EL PLAN DE DIOS PARA SALVARNOS.

Plan de salvación:

ZAQUEO: Leer Lucas 19:1-10.

(Lucas 19:10) El objetivo principal de Jesús:

Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

(Mateo 4:19) Nos transformaría en….

Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres.

(Esdras 7:9) Debemos tomar esta decisión: La de Esdras.

Porque el día primero del primer mes fue el principio de la partida de Babilonia, y al primero del mes quinto llegó a Jerusalén, estando con él la buena mano de Dios.

(Esdras 7:10)

Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos.

(2 Timoteo 2:2) Ejecución del plan: Debemos hacer esto.

Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.

ZAQUEO: El u otro siguió haciéndolos discípulos y enseñándoles “Todas las cosas que nos mandó”. Mateo 28:18-20.

CORNELIO: Y Pedro.

(Hechos 10:24) Debemos hacer lo de Cornelio: Somos el misionero en nuestro entorno.

Al otro día entraron en Cesarea. Y Cornelio los estaba esperando, habiendo convocado a sus parientes y amigos más íntimos.

¿Que decirles?

Puedes aprender esto, aprender el discipulado de 100 lecciones “Bases del cristianismo” en www.elcieloesunlugar.com.ar y/o discipularlos con videos de cada lección.

Puede decirles su testimonio:

Este es un mensaje modelo de salvación: Debemos hablarles de:

1. EL AMOR DE DIOS PARA CON NOSOTROS.

(Juan 3:16)

Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

(1 Juan 4:9)

Dios mostró cuánto nos ama al enviar a su único Hijo al mundo, para que tengamos vida eterna por medio de él.

(1 Juan 4:10)

En esto consiste el amor verdadero: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como sacrificio para quitar nuestros pecados.

Y VINO PARA QUE TENGAMOS UNA VIDA BUENA.

(Juan 10:10)

…mi propósito es darles una vida plena y abundante.

2. LA VERDAD SOBRE EL PECADO:

(Romanos 3:23)

Pues todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios.

(Romanos 3:24)

Sin embargo, con una bondad que no merecemos, Dios nos declara justos por medio de Cristo Jesús, quien nos liberó del castigo de nuestros pecados.

(Romanos 3:25)

Pues Dios ofreció a Jesús como el sacrificio por el pecado. Las personas son declaradas justas a los ojos de Dios cuando creen que Jesús sacrificó su vida al derramar su sangre.

3. EL UNICO CAMINO PARA SER SALVOS ES: CRISTO

(Juan 14:6)

Jesús le contestó: —Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie puede ir al Padre si no es por medio de mí.

(Hechos 4:12)

» ¡En ningún otro hay salvación! Dios no ha dado ningún otro nombre bajo el cielo, mediante el cual podamos ser salvos».

4. LA SUBSTITUCIÓN:

(Romanos 5:8)

Pero Dios mostró el gran amor que nos tiene al enviar a Cristo a morir por nosotros cuando todavía éramos pecadores.

(1 Pedro 2:24)

Él mismo cargó nuestros pecados sobre su cuerpo en la cruz, para que nosotros podamos estar muertos al pecado y vivir para lo que es recto. Por sus heridas, son sanados.

(1 Pedro 3:18)

Cristo sufrió por nuestros pecados una sola vez y para siempre. Él nunca pecó, en cambio, murió por los pecadores para llevarlos a salvo con Dios.

5. LA NECESIDAD DEL ARREPENTIMIENTO

(Hechos 3:19)

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,

6. DEBEMOS TENER FE EN LO QUE DICE SU PALABRA:

(Romanos 6:23)

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

(Romanos 6:22)

Pero ahora quedaron libres del poder del pecado y se han hecho esclavos de Dios.

Ahora hacen las cosas que llevan a la santidad y que dan como resultado la vida eterna.

7. INVITARLO A ENTRAR EN NUESTRA VIDA Y RECIBIRLE COMO SALVADOR ACEPTANDO SU AUTORIDAD DE SEÑOR Y REY SOBRE NOSOTROS.

(Juan 1:12)

Pero, a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.

(Juan 1:13)

Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios.

(Apocalipsis 3:20)

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

¿COMO HACERLO?

8. MEDIANTE UNA ORACIÓN: (Similar a esta).

Querido Jesús, te agradezco que hayas venido a este mundo a mostrarnos como es Dios y a morir en nuestro lugar en la cruz, llevando nuestra culpa y castigo.

Gracias porque moriste en mi lugar. En este momento tomo la decisión de arrepentirme de todos mis pecados y de invitarte a que entres en mi vida.

Te recibo ahora en mi corazón como mi salvador, mi Señor y mi Rey.

Gracias por tu perdón, porque ahora vives en mí, porque ahora tengo vida eterna y soy verdaderamente un hijo tuyo. Amén.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s