Profecía:

Profecía:
Nuestra Meta más alta es extender el Reino de Dios y llevar “su atmosfera” a dondequiera que vayamos. Va a surgir una nueva generación de odres nuevos (y de los viejos que se dejen “moldear”) dejando sus antiguas formas de hacer las cosas y sus tradiciones y tengan verdadera sed de Dios. Ellos serán los que demostrarán el Reino de Dios viniendo a la tierra con el Poder del Espíritu Santo pero a su vez estarán llenos del amor de Dios.
Esta será: “Una empresa Unida” de todos los verdaderos cristianos que sepan tolerar las diferencias con otros cristianos y juntos salvarán a millares para Dios. Será un movimiento por así decirlo “fuera de las religiones tradicionales” y se moverá más afuera de los templos que adentro de ellos. Ellos gobernarán el mundo visible desde el Reino invisible. Serán consientes del mundo invisible que los rodea y desde ese conocimiento y relación con lo invisible de Dios invadirán y echarán lo invisible del diablo. “Estamos viendo una revolución de justicia que va a redefinir el cristianismo. El cristianismo se convertirá en algo que hacemos, no sólo algo que decimos. Ellos vivirán el cristianismo y no solo conocerán y enseñarán sus doctrinas.
Ellos serán ¡los vencedores! No tendrán ninguna otra agenda, que la del Espíritu Santo, no vivirán de estrategias o planes humanos para hacer la obra de Dios, sino que caminarán siguiendo al Rey Jesús y serán guiados por su Espíritu Santo, ellos seguirán al cordero por dondequiera que vaya, dejarán sus comodidades y muchas cosas y se enfocarán principalmente en la obra de Dios, no buscarán formar “imperios” para si mismos sino que su meta más alta será asegurar que Cristo Jesús recibe la gloria debida a su nombre.
En esta generación emergente estará por sobre el sexo, como la edad, y serán conocidos por sus corazones y sus vidas totalmente consumidos por un amor apasionado y ardiente por Cristo y su presencia. Ellos han respondido a los toques de Cristo a sus puertas, han “comido en su mesa” y ahora están consientes que están sentados en un lugar de autoridad y poder.
Dios está llamando a sus hijos a una empresa de conquista para funcionar en autoridad y dominio en “lo invisible” que luego se verá en “lo visible”; revelarán la soberanía y el poder de Jesús, sin embargo, operarán llenos del amor de Cristo.
Exaltar AL REY (Jesús) Y SU REINO ES NUESTRA META MÁS ALTA.
Esta generación emergente demostrará actitud y dominio para establecer el Reino de Dios con amor centrado en Cristo. El Espíritu de Dios dará la liberación de la gracia tan necesaria para mostrar el amor de Dios al tiempo que demostrará autoridad en unidad. Hemos buscado el poder de Dios, pero Él anhela liberar la pasión de los primeros cristianos y su primer amor. Un bautismo de amor se dará a conocer y es el amor de Jesucristo, que en última instancia nos motivará e impulsará para hacer su obra.

Por su amor infinito que fluye libremente de estos vencedores será que todos los hombres podrán ver verdaderamente a Cristo. Jesús declara “Un mandamiento nuevo os doy: que os améis unos a otros como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si os tenéis amor los unos a los otros ” Juan 13:34-35.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s