LA PRIORIDAD EN ESTOS TIEMPOS FINALES DEBE SER:

La prioridad de estos tiempos finales es:
SALVAR ALMAS
DISCIPULARLAS EN LAS BASES DEL CRISTIANISMO
MOVILIZAR A TODO LOS VERDADEROS CRISTIANOS A ENSEÑARLAS EN “PEQUEÑOS GRUPOS”, REUNIONES CASERAS ETC.
PROCURAR QUE TODOS SEN LLENOS DEL ESPÍRITU SANTO
PREDICAR EL EVANGELIO DEL REINO DE DIOS CON DEMOSTRACIÓNES DEL PODER DEL ESPÍRITU SANTO.
MOSTRAR Y ENTENDER QUE CRISTO VIVE EN CADA CRISTIANO POR MEDIO DE UNA VIDA CORRECTA Y ACCIONES BUENAS Y ACCIONES SOBRENATURALES.
(Mateo 28:18)
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.
(Mateo 28:19)
Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
(Mateo 28:20)
enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.
(Marcos 16:15)
Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.
(Marcos 16:16)
El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.
(Marcos 16:17)
Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;
(Marcos 16:18)
tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.
(Marcos 16:20)
Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén.
(2 Timoteo 2:2)
Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.
(Romanos 15:18)
Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras,
(Romanos 15:19)
con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.
(1 Corintios 2:1)
Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría.
(1 Corintios 2:2)
Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado.
(1 Corintios 2:4)
y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,
(1 Corintios 2:5)
para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s