Usted tiene el mismo Espíritu Santo que Jesús (si es un cristiano) y ha sido ungido para hacer las obras de Jesús.

Sansón tenía el mismo Espíritu de Dios que tiene usted, (si es un cristiano verdadero) salvo que en él no estaba en forma permanente, ni moraba en él, solo descendía sobre el por momentos. El había sido ungido con una fuerza sobrenatural (solo para eso), USTED, (si es cristiano) ha sido ungido para hacer las obras de Cristo o aún mayores. Juan 14:12; 2 Corintios 1:21-22.

(Jueces 14:5)

Cuando Sansón y sus padres descendían hacia Timnat, de repente un león joven atacó a Sansón cerca de los viñedos de Timnat.

(Jueces 14:6)

En ese instante, el Espíritu del SEÑOR vino con poder sobre él y despedazó las quijadas del león a mano limpia; tan fácilmente como si hubiera sido un cabrito.

En otro momento:

(Jueces 16:3)

Pero Sansón estuvo acostado solamente hasta la medianoche. Luego se levantó, agarró las puertas de la ciudad con los dos postes y las levantó con tranca y todo. Se las puso sobre los hombros y las llevó a cuestas hasta la cima de la colina situada frente a Hebrón. (Nunca nadie jamás tuvo esa fuerza que le daba el Espíritu de Dios, es el mismo Espíritu que usted tiene en mayor medida que Sansón y permanentemente en usted, para hacer muchas más cosas… Marcos 16:17-18; Mateo 10:8.

¡USTED FUE UNGIDO PARA HACER LAS OBRAS DE JESÚS! Y ESTOS PASAJES HABLAN DE JESÚS:

(Isaías 61:1)

El Espíritu del SEÑOR Soberano está sobre mí, porque el SEÑOR me ha ungido para llevar buenas noticias a los pobres (humildes). Me ha enviado para consolar a los de corazón quebrantado y a proclamar que los cautivos serán liberados y que los prisioneros (espirituales que tiene el diablo) serán puestos en libertad.

(Isaías 61:2)

Él me ha enviado para anunciar a los que se lamentan que ha llegado el tiempo del favor del SEÑOR junto con el día de la ira de Dios contra sus enemigos. (Dios expulsa a los demonios y al diablo mismo y odia el pecado, y sus juicios son y serán terribles) El es el Dios todopoderoso y no es más el que sufrió en la cruz, eso ya lo hizo una vez y para siempre, para morir en nuestro lugar y llevar nuestra culpa y poder reconciliarnos con Dios.

(Isaías 61:3)

A todos los que se lamentan en Israel (en su pueblo) les dará una corona de belleza en lugar de cenizas, una gozosa bendición en lugar de luto, una festiva alabanza en lugar de desesperación. Ellos, en su justicia, serán como grandes robles que el SEÑOR ha plantado para su propia gloria.

(Isaías 61:4) ¡ESTE TAMBIÉN ES NUESTRO LLAMADO Y HEMOS SIDO UNGIDOS PARA ELLO!

Reconstruirán las ruinas antiguas, reparando ciudades destruidas hace mucho tiempo. Las resucitarán, aunque hayan estado desiertas por muchas generaciones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s