Los generales de Dios de los últimos tiempos. Que deben formar a los guerreros del tiempo final.

Estoy levantando a servidores míos (con larga experiencia) para que sean lo que tu también has sido llamado. Debes ser un “General”-Apóstol, un líder firme, un Padre para mi pueblo, un amigo íntimo para mí, un guerrero dispuesto a dejar todo por mí y enfocarte en mi Reino.

Mi Iglesia y el cristianismo en general y nominal están necesitando HOY desesperadamente líderes “fuertes” y firmes al estilo Moisés, Josué y Caleb. Deben ser santos, estar determinados a ir hasta las últimas consecuencias conmigo, que sean inclaudicables y que marquen el camino a mi pueblo.

Deben ser personas de honor, valor e integridad, que sean Padres y Patriarcas para mis hijos.

Deben estar completamente comprometidos conmigo y con mis propósitos y deben caminar conmigo, deben estar “muertos” para las cosas de este mundo y para si mismos.

Debe estar decididos a seguirme por dondequiera que yo vaya para ellos.

Deben ser hombres como Josué que estaba en el tabernáculo conmigo y luego salían a la batalla confiando sin temor en que Yo, el Dios todopoderoso, soy el que da la victoria.

Deben además ser BUENOS, LLENOS DEL ESPÍRITU SANTO Y DE FE.

El cristianismo y el mundo necesitan modelos a imitar, modelos que sean a mi semejanza, verdaderos héroes de mi Reino.

Hombres que tengan MI visión y “miren con mis ojos”, tengan mi corazón y estén decididos a obedecer y enfocarse en mi mandato de levantar la gran cosecha final.

Deben ser para mi pueblo, Padres santos, rectos e íntegros, de gran carácter y experiencia, veteranos en las batallas espirituales y cuestiones religiosas. Personas probadas en todos los sentidos, para que luego no avergüencen mi nombre.

Deben ser guerreros valerosos llenos de mi amor, de firmeza, sabiduría misericordia y compasión para con todos, y debe ser personas que hayan aprendido a dejarme actuar a través de ellos en todo sentido. Ya que YO (Jesús) vivo en ellos.

Estos hombres deben formar una generación de guerreros que caminen conmigo. Hijos de Dios “fieles” y dispuestos a “pelear” sin doblez de corazón, entendidos en los tiempos, sabiendo lo que tienen que hacer y cuyos dichos deben ser de guía para sus hermanos.

1 Crónicas 12: 22, 32-33; Éxodo 23:11; Josué 24:15; 1 Crónicas 7:40; Deuteronomio 17:12; Malaquías 2:6-7; Hechos 11:24.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s