Algo que Jesús me dijo:

Algo que Jesús me dijo a mí:

Considérate y actúa como Pastor de todos los cristianos y se como un Padre para todos. Te he hecho pasar por muchas cosas para traerte a este punto.

Mira a todos los cristianos como mis ovejas, se su Pastor y dale “lo mejor” de ti y “todo” lo que te he dado. Cuídalas y compréndelas y también a los que no creen búscalos, gánalos para mi Reino, ten paciencia y yo te llenaré de mí a amor por ellos. Ellos son los más necesitados.

Busca la unidad del cristianismo.

Te hice fundar la Iglesia Cristo Rey en Miramar pero hay muchas en el mundo con ese nombre y está bien, porque Yo soy el Rey de reyes. Pero no pongas la mira solo en ello sino considera a toda mi obra en el mundo y a los que me sirven por igual.

Piensa en la estatua de Río de Janeiro y en la de Polonia, mis brazos están abiertos para todos, sobre todo a los que están más lejos de mí.

Actúa como Pastor y Padre y guía aún de los más supersticiosos, pecadores, malos y también de los que creen saberlo todo y en realidad no saben nada de mí, también de los que se creen buenos y en su interior a mucha maldad y pecado pero… yo los amo y puedo transformarlos en auténticos servidores de mi Reino. Se un guía para ellos, te escuchen o no te escuchen, te reciban o no te reciban, pero yo te lleno de mi amor por ellos y mi amor los “derretirá” y muchos me conocerán y serán salvos.

Cada día debes pedirme que te de Mi sabiduría para esta tarea, y YO te la daré día por día, porque cada día será diferente uno de otro y las situaciones que enfrentarás también. Sola básate en mi palabra, solo dile lo que yo pienso al respecto, tu opinión sobre un tema en particular debe ser MI opinión que está en mi palabra. Comunícales a todos la opinión del Rey de Reyes al cual tú sirves. Tú eres mi hijo y mi embajador con el pleno respaldo del Reino que tú representas, mi Reino que es el Reino del Dios y Padre al cual perteneces y sirves.

Yo te sigo formando como un siervo mío PARA TODOS, por eso muchos de mis siervos no te reconocen porque te quieren encasillar como ellos están, en un lugar, una religión determinada o una manera de hacer las cosas que ellos aprendieron, siguen por tradición y no ven nada más.

Muy pocos de mi pueblo tienen verdadero discernimiento espiritual, eso es porque no están mucho tiempo conmigo ni me aman lo suficiente para buscarme y dejar que yo les hable y enseñe. También su corazón no es perfecto para conmigo, por eso no puedo comunicarles mucha de mis verdades porque sería perjudicial para ellos.

Yo te formo como un siervo mío diferente, como uno que es PARA TODOS y te daré sabiduría y poder de adaptación para los que voy a poner en tu camino.

Tu serás como te dije de joven: un Apóstol mío y profeta del cristianismo y no tomarás partidos con nadie y estarás con quién yo te ponga y solo llevarás a las personas a mí. Yo después guiaré a cada persona al lugar de mi cuerpo que tengo preparado para ellos.

No te harás “imperios propios” como lo hacen muchos de mis siervos, que aunque trabajan para mí en cierto grado, trabajan parcialmente y en gran parte para ellos mismos. Aunque yo los amo y valoro lo bueno que hacen y a los muchos que están salvando para mi Reino conozco las verdaderas intenciones de cada corazón. La principal motivación debe ser el amor a mí y a las personas que tanto amo.

Serás como un Padre para todos los que hasta ahora nos están satisfechos con lo que han visto y serás como una fuente de mí Espíritu donde irán a beber principalmente mis “odres nuevos” pero también lo harán mis “odres viejos”, aunque lo tuyo será muy fuerte para ellos, recibirán en parte tu mensaje porque se darán cuanta que eres genuino y que sobre todo los amas con mi amor.

Serás y te establezco como un General de Reino de los cielos que debe “esperar” mis tiempos y “esperar” a mi pueblo con el cual estoy trabajando, disciplinando y enfocando para el tiempo de la conquista final.

Mateo 24:14. Para ello también trabajaremos juntos.

Serás como un “Josué” de los últimos tiempos y habrá muchos otros como tú que yo levantaré estratégicamente en diferentes lugares del mundo.

Deberás enseñar, entrenar, preparar a mis “ejércitos a nivel mundial y enseñarles a como guiarse por mí Espíritu Santo, a escuchar su voz y actuar en su poder.

Caminarás a paso firme y muy seguro de tus convicciones y serás como un precursor para muchos que al principio no entenderán, pero luego te comprenderán. Tú has sido llamado para impartir de mi Espíritu Santo a muchos de mi pueblo y demostrar mi poder por todos los lugares que yo tengo preparados y tengan la suficiente humildad y discernimiento para recibir las palabras que te he dado y te daré para ellos.

Ten paciencia con los “Apolos” (Hechos 18:22-28) que predican parcialmente la verdad, corrígelos con la prudencia que tuvieron de Priscila y Aquila con él y serán de gran utilidad para mi Reino, (si ellos aceptan con humildad tus consejos que vendrán de mí para ellos), pero yo estaré contigo y trabajaremos juntos.

Estoy definiendo en ti una identidad diferente e inquebrantable, que por la formación que te dí y el trato que recibiste y por lo que permití que sufrieras te mantendrás firme ante los peores espíritus que serán soltados en estos tiempos. Te mantendrás firme ante los peores espíritus religiosos que operarán aún en algunos de mis hijos y siervos, que no comprenderán lo que yo estoy haciendo, ellos no me reconocerán como me muevo y a donde quiero llevar a mi pueblo en este tiempo, como no me reconocieron los fariseos de mi tiempo. A estos “déjalos”, “ignóralos” y sigue adelante yo soy el que haré justicia y el que peso las intenciones de los corazones. Yo te sostendré y yo trataré con ellos.

Yo te preparé para enfrentar las peores tentaciones y la búsqueda de la gloria de los hombres como buscan algunos de mis líderes al estilo Saúl.

Jamás mis siervos deben buscar gloria de los hombres, ni formar imperios religiosos propios, no competir unos con los otros porque a eso los trata de llevar el diablo.

Tú debes pensar así: Nada es mío, todo lo que hago es para mi Rey Jesús y para El es toda la gloria y la alabanza, porque ninguno de mis siervos puede hacer algo sin mí y si algo tienen es porque yo se los he dado.

Una cosa más: Aunque muy pocos se den cuenta, permanece firme en lo que te he mostrado. Yo estoy y estaré contigo. Eres un general y enviado mío del tiempo final.

Jesús.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s