Sigue a Jesús por dondequiera que El vaya para ti. (Para otros es diferente) pero El quiere que lo sigas por los caminos que El tiene solo para ti.

Para tener el “reposo de Dios” y su paz, debemos dejar nuestras propias obras y planes  (o nuestros planes para servirle y proyectos para hacer para El) y descansar en SU plan para nosotros, aunque no sea lo que nosotros hubiéramos querido o esperábamos. Este plan será revelado gradualmente cuando hablamos con El y podemos “ver” por donde El va caminando para nosotros y entonces decidimos seguirle “a donde quiera que vaya”
Debemos ser los que siguen al Cordero y no los que piden bendición sobre nuestros propios planes y formas tradicionales de hacer las cosas de Dios. Debemos estar muy atentos porque Jesús no hace siempre las cosas de la misma manera, ¡abre bien “los ojos de tu entendimiento” para ver cuando se mueve para que lo sigas, cuando se detiene y cuando va para otra dirección. ¡NOS SAQUES TUS OJOS DE JESÚS!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s