Te he preparado para este tiempo….

Tu anhelo de belleza, pureza y santidad es lógico pues así es el cielo, así es tu hogar eterno y anhelas algo que es real. En el cielo todo es perfecto.

Allí está todo lo que anhelas y todo es incorruptible y eterno.

En el cielo todos mis hijos (dice Dios) son más gloriosos y hermosos que cualquier ángel.

Están llamados a ser muy superiores a los ángeles, son mis hijos, mis herederos, y coherederos con Cristo. Romanos 8:17; Gálatas 4:6-7; 1 Juan 3:2.

Pero te he preparado durante toda tu vida para este tiempo. Hay que luchar ahora (guiados por mí) y hacerse fuertes.

Tu recompensa está conmigo y es mucho más grande que lo que tu sueñas.

Tendrás toda la eternidad para ser feliz y estar conmigo y además serás como yo.

Todo se acelerará, no te impacientes, ni dudes. En tres años y medio se puede cambiar el mundo entero y se puede salvar a todos aquellos que son mis hijos,(recuerden mi ministerio). Ejemplo: a un pintor le encomendó una señora pintar un gallo hermoso, y pasó mucho tiempo y como no lo terminaba la mujer fue a verlo y el dijo que aún no lo había hecho pero le mostró un inmenso cuarto con pruebas y gallos a medio hacer e inmediatamente tomó un lienzo blanco y se puso a pintarlo y lo realizó en poco tiempo y era perfecto. Todo había siso tiempos de preparación pero en poco tiempo acabó la obra. Dice Dios así yo haré contigo y en este tiempo todo se hará más y más rápidamente.

No mires los resultados “visibles” de la iglesia o de tu ministerio y servicio, solo en el cielo se va a ver lo que lograste.

Los que van a ser usados por mí en este tiempo pasan más pruebas que los demás y tardo más tiempo en prepararlos y son pulidos y refinados por mí para que más adelante no perjudiquen a mi obra. ¡Yo los estoy preparando para vencer en las pruebas y tentaciones futuras!

Yo te formé, te conocí, te santifiqué, he puesto mis palabras en tu boca y te di por profeta a las naciones. Jeremías 1: 5-9.

¡Mi obra es perfecta! ¡No dudes! TODO te ha ayudado a bien. Romanos 8:28.; (Deuteronomio 32:4)

El es la Roca, cuya obra es perfecta,

Jesús.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s