Debes ser lleno del Espíritu Santo.

Debes ser lleno del Espíritu Santo para hacer la obra de Dios con Poder, amor, dones y frutos del Espíritu Santo.

(Efesios 5:18)

Sed llenos del Espíritu (no es una sugerencia, es una orden).

(Hechos 1:8)

pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

(Hechos 2:4)

Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

(Lucas 4:1) Jesús mismo “trabajó” en el Poder del Espíritu Santo.

Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto

(Lucas 4:14)

Y Jesús volvió en el poder del Espíritu (Santo) a Galilea.

(Hechos 9:17)

Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo.

(Hechos 19:6)

Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.

(Hechos 10:44)

Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso.

(Hechos 10:45)

Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.

(Hechos 10:46)

Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios.

(Hechos 8:14)

Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan;

(Hechos 8:15)

los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo; (ya eran creyentes y bautizados pero debían ser llenos del Espíritu Santo recibirlo en todo su ser, darle las “llaves” de toda las áreas de su vida).

(Hechos 8:16)

porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús.

(Hechos 8:17)

Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo.

(Hechos 6:3) Para ser diáconos debían ser llenos del Espíritu Santo.

Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.

(Hechos 6:8) Por eso Esteban al ser lleno del Espíritu Santo podía hacer lo que hacía y hablar con la sabiduría que le daba el Espíritu santo. Hoy es igual y esto es para ti.

Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.

(Hechos 6:9)

Entonces se levantaron unos de la sinagoga llamada de los libertos, y de los de Cirene, de Alejandría, de Cilicia y de Asia, disputando con Esteban.

(Hechos 6:10)

Pero no podían resistir a la sabiduría y al Espíritu (Santo) con que hablaba (a través de el).

(Hechos 3:6) Pedro también fue lleno del Espíritu Santo en Hechos 2:4 y era eso lo “que tenía” para darlo a otros.

Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.

(Hechos 13:9) Solo un cristiano lleno del Espíritu santo tiene ese poder para derrotar al diablo y sus agentes de esa manera y prevalecer.

Entonces Saulo, que también es Pablo, lleno del Espíritu Santo, fijando en él los ojos,

(Hechos 13:10)

dijo: ¡Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia! ¿No cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor?

(Hechos 13:11)

Ahora, pues, he aquí la mano del Señor está contra ti, y serás ciego, y no verás el sol por algún tiempo. E inmediatamente cayeron sobre él oscuridad y tinieblas; y andando alrededor, buscaba quien le condujese de la mano.

(Hechos 13:12)

Entonces el procónsul, viendo lo que había sucedido, creyó, maravillado de la doctrina del Señor.

(1 Corintios 12:7) Cuando uno es lleno del Espíritu santo se manifestarán sus dones en tu vida ¿esto te está ocurriendo a ti, diariamente? ¿O notas que debes ser lleno del Espíritu Santo aunque ya lo tengas morando en ti porque eres un verdadero cristiano?

Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu (Santo) para provecho.

(1 Corintios 12:8)

Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;

(1 Corintios 12:9)

a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.

(1 Corintios 12:10)

A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.

(1 Corintios 12:11)

Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu (Santo) repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

¿Notas que los frutos del Espíritu santo se han incrementado en ti en gran manera? (Eso sucede cuando un es lleno del Espíritu Santo)

(Gálatas 5:22-23)

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,

mansedumbre, templanza.

(1 Pedro 4:11) Esta es una orden de Pedro guiado por el Espíritu Santo.

Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.

El poder que Dios da: es el poder del Espíritu Santo.

Pr. Gustavo Isbert

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s