Lección 9 Bases del Cristianismo:

 
A continuación la damos una lección para orientarle en las Bases del Cristianismo y usted sepa lo que ha acontecido en usted esta es la novena de 100 lecciones de las bases del cristianismo que usted puede encontrar haciendo clic en el Blog de www.elcieloesunlugar.com.ar le recomendamos ir haciéndolas de a poco (tal vez una por día o una por semana para que pueda crecer en el conocimiento del cristianismo, usted se ha convertido en un cristiano y no ha cambiado de religión ni nada por el estilo, si usted es cristiano Evangélico, Católico, Protestante, Ortodoxo etc. Dios le guiará a una buena iglesia para que se congregue y pueda aprender más de la Biblia la palabra de Dios. Y tal vez usted pueda enseñar estas lecciones en su casa a sus familiares y amigos o en otros lugares.

Estas lecciones son “puramente cristianas” sin énfasis en ninguna religión y todo lo que escribimos usted lo puede comprobar en su Biblia.

Lección 9. Como tener un hogar feliz.

En esta lección usted estudiará:
Ore y procure la salvación de su familia
Sea un buen cristiano en el hogar
Pida perdón por sus malas acciones
Sea alegre
Conserve puro su matrimonio
Cásese con un cristiano
Sea un buen padre
Enseñe a sus hijos a amar a Dios
Ame a su familia

No hay bendición más grande en este mundo que tener un hogar verdaderamente cristiano. En este hogar Cristo es la cabeza. Su presencia lo llena de gozo, paz y amor. El hogar cristiano es un refugio y una protección contra las tormentas del pecado y los problemas que nos rodean. Usted puede hacer de su hogar un “pedacito de cielo” si hace lo que Dios le pide en su Palabra.


Pregunta 1.
Su casa puede ser un “pedacito de cielo” en la tierra si 
O a. tiene bastante dinero para amueblarla bien.
O b. tiene bastantes amigos que lo visiten.
O c. sigue las enseñanzas de la Palabra de Dios.

Ore y procure la salvación de su familia
Usted puede orar con fe sabiendo que esta es la voluntad de Dios. No se desanime si su familia no es salva inmediatamente. Siga orando, sabiendo que Dios contestara la oración.

Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa. Hechos 16:31.

Ore ahora por cada miembro de su familia cercana. Acostumbre orar por ellos todos los días.

Pregunta 2. ¿Qué hacer si los demás miembros de su familia no se convierten inmediatamente?
O a.  seguir orando por ellos sin desanimarse.
O b.  dejar de orar por ellos.
O c.  alejarme de ellos 

Sea un buen cristiano en el hogar
Es muy fácil actuar como buen cristiano en la iglesia, pero, ¿que clase de cristiano es usted en su hogar?

Lea Colosenses 3 y examínese para comprobar si cumple esta enseñanza en su hogar:

Ya que han sido resucitados a una vida nueva con Cristo, pongan la mira en las verdades del cielo, donde Cristo está sentado en el lugar de honor, a la derecha de Dios. 2 Piensen en las cosas del cielo, no en las de la tierra. 3 Pues ustedes han muerto a esta vida, y su verdadera vida está escondida con Cristo en Dios. 4 Cuando Cristo —quien es la vida de ustedes (a)— sea revelado a todo el mundo, ustedes participarán de toda su gloria.

5 Así que hagan morir las cosas pecaminosas y terrenales que acechan dentro de ustedes. No tengan nada que ver con la inmoralidad sexual, la impureza, las bajas pasiones y los malos deseos. No sean avaros, pues la persona avara es idólatra porque adora las cosas de este mundo. 6 A causa de esos pecados, viene la furia de Dios.[b] 7 Ustedes solían hacer esas cosas cuando su vida aún formaba parte de este mundo; 8 pero ahora es el momento de eliminar el enojo, la furia, el comportamiento malicioso, la calumnia y el lenguaje sucio. 9 No se mientan unos a otros, porque ustedes ya se han quitado la vieja naturaleza pecaminosa y todos sus actos perversos. 10 Vístanse con la nueva naturaleza y se renovarán a medida que aprendan a conocer a su Creador y se parezcan más a él. 11 En esta vida nueva, no importa si uno es judío o gentil,[c] si está o no circuncidado, si es inculto, incivilizado,[d] esclavo o libre. Cristo es lo único que importa, y él vive en todos nosotros.

12 Dado que Dios los eligió para que sean su pueblo santo y amado por él, ustedes tienen que vestirse de tierna compasión, bondad, humildad, gentileza y paciencia. 13 Sean comprensivos con las faltas de los demás y perdonen a todo el que los ofenda. Recuerden que el Señor los perdonó a ustedes, así que ustedes deben perdonar a otros. 14 Sobre todo, vístanse de amor, lo cual nos une a todos en perfecta armonía. 15 Y que la paz que viene de Cristo gobierne en sus corazones. Pues, como miembros de un mismo cuerpo, ustedes son llamados a vivir en paz. Y sean siempre agradecidos.

16 Que el mensaje de Cristo, con toda su riqueza, llene sus vidas. Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que él da. Canten salmos e himnos y canciones espirituales a Dios con un corazón agradecido. 17 Y todo lo que hagan o digan, háganlo como representantes del Señor Jesús y den gracias a Dios Padre por medio de él.

¿Demuestra aprecio por el trabajo de su esposa, o esposo? ¿Por la ayuda de sus hijos, hermanos o hermanas? ¿Por los sacrificios que sus padres han hecho por usted?
¿Es usted amoroso o egoísta? ¿Es malhumorado e irritable, o paciente y perdonador? ¿Es un dictador o escucha las opiniones de los demás? ¿Es respetuoso y obediente a sus padres, o testarudo y desobediente?
¿Es usted cooperador y esforzado? ¿Es perezoso? ¿Coopera amablemente con otros sin criticar ni quejarse? ¿Se desalienta fácilmente, o es alegre aun cuando las cosas van mal? ¿Es fácil para otros vivir con usted?

Reconozca: Si desea tener un hogar feliz, reconozca humildemente sus fracasos y pídale al Señor que le ayude a sobreponerse a ellos. Si esta dispuesto a hacer su parte, el Señor le ayudará.

Pida perdón por sus malas acciones:
Cristo nos enseñó a pedir perdón a aquellos a quienes hemos ofendido. Si no estuviésemos dispuestos a hacerlo, tal negación se interpondría en nuestro compañerismo con Dios.

Por tanto, si traes lo ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que lo hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. Mateo 5:23, 24.

No es fácil decir: “Discúlpame por haberte hablado ásperamente, perdóname por favor.” Pero esta es una buena manera de deshacernos de reacios sentimientos y mantener un hogar feliz. ¿Tiene una mala disposición? El reconocer su falta y pedir a sus seres amados que oren por usted es un gran paso hacia la victoria sobre ella.

Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho. Santiago 5:16.

Pregunta 3. ¿Cómo puede hacer para que su hogar sea más feliz?
O a. pide perdón cuando ha actuado ásperamente contra algún miembro de su familia.
O b. pide perdón solo si el familiar se lo pide.
O c. les enseña que usted es el que manda y tiene derecho a decir lo que quiera.

Pregunta 4. Según Santiago 5:16 Aparte de orar unos por otros ¿Qué más debemos hacer si queremos ser sanados?

Confiésense los pecados unos a otros y oren los unos por los otros, para que sean sanados. La oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da resultados maravillosos. Santiago 5:16.

O a. Solo pedir oración, Dios sabe que me equivoqué con mi hermano y me comprende.
O b. Confesar los pecados a aquellos hermanos que le hicimos daño.
O c. Solo confesar mis faltas a la persona que herí y con eso basta, no necesito que oren por mí.

Sea alegre
Tenga fe en Dios y adórele por las respuestas sus oraciones aun cuando todo parezca oscuridad.

El gozo de Jehová es vuestra fuerza. Nehemías 8:10.

No se desanime si se le ha dificultado controlar mal temperamento o algún otro defecto de carácter. El mismo esfuerzo que usted hace para vencerlo es un testimonio de su amor hacia el Señor. El le esta ayudando dando a crecer espiritualmente. ¿Le parece que crecimiento es muy lento? Fije sus ojos más en Cristo y menos en usted y se sorprenderá de cómo resolverá los problemas en su hogar. Dios es su Padre amante que tiene cuidado de usted.


Ejercicio 5. Complete la frase luego de leer el versículo

Nehemías continuó diciendo: Vayan y festejen con un banquete de deliciosos alimentos y bebidas dulces, y regalen porciones de comida a los que no tienen nada preparado. Este es un día sagrado delante de nuestro Señor. ¡No se desalienten ni entristezcan, porque el gozo del Señor es su fuerza! Nehemías 8:10.
Este versículo Dios le dice (Hablando a través del profeta Nehemías) que no debe d………………………………
ni e……………………, porque el gozo del Señor es su fuerza.

Conserve puro su matrimonio clip_image001
En algunas comunidades muchas parejas viven juntas sin estar casadas. Cuando una persona se convierte Cristo deseara legalizar su matrimonio. De esta manera da mejor testimonio en la comunidad, protege las leyes de la tierra para su familia, y honra a Cristo. Si usted necesitara consejo acerca de los documentos legales necesarios, hable con su pastor acerca de ello. El se sentirá contento de poder ayudarle de cualquier manera posible.
La Palabra de Dios se opone decididamente contra cualquier clase de relaciones sexuales fuera del matrimonio. Prohíbe estrictamente cualquier coquetería o amores ilícitos de parte de cualquier cónyuge con otra persona.
Una de las bendiciones mas grandes de un hogar cristiano consiste en que el esposo y la esposa se pueden confiar mutuamente cuando saben que ambos son fieles en pensamiento, palabra y hecho. Al servir al Señor juntos, convierten su hogar en un “pedacito de cielo”, libre de la decepción, la sospecha, los celos y la infidelidad que destruyen muchos hogares.
Honroso sea en todos el matrimonio. Hebreos 13:4.

Procurad lo bueno delante de todos los hombres (…) Manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los no creyentes; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras. Romanos 12:17; 1 Pedro 2:12.

Pregunta 6. ¿Qué debería hacer para dar un buen testimonio y disfrutar de las bendiciones de Dios en su hogar?
O a. casarse legalmente antes de vivir como marido y mujer, o decidir firmemente hacerlo lo antes posible.  
O b. convivir con su novia antes de casarse para asegurarse de que están hechos el uno para el otro.
O c. quedarse soltero.

Ejercicio 7. Ore para que Dios bendiga su matrimonio, para que el amor de El fortalezca su amor entre ambos. Ore para que siempre sean sinceros el uno al otro en pensamiento, palabra y obra. Pídale a Dios que le ayude para que se confíen mutuamente.

Cásese con un cristiano
Por supuesto que si usted ya está casado con alguien que no es cristiano verdadero, debe orar por su cónyuge y tratar de ganarlo para Cristo. Usted debe ser fiel a su cónyuge y hacer que su luz brille para Dios en su hogar. Nunca le falte el respeto por ser no creyente, sino demuestre que su carácter es el de Cristo y gane con actos de amor a su pareja.  Pero si todavía es soltero y se piensa casar, cásese con una persona cristiana. Esta es la única manera en que puede haber unidad verdadera y paz en su vida familiar.
Si se casa con alguien que profesa una religión diferente, siempre tendrá problemas. ¿Como pueden estar de acuerdo en la educación religiosa de los hijos? ¿Como pueden educarlos para que sirvan al Señor?
Usted ha aceptado a Cristo como el Señor de su vida. Si su cónyuge no quiere servirle, usted se dará
cuenta de que van en direcciones opuestas. Siempre se verá en un dilema: el deseo de agradar a Cristo en todo y el deseo de agradar a su cónyuge.
Como cristiano, usted quiere agradar a Dios. Quiere serle útil, asistir a la iglesia, disfrutar del compañerismo con otros cristianos y tomar parte en el trabajo de la iglesia. A usted le gustaría celebrar la oración familiar en el hogar, pidiendo y adorando a Dios juntos como familia.
La esposa o el esposo no creyente, no esta interesado en ninguna de estas cosas. Probablemente las reuniones de la iglesia lo aburran. Si llega a asistir con usted a la iglesia, el cree que usted debería acompañarlo a lugares de recreo que no son buenos para un cristiano o de lo contrario usted se va par su rumbo y él por el suyo, haciendo su hogar infeliz. Lo peor de todo es que muchos cristianos han permitido que el cónyuge no creyente los aparte del Señor.
Dios quiere que usted disfrute de un hogar feliz. No quiere que caiga en una de las trampas que Satanás usa para engañar a muchos cristianos. Dios definitivamente le advierte que no se case con un incrédulo.

No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿que compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y que comunión la luz con las tinieblas? 2 Corintios 6:14.

pregunta 8. Para un cristiano soltero, casarse con una persona NO creyente es:
O a. una buena manera de ganarlo para Cristo.
O b. correcto si se aman mutuamente. 
O c. desobedecer el mandato del Señor.

Sea un buen padre
Los padres son responsables ante Dios del buen cuidado de sus hijos. El padre, como jefe del hogar, debe proveer para las necesidades materiales y espirituales de su familia. La madre también debe dar a sus hijos el cuidado amoroso que necesitan. Las actividades de la iglesia no eliminan del padre sus responsabilidades hacia su familia.

Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo. 1 Timoteo 5:8.

Pregunta 9. El padre que abandonó a su familia para predicar
O a. esta demostrando una profunda consagraci6n a Dios.
O b. no cumple con la responsabilidad que Dios le ha dado de cuidar a su familia.

Enseñe a sus hijos a amar a Dios
Si les enseña a sus hijos desde pequeños a amar a Dios y a obedecer su Palabra, tanto ellos como usted mismo se librarán de muchos dolores de cabeza cuando crezcan. Junte a la familia todos los días para dedicar un tiempo con Dios en la lectura de la Biblia y en oraci6n. Permita que todos tomen parte. Oren juntos sobre los problemas de cada miembro de la familia. Den gracias a Dios juntos por sus bendiciones.
Asistan juntos a la clase de enseñanza bíblica y a la iglesia. Estimule a sus hijos para que entreguen sus vidas al Señor cuando todavía están pequeños.
Al adorar y servir a Dios juntos, el amor de Dios fortalece los lazos de la familia. Un refrán religioso popular dice: “La familia que ora unida, permanece unida.”

Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.
Efesios 6:4.

Ejercicio 10.
Llene los espacios del siguiente refrán: “La familia que o…………… unida   p………………  unida.”
– Si usted es padre de familia, ore por cada uno de sus hijos ahora mismo.
– Pídale al Señor que le ayude para poder ayudarles a ellos.
– Ore para que Dios le de más paciencia y comprensión.

Ame a su familia
“Dios es amor.” Mientras más incluya a Dios en su vida, más amor experimentar por su familia. Y mientras más amor se experimente en su hogar, más feliz será. 
Pídale al Señor que ayude a su familia a amarse más mutuamente.

13  Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.
3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.
El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;
no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.
Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;
mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.
Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.
Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.
Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

1 Corintios 13

Luego de leer 1 Corintios 13, pídale a Dios que le ayude a practicar este capitulo en su hogar.

¿Que desea hacer ahora?

Ir a la lección Nº 10 >>

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s