Profecía:

Profecía:

Cada uno en este tiempo debe enfocarse para estar listos para la venida de Jesús.

Es como si te dijeran ¡EL VIENE MAÑANA! Entonces ¿Qué deberías hacer?

Ejemplo Ezequías 2 Reyes 20:1; Dios le dijo ¡ordena tu casa!

Otro ejemplo es el del rico insensato: Lucas 12:20-21.

Pero además debemos estar listos y disponibles para tener el privilegio de ser utilizados por Dios en este tiempo final y dejar que Dios nos santifique, arrepentirnos de ciertos pecados a los cuales estamos ya acostumbrados y enfocarnos en la obra de Dios como prioridad soportando la disciplina del Señor para que participemos de su santidad, nuestro corazón debe ser como el de El para ser utilizados en este tiempo final motivados por su amor a los perdidos. Mateo 24:14.

Jesús nos dice: “Mi iglesia debe ser una fortaleza de verdad para que todo el mundo la mire” debe ser como una hermosa ciudad edificada en lo alto de un monte. Mis siervos deben enfocarse en transformar a mi pueblo en un ejército de la verdad ante el cual ningún poder de la oscuridad podrá permanecer de pié.

Debes enseñarles a mis hijos :el poder que ya les he dado, a como usarlo, como captar mi voz, lo que son en mí, la autoridad delegada que tienen y el poder sobrenatural que reside en ellos por mi Espíritu Santo. Repito: Enséñales del poder que les he dado y para qué se los he dado. Enséñales a estar conmigo, a recibir de mí y a como guiarse por mi espíritu y captar su voz.

Debe aprender a discernir cuando yo les hablo, cuando es mi voz (o no) la que escuchan y cuando yo hablo a través de ustedes.

También debe aprender a recoger “mi maná diario” es decir mis instrucciones, mi voz, mis palabras de aliento, mis mensajes que son nuevos y diferentes todos los días. Mateo 24:44 es decir ¡lo que yo les hablo hoy!

No te he llamado a enseñar acerca de mí solamente; te he llamado a ser una voz mediante la cual YO pueda hablar. Debes ser como mi boca. Jeremías 15:19;

Isaías 6:5-7. No eres llamado a solo enseñar sobre mi historia, sino a permitirme a mí enseñar a través de ti.

Si vives en mi presencia, tus palabras serán las mías y ellas tendrán poder.

Te daré visión para que veas mis propósitos en todas mis cosas. Todos los de mi pueblo son llamados a llevar la libertad de que ya son portadores. Ellos son verdaderamente libres y tienen mi palabra y la verdad que hará libres a los hombres. Deben salir y hablar mi palabra y verán el poder de mi palabra.

Recuerda: ¡YO habito en ti, tu eres un recipiente d mi vida! y nunca de dejaré.

A mi pueblo y a los que lo deseen y anhelen, los llenaré con mi amor, los dejaré “verme mejor y más claramente” por donde voy y cuales son mis propósitos, les dejaré oír mejor mi voz y amar con mi amor a todos. 2 Corintios 4:7; Romanos 5:5.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s