Avivamiento y visitación de Dios

Los avivamientos o visitaciones de Dios no se logran por tácticas carnales o espirituales, como “gritos de Júbilo” repetir formulas, planear e imitar tácticas de otras iglesias, traer al hombre “super” ungido para que venga y cuando se va todo vuelve a estar como antes, ni por las emociones, ni por grupos de 12 etc, etc. Viene solo cuando la gente con sed de Dios comienza a orar (generalmente son unos pocos) y entregan todos sus pecados ocultos a Dios, con un verdadero y total arrepentimiento, eso los lleva a orar intensamente y a que descienda la presencia de Dios y a ser llenos del Espíritu Santo. Entonces esto lo van trasmitiendo a toda la congragación, instándolos a que hagan lo mismo que ellos,es decir entregar todos los pecados ocultos a Dios, el cual responderá perdonándolos y erradicándolos de su interior (a veces con dolor) creando circunstancias en su vida que le “arranquen”  de lo más profundo de su ser esos pecados que los llevan a no tener bendición de Dios, ni a que Dios se manifieste ni a actuar a través de ellos. Oración sincera en una búsqueda de la presencia de Dios llevará a un arrepentimiento TOTAL y a que Dios los llene con el Espíritu Santo y eso redundará en avivamiento y en una visitación de Dios. hechos 4:29-31; Hechos 17:30; Exodo 2:23-25; 3:7-10, 16; Jeremías 4:1-2; Jeremías 15:19-21.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s