¿Y nosotros que hacemos? y ¿qué debemos hacer?

ANTORCHA – LUZ

La gente y los cristianos dicen: Nuestro país anda mal, Todos gobernantes son un desastre…

¿Y Nosotros que hicimos?

Cristo viene pronto:

Profecía para el 2014 algo grande.

Pero (visión) diablo atacando con todo ahora (Ver primer capítulo de la Búsqueda final.

En África en una reunión de 4000 personas Jesús se apareció personalmente y todos cayeron al suelo, están sucediendo cosas extraordinarias. El primero quiere salvar a los pedidos y que todos escuchen y “vean” el Evangelio. Se aparece a los Árabes.

ESTE ES UN TIEMPO DE TREMENDA GUERRA ESPIRITUAL QUE SE LIBRA EN EL MUNDO INVISIBLE POR CADA ALMA ENTRE LOS SERES ESPIRITUALES DE LAS TINIEBLAS COMANDADOS POR SATANÁS CONTRA LOS ÁNGELES Y PREDICADORES DE DIOS. Pero será un tiempo de grandes victorias espirituales con grandes luchas. Este es el tiempo más importante de toda la historia del mundo.

(Apocalipsis 12:12)

Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. Esto es una realidad. Este es el tiempo de apartarse del pecado y volverse con todas sus fuerzas a Dios.

(1 Tesalonicenses 4:16)

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

(1 Tesalonicenses 4:17)

Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

(Juan 5:35) Jesús dijo de Juan el bautista:

El era antorcha que ardía y alumbraba; y vosotros quisisteis regocijaros por un tiempo en su luz. (pero ahora cada uno debe ser una luz con la luz verdadera viviendo en cada uno).

(Juan 1:4) Dice de Jesús.

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

(Juan 1:5)

La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

(Juan 1:7)

Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él.

(Juan 1:8)

No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.

(Juan 1:9)

Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.

(Juan 1:12)

Pero, a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.

(Juan 1:13)

Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios. Su Espíritu se une a nuestro Espíritu.

(1 Corintios 6:17)

Pero la persona que se une al Señor es un solo espíritu con él.

(Juan 3:19)

Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

(Juan 3:20)

Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.

(Juan 3:21)

Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.

(Juan 8:12)

Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida… Eterna al tener a Cristo en él)

(Mateo 5:14)

Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

(Mateo 5:15)

Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.

(Mateo 5:16)

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

(Hechos 13:47)

Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo:

Te he puesto para luz de los gentiles, (de los que no conocen a Dios)

A fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra.

*Juan el Bautista era una antorcha, pero no era la verdadera luz.

*Jesús es la verdadera luz.

(Juan 8:12)

Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

*Jesús dijo a sus seguidores: les conviene que yo me vaya, porque sino, no vendría mi Espíritu a unirse con el vuestro y no podría habitar en ustedes. Juan 16:7

*La luz verdadera está ahora en nosotros. Colosenses 1:26.27.

*Cristo vive en cada cristiano (en nosotros), y somos más que simples antorchas (cada uno) no estamos para acercarnos todo el tiempo (a veces si) a la luz de un predicador, y correr tras ellos, sino para ser una luz potente en su entorno (alrededor tuyo).

Por eso el más pequeño en el Reino de Dios es más grande que “el más grande que existió antes de Jesús, que fue Juan el bautista” (antes que venga el Reino de Dios). Mateo 11:1.

*Juan no hizo milagros y antes no se podía echar fuera demonios. (De las personas o de las zonas).

*Nosotros ¡SI podemos! porque por el Espíritu de Dios que vive en nosotros, demostramos que el Reino de Dios viene con nosotros y está en nosotros.

(Mateo 12:28)

Pero, si yo expulso a los demonios por el Espíritu de Dios, entonces el reino de Dios ha llegado y está entre ustedes.

*La luz verdadera está en nosotros y actúa a través nuestro. Colosenses 1:29 (actuamos con la potencia de El, de Jesús). Colosenses 1:27

*Cristo en nosotros es la esperanza de gloria para la gente, los pueblos, ciudades, naciones, el mundo entero.

*El se multiplica en cada cristiano. Y puede hacerlo a través de la TV, radio, Internet etc.

* A donde vayamos…debe pasar eso:

(Mateo 4:16)

la gente que estaba en la oscuridad ha visto una gran luz. Y para aquellos que vivían en la tierra donde la muerte arroja su sombra, ha brillado una luz»

(Efesios 5:8)

Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz

(1 Corintios 3:16)

¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

(1 Corintios 6:19)

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?

(Romanos 15:18) Esto es para cada cristiano no solo para el apóstol Pablo.

Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras,

(Romanos 15:19)

con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.

(Romanos 15:20)

Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio.

POR ESO TENEMOS ESTAS ÓRDENES DE JESÚS, EL NO NOS PIDE NADA QUE NO PODEMOS HACER.

(Mateo 10:8)

Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien de su enfermedad a los leprosos y expulsen a los demonios. Ustedes recibieron gratis este poder; no cobren tampoco por emplearlo.

(Lucas 10:19)

Yo les he dado poder a ustedes para caminar sobre serpientes y alacranes, y para vencer toda la fuerza del enemigo, sin sufrir ningún daño.

El prometió darnos el poder del Espíritu santo como lo tenía El Y MUCHOS DE NOSOTROS YA LO TENEMOS, DEBEMOS DARNOS CUENTA DE ESTO Y ENTONCES ACTUAR Y APLICARLO.

(Lucas 24:49)

He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.

(Hechos 1:8)

pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

(Hechos 2:4)

Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

(Juan 16:7)

Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.

(Colosenses 1:26)

el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos,

(Colosenses 1:27)

a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,

(Juan 10:41) Juan no hizo milagros nosotros sí.

Y muchos venían a él, y decían: Juan, a la verdad, ninguna señal hizo; pero todo lo que Juan dijo de éste, era verdad.

(Colosenses 1:29)

para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, (de Jesús) la cual actúa poderosamente en mí.

(Mateo 4:17)

Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

HAGA LO MISMO, COMIENCE A ATUAR Y A BRILLAR.

(Hechos 10:24)

Al otro día entraron en Cesarea. Y Cornelio los estaba esperando, habiendo convocado a sus parientes y amigos más íntimos.

(Marcos 5:19) El ex endemoniado.

Mas Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti.

(Marcos 5:20)

Y se fue, y comenzó a publicar en Decápolis cuán grandes cosas había hecho Jesús con él; y todos se maravillaban.

(Hechos 8:4)

Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio.

(Hechos 8:5)

Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo.

(Hechos 8:6) Vea como avanza el Reino y estos enfrentamientos de poderes con el mago.

Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía.

(Hechos 8:7)

Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados;

(Hechos 8:8)

así que había gran gozo en aquella ciudad.

(Hechos 8:9)

Pero había un hombre llamado Simón, que antes ejercía la magia en aquella ciudad, y había engañado a la gente de Samaria, haciéndose pasar por algún grande.

(Hechos 8:10)

A éste oían atentamente todos, desde el más pequeño hasta el más grande, diciendo: Este es el gran poder de Dios.

(Hechos 8:11)

Y le estaban atentos, porque con sus artes mágicas les había engañado mucho tiempo.

(Hechos 8:12)

Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.

(Hechos 8:13)

También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito.

(Marcos 9:29) ORE AYUNE HAGA LO MISMO Y VERÁ RESULTADOS.

Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno.

(Hechos 5:42)

Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

(2 Timoteo 4:1)

Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino,

(2 Timoteo 4:2)

que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

(2 Timoteo 4:3) Hoy está pasando esto.

Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,

(Marcos 16:17) ¡HAGA TODO ESTO!

Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;

(Marcos 16:18)

tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

(Marcos 16:20)

Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén.

IMPARTICIÓN:

(Hechos 9:17)

Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo.

(Hechos 19:6)

Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.

(Hechos 8:15)

los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo;

(Hechos 8:17)

Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo.

(2 Timoteo 1:6)

Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.

(Deuteronomio 34:9)

Y Josué hijo de Nun fue lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés había puesto sus manos sobre él; y los hijos de Israel le obedecieron, e hicieron como Jehová mandó a Moisés.

VISITACION DE DIOS:

DEBEMOS PEDIR UNA VISITACIÓN DE DIOS:

Una visitación de Dios es cuando el irrumpe en la escena de una manera constante y no esporádica hasta cumplir un propósito suyo en respuesta de las oraciones de su pueblo. Ejemplo Los israelitas oraban para que Dios los saque de la opresión y esclavitud de los Egipcios. Satanás representa a faraón y los egipcios a los demonios.

Debemos pedir que Dios nos visite mundialmente para cumplir con el propósito de Dios de la evangelización mundial con señales, prodigios y milagros predicando y demostrando la venida del Reino de Dios y su invasión en el reino de las tinieblas.

Dios dice: ahora voy a sacar a mi pueblo de Egipto para que crucen el Jordán y los lleve a la tierra prometido (el cielo).

(Éxodo 3:2) El pueblo de Dios oró fervientemente entonces ¡APARECIÓ DIOS!

Y se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía.

(Éxodo 3:3)

Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema.

USTED AHORA ES UN GRANDE VISIÓN. USTED ES LA ZARZA QUE ARDE Y NO SE CONSUME.

(Éxodo 3:7)

Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias,

(Éxodo 3:8)

y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel…

(Éxodo 3:9)

El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen.

(Éxodo 3:16)Dios le dijo además a Moisés:

Vé, y reúne a los ancianos de Israel, y diles: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, me apareció diciendo: En verdad os he visitado, y he visto lo que se os hace en Egipto;

(Éxodo 4:31)

Y el pueblo creyó; y oyendo que Jehová había visitado a los hijos de Israel, y que había visto su aflicción, se inclinaron y adoraron.

(Colosenses 1:27) DIOS ESTÁ AHORA EN NOSOTROS NO EN UNA ZARZA NOSOTROS SOMOS LOS QUE DEBEMOS ALUMBRAR CON LA LUZ DE DIOS.

a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,

(Colosenses 1:29)

para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí.

ENFOCARSE EN LO PRINCIPAL:

(Marcos 16:15)

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

(Filipenses 3:13)

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

(Filipenses 3:14)

prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

(Hechos 5:42)

Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

(Hechos 8:4)

Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio.

(Hechos 20:24)

Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

(Hechos 6:4)

Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.

LA PIEDRA QUE VIÓ DANIEL YA HA SIDO CORTADA Y VIENE RODANDO:

(Daniel 2:34)

Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada,( Jesús viene con su Reino a reinar) no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó.

(Daniel 2:35)

Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras del verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra.

(2 Corintios 5:20)

Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

ACTUEMOS ENTONCES COMO LOS EMBAJADORES DEL REINO DE DIOS (EN EL TERRITORIO ENEMIGO) PERO CON PLENOS PODERES DELEGADOS DE DIOS Y SU REINO.

EN ESTE TIEMPO:

MUCHOS SE ENFRIAN (Espiritualmente) OTROS SE HACERCAN MÁS AL FUEGO, (A la presencia de Dios, como se acercó Moisés a la zarza que ardía),OTROS SON ANTORCHAS, OTROS FAROS y oros están en camino de serlo.

(Mateo 24:12)

y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.

(Mateo 24:13)

Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

(Mateo 24:14)

Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

(Hechos 14:1) DEBEMOS HACER ESTO:

Aconteció en Iconio que entraron juntos en la sinagoga de los judíos, y hablaron de tal manera que creyó una gran multitud de judíos, y asimismo de griegos.

(Hechos 14:21)

Y después de anunciar el evangelio a aquella ciudad y de hacer muchos discípulos, volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía,

(Hechos 9:20) PABLO COMENZÓ EN SEGUIDA…No hizo años de seminarios hasta lograr un Doctorado porque no existían esas complicaciones como hoy.

En seguida predicaba a Cristo en las sinagogas, diciendo que éste era el Hijo de Dios.

(Hechos 8:4)

Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio.

¿Predicaban solo en los púlpitos cuando el Pastor se lo pedía? NO, EN TODAS PARTES Y EN TODO MOMENTO PROPICIO.

(Hechos 5:42)

Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

(Hechos 26:18) EN ESO ESTABAN ENFOCADOS Y DEBEMOS ENFOCARNOS NOSOTROS.

para que abras sus ojos,(de los que no creen y no son de Dios) para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.

(Hechos 26:23)

Que el Cristo había de padecer, y ser el primero de la resurrección de los muertos, para anunciar luz al pueblo y a los gentiles.

(Colosenses 1:13) ESTO MARAVILLOSO NOS SUCEDIÓ, Y SUCEDE CUANDO NOSOTROS PREDICAMOS EL EVANGELIO.

el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo,

IMPARTICIÓN:

(2 Timoteo 1:6)

Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.

(Hechos 13:2)

Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.

(Hechos 13:3)

Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.

(Hechos 9:17)

Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo.

(Hechos 8:15) Pedro y Juan en samaria.

los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo;

(Hechos 8:17)

Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo.

SANTIFÍQUESE Y PURIFÍQUESE

Esta es una acción de nuestra voluntad constante en nuestras vidas por la cual estamos dispuestos a cambiar aún en detalles como la manera de hablar, pensar, comportarse etc. en cada detalle pidiéndolo a Dios que nos ayude por la acción de su Espíritu Santo en nosotros. Sabemos que cuando nacemos de nuevo pasamos a ser santos y justos legalmente ante Dios (santificación instantánea) y la santificación progresiva es la que realiza el Espíritu santo y Dios con su disciplina para hacernos más y más como Jesús, llegando a su culminación en el cielo. (1 Juan 3:2)

Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.

Pero me refiero a la acción voluntaria nuestra de hacer las cosas como las haría Jesús aún en los más pequeños detalles de nuestra vida. Eso es lo que Dios quiere en este momento de la historia que hagan sus hijos para prepararlos para la gran cosecha final Mateo 24:14.

(Apocalipsis 22:11)

El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía.

(Hebreos 2:11)

Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos,

(1 Juan 3:3)

Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.

(1 Juan 2:6)

El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

(1 Juan 4:17)

En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo.

TAMBIÉN PODEMOS HACER LAS MISMAS COSAS QUE EL, (Jesús)

(Lucas 8:31)

Y le rogaban que no los mandase ir al abismo.

(Juan 14:12)

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.

(Mateo 26:53)

¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?

TENEMOS LA MISMA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO QUE TENÍA JESÚS.

(1 Juan 2:20)

Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas.

(Juan 14:26)

Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

LUZ

(Mateo 4:16)

El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz;

Y a los asentados en región de sombra de muerte,

Luz les resplandeció.

(Lucas 1:79)

Para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte;

Para encaminar nuestros pies por camino de paz.

USTED ES UN MISIONERO DEL CIELO UN EMBAJADOR CON PLENO PODERES BRILLE Y ACTÚE EN SU ENTORNO.

(Lucas 8:16)

Nadie que enciende una luz la cubre con una vasija, ni la pone debajo de la cama, sino que la pone en un candelero para que los que entran vean la luz.

(Lucas 11:36)

Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz, no teniendo parte alguna de tinieblas, será todo luminoso, como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor.

(Juan 14:30)

No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí.

(Lucas 16:8) Dios nos llama los hijos de la luz.

Y alabó el amo al mayordomo malo por haber hecho sagazmente; porque los hijos de este siglo son más sagaces en el trato con sus semejantes que los hijos de luz.

(Juan 11:10)

pero el que anda de noche, tropieza, porque no hay luz en él.

(Juan 12:35)

porque el que anda en tinieblas, no sabe a dónde va.

SALVACIÓN:

(Juan 12:36)

creed en la luz, (Jesús) para que seáis hijos de luz.

(Juan 12:46)

Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.

ARMAS DE LA LUZ SABER QUE LAS TENEMOS, ESGRIMIRLAS Y FUNCIONAR BAJO LAS ORENES DEL ESPÍRITU SANTO.

(Romanos 13:12)

La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz.

(1 Tesalonicenses 5:5)

Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas.

(1 Timoteo 6:16)

el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.

(2 Timoteo 1:10)

pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio,

LUCHAMOS CONTRA EL DIABLO Y SUS EJÉRCITOS.

(Efesios 6:12)

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

(2 Corintios 4:4) EL CIEGA EL ENTENDIMIENTO DE LAS PERSONAS.

en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.

(2 Corintios 4:6)

Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.

(2 Corintios 4:6)

Pues Dios, quien dijo: «Que haya luz en la oscuridad», hizo que esta luz brille en nuestro corazón para que podamos conocer la gloria de Dios que se ve en el rostro de Jesucristo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s