Jesucristo es el último de los sacerdotes ya que presentó un solo sacrificio en el que pagó el pecado del mundo.

(Hebreos 7:27)(La Sagrada Biblia) (La palabra de Dios)
A diferencia de los demás sumos sacerdotes, Jesús no tiene necesidad de ofrecer sacrificios cada día. Ellos los ofrecían primero por sus propios pecados y luego por los del pueblo. Sin embargo, JESÚS LO HIZO UNA VEZ Y PARA SIEMPRE CUANDO SE OFRECIÓ A SI MISMO COMO SACRIFICO POR LOS PECADOS DEL PUEBLO. JESÚS MURIÓ POR USTED (EN SU LUGAR) LLEVANDO SU CASTIGO, PECADOS Y CULPA. EL PAGÓ LA CULPA DE CADA PERSONA EN LA CRUZ, SOLO FALTA QUE AHORA CADA PERSONA INDIVIDUALMENTE DEBE ARREPENTIRSE DE SUS PECADOS, TENER FE EN LA OBRA DE JESÚS A SU FAVOR HECHA EN LA CRUZ Y POR MEDIO DE UNA SENCILLA ORACIÓN RECIBIR A CRISTO EN SU VIDA Juan 1:12, Apocalipsis 3:20; DECLARANDO QUE DE AQUÍ EN MÁS JESÚS ES SU SALVADOR Y SU REY, AL CUAL VA A OBEDECER Y SEGUIR. Jesús entonces entra en tu vida y en la persona del Espíritu Santo, te declara Justo ante Dios y por su presencia en ti, te da el poder para vencer tu tendencia al pecado 2 Corintios 5:17 ¡Esto es lo que se llama el nuevo nacimiento (Juan 3) y es lo más maravilloso que puedes experimentar en este mundo! Y durará para siempre…Y comienzas a amar a las cosas buenas y aborrecer a las malas como Jesús…pero amas y comprendes a todos los que no saben estas cosas y querrás compartirlas con ellos.

HUBO UN ÚLTIMO, PERFECTO (Y DE VALOR INFINITO) SACRIFICIO POR LOS PECADOS EL QUE HIZO JESÚS AL MORIR POR TI Y EN TU LUGAR EN LA CRUZ.

(Hebreos 10:10)
Pues la voluntad de Dios fue que el sacrificio del cuerpo de Jesucristo nos hiciera santos, una vez y para siempre.

(Hebreos 10:11)
Bajo el antiguo pacto, el sacerdote oficia de pie delante del altar día tras día, ofreciendo los mismos sacrificios una y otra vez, los cuales nunca pueden quitar los pecados.

(Hebreos 10:12)
Pero nuestro Sumo Sacerdote se ofreció a sí mismo a Dios como un solo sacrificio por los pecados, válido para siempre. Luego se sentó en el lugar de honor, a la derecha de Dios.

(Hebreos 10:14)
porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s