“VEAMOS” lo invisible y seamos plenamente consientes de su realidad.

Dios quiere en este tiempo que caminemos como “viendo al invisible” (a El) y como viendo el mundo invisible que nos rodea y convivimos. (Es más real de lo que la mayoría piensa o sabe).

Moisés por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible, (a Dios).
(Hebreos 11:27)

Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.
(1 Timoteo 1:17)

Pónganse toda la armadura de Dios para poder mantenerse firmes contra todas las estrategias del diablo (EXISTE).
(Efesios 6:11)
Pues no luchamos contra enemigos de carne y hueso, sino contra gobernadores malignos y autoridades del mundo invisible, contra fuerzas poderosas de este mundo tenebroso y contra espíritus malignos de los lugares celestiales.
(Efesios 6:12)

El (Jesús) es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.
(Colosenses 1:15)
Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e INVISIBLES; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.
(Colosenses 1:16)

Pues, desde la creación del mundo, todos han visto los cielos y la tierra. Por medio de todo lo que Dios hizo, ELLOS PUEDEN VER A SIMPLE VISTA LAS CUALIDADES INVISIBLES DE DIOS: su poder eterno y su naturaleza divina. Así que no tienen ninguna excusa para no conocer a Dios.
(Romanos 1:20)

(El servidor de Eliseo )se levantó de mañana y salió el que servía al varón de Dios, y he aquí el ejército que tenía sitiada la ciudad, con gente de a caballo y carros. Entonces su criado le dijo: ¡Ah, señor mío! ¿qué haremos?
(2 Reyes 6:15)

El (Eliseo) le dijo: No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros (ángeles) que los que están con ellos (demonios).
(2 Reyes 6:16)
Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea (LO ESPIRITUAL INVISIBLE).  Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo.
(2 Reyes 6:17)

Una palabra final: sean fuertes en el Señor (Jesús) y en su gran poder.
(Efesios 6:10)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s