Que Dios pueda decir de cada uno de nosotros:

Que Dios pueda decir esto de cada uno de nosotros:

Aquí está mi siervo a quien YO sostengo, mi elegido en quién me deleito.

He puesto en el mi Espíritu para que traiga la justicia a todas las naciones.

No gritará, no levantará la voz en las calles. Ayudará a todos los que están sin fuerzas y serán restaurados.

Verdaderamente traerá la justicia, seguirá haciendo mi obra de una manera constante, y su ánimo no decaerá hasta que traiga la justicia a la tierra (al lugar que le he puesto).

Los países estarán atentos a sus enseñanzas.

YO el Señor te llamé y te tomé por la mano, caminaremos juntos y te llevaré por donde debes andar. Serás mi instrumento de salvación. Yo te formé para que seas luz de las naciones. Quiero que des vista a los ciegos. Y saques a los presos de sus cárceles espirituales, del calabozo donde viven en oscuridad. YO SOY EL SEÑOR. Cántenle, alábenle, alégrense, llénense de gozo desde lo más lejano de la tierra, de los países del mar. Proclamen su alabanza en ellos. El Señor saldrá como un héroe y luchará como un guerrero, dará el grito de batalla y derrotará a sus enemigos.

Ahora me voy a levantar y convertiré la oscuridad en luz delante de ellos y en terreno llano los lugares quebrados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s