completa, la palabra de Dios. Y tenemos al Espíritu Santo: Juan 14:26; 16:13-14; Mateo 10:20.

(Gálatas 1:12)

No recibí mi mensaje de ninguna fuente humana ni nadie me lo enseñó. En cambio, lo recibí por revelación directa de Jesucristo.

(2 Timoteo 2:2)

Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.

(Deuteronomio 5:31) Dios enseñó primero a Moisés y este debería enseñar a los demás.

Y tú quédate aquí conmigo, y te diré todos los mandamientos y estatutos y decretos que les enseñarás, a fin de que los pongan ahora por obra en la tierra que yo les doy por posesión.

(Deuteronomio 5:32)

Mirad, pues, que hagáis como Jehová vuestro Dios os ha mandado; no os apartéis a diestra ni a siniestra.

(Deuteronomio 5:33)

Andad en todo el camino que Jehová vuestro Dios os ha mandado, para que viváis y os vaya bien, y tengáis largos días…

(Deuteronomio 6:6)

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;

(Deuteronomio 6:7)

y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.

(Deuteronomio 6:8) (En librerías cristianas hay todo esto) (Cuados con textos bíblicos etc).

Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos;

(Deuteronomio 6:9)

y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.

(Hechos 2:42)

Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

(Mateo 28:18)

Jesús se acercó y dijo a sus discípulos: «Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra.

(Mateo 28:19)

Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

(Mateo 28:20)

Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos».

(Hechos 10:22)

Ellos dijeron: Cornelio el centurión, varón justo y temeroso de Dios, y que tiene buen testimonio en toda la nación de los judíos, ha recibido instrucciones de un santo ángel, de hacerte venir a su casa para oír tus palabras.

(Hechos 11:14)

él te hablará palabras por las cuales serás salvo tú, y toda tu casa.

(Hechos 10:24) (A ESTO PODEMOS LLAMARLO “OPERACIÓN CORNELIO” esto debemos hacer cada uno de los cristianos.

Al otro día entraron en Cesarea. Y Cornelio los estaba esperando, habiendo convocado a sus parientes y amigos más íntimos.

(Hechos 16:15) Una mujer llamada Lidia (este es otro ejemplo).

Y cuando fue bautizada, y su familia, nos rogó diciendo: Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor, entrad en mi casa, y posad. Y nos obligó a quedarnos.

(Hechos 16:40)

Entonces, saliendo de la cárcel, entraron en casa de Lidia, y habiendo visto a los hermanos, los consolaron, y se fueron.

(Hechos 16:32) Carcelero. (otro ejemplo).

Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa.

(Hechos 18:6) Pablo se enfoca en su llamado (eso debemos hacer nosotros).

Pero oponiéndose y blasfemando éstos, les dijo, sacudiéndose los vestidos: Vuestra sangre sea sobre vuestra propia cabeza; yo, limpio; desde ahora me iré a los gentiles.

(Hechos 18:7) (Otro ejemplo)

Y saliendo de allí, se fue a la casa de uno llamado Justo, temeroso de Dios, la cual estaba junto a la sinagoga.

(Hechos 28:30)

Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían,

(Romanos 16:3)

Saludad a Priscila y a Aquila, mis colaboradores en Cristo Jesús,

(Romanos 16:5)

Saludad también a la iglesia de su casa.

(1 Corintios 16:19)

Las iglesias de Asia os saludan. Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho en el Señor.

(Colosenses 4:15)

Saludad a los hermanos que están en Laodicea, y a Ninfas y a la iglesia que está en su casa.

(Hechos 12:12)

Y habiendo considerado esto, llegó a casa de María la madre de Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos, donde muchos estaban reunidos orando.

(Juan 14:26) Hoy tenemos al Espíritu Santo en nosotros para enseñarnos las palabras de Dios y a hablar.

Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

(Juan 16:13)

Cuando venga el Espíritu de verdad, él los guiará a toda la verdad. Él no hablará por su propia cuenta, sino que les dirá lo que él ha oído y les contará lo que sucederá en el futuro.

(Juan 16:14)

Me glorificará porque les contará todo lo que reciba de mí.

(Mateo 10:19)

….No os preocupéis por cómo o qué hablaréis; porque en aquella hora os será dado lo que habéis de hablar.

(Mateo 10:20)

Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros.

Recuerde: Usted es un enviado de Dios:

(Juan 13:20) Jesús Dijo:

De cierto, de cierto os digo: El que recibe al que yo enviare, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.

(Juan 20:21)

Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío.

Y YO LES DIGO ESTAS COSAS ¡PARA QUE LAS PONGAN EN PRÁCTICA CON PERSEVERANCIA!

(Juan 13:15)

Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.

(Juan 13:17)

Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s