LECCIÓN 1 PARA GRUPOS DE VIDA

GRUPOS DE VIDA: EL TEMOR.

UN HOMBRE que tuvo temor: PEDRO

(Mateo 14:22-33)

Resumen: Por medio de una peligrosa tormenta en el Mar de Galilea, Jesús enseña a sus discípulos a vencer el temor y las circunstancias adversas por medio de la fe.

Preguntas:

  1. ¿Por qué tenían temor Pedro y los demás discípulos? (14: 24-26)
  2. ¿Cuáles son las “tormentas” que infunden temor en nuestras vidas cotidianas?
  3. ¿Qué hizo Jesús para disipar el temor de Pedro y los discípulos? (14. 25-27)
  4. ¿Qué lecciones especiales aprendió Pedro en cuanto a la fe, la duda, el fracaso y la salvación?

¿Cómo se habría sentido en cada etapa de la aventura? (14: 28-32)

Aplicación:

Tomando en cuenta estas lecciones, ¿Cómo puede Jesús librarnos de nuestros temores?

Respuestas guía:

  1. Por la tormenta repentina; la ausencia de Jesús; la aparente visión de un fantasma; el temor a lo sobrenatural. Se sentían desamparados y totalmente inseguros.
  2. Enfermedades repentinas; crisis matrimoniales, familiares y económicas; accidentes; cambios bruscos de política, de trabajo y de circunstancias; pérdida de seres queridos, de hogar; tentaciones; etc.
  3. Él se acercó y les habló animándoles. A través de la experiencia de Pedro, les mostró cómo vencer el temor, por medio de la fe.
  4. Que debía mantener sus ojos en Jesús y no en las circunstancias adversas. Que aunque fallara, podía confiar en que Jesús lo salvaría, y le ayudaría. Al ver a Jesús, estaba expectante; al hundirse, asustado; al asirse de Jesús, aliviado y seguro.

Aplicación:

Jesús, puede manifestarse en nuestras vidas y darnos fe en medio de las circunstancias más adversas; darnos su paz y su ayuda, para levantarnos cuando fracasamos.

Solo el estar consientes de su presencia nos basta para sentir tranquilidad, el es Todopoderoso y nos ama más que nadie. El está en nosotros y con nosotros. Mateo 28:20; Marcos 16:20; Mateo 6:6. (Dios Padre está) Ángeles nos cuidan, Hebreos 1:14.

Ejemplo de Jesús: oraba a solas 14: 23 y siempre sabía la voluntad del Padre y era consiente de su presencia. Decía: No estoy solo…El Padre está conmigo Juan 16:32.

Aunque a veces Jesús nos parece como “un fantasma” podemos tener la seguridad que está con nosotros siempre, aunque de una manera invisible. Hebreos 11:27 (Moisés).

Jesús nos sigue diciendo: 14:27 ¡TENGAN ÁNIMO, YO SOY, NO TEMAN!

Pedro quiere hacer lo mismo que Jesús y Jesús aprueba su fe y le dice ¡VEN! y Pedro comienza a hacer lo imposible por la fe, la fe nos lleva a hacer lo imposible, pero en vez de seguir mirando a Jesús y confiando, Pedro se enfocó el la circunstancias y no en lo que Jesús podía hacer y eso le trajo el miedo, y empezó a hundirse. Pero Jesús lo salva, ¡El siempre está listo y está con nosotros para hacerlo! Jesús no le reprocha a Pedro “su imprudencia” sino su falta de fe ¿por qué dudaste? ¡Podrías haber seguido caminando y los otros también! Debemos actuar en base a la palabra de Jesús el dijo: (en este caso) Ven y eso bastaba para actuar.

Notas para la preparación y explicación:

“A la otra rivera” (v.22): En el mar de Galilea son frecuentes, hasta el día de hoy, las tormentas violentas y repentinas. Los pescadores temen estas tormentas por ser poco predecibles, inoportunas y peligrosas.

“La cuarta vigilia” (v.25): Entre las 3:00 y las 6:00 AM

“Mar” es sinónimo de problemas, revueltas, confusiones, gentíos: Apocalipsis 17:15

Pasajes bíblicos adicionales: Para incorporarlos en nuestro corazón.

Isaías 43:1-5; Juan 16:33; 2 Timoteo 1:7; Hebreos 13: 6; Josué 1:5-9; Filipenses 4:6; Marcos 9:23; 1 Pedro 5:6-7; Isaías 41:10-13; Salmo 23; Salmo 91:1-2 y todo.

Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.

(Isaías 43:1)

Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.

(Isaías 43:2)

Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé;

(Isaías 43:4)

No temas, porque yo estoy contigo;

(Isaías 43:5)

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

(2 Timoteo 1:7)

Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

(Josué 1:5)

Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.

(Josué 1:6)

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

(Josué 1:7)

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

(Josué 1:8)

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

(Josué 1:9)

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

(Filipenses 4:6)

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

(Filipenses 4:7)

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;

(1 Pedro 5:6)

echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

(1 Pedro 5:7)

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

(Juan 16:33)

de manera que podemos decir confiadamente:

El Señor es mi ayudador; no temeré

Lo que me pueda hacer el hombre.

(Hebreos 13:6)

Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.

(Marcos 9:23)

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

(Isaías 41:10)

Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.

(Isaías 41:13)

Haga de todo corazón estas dos oraciones:

ORACIÓN PIDIENDO PODER VIVIR LA ENSEÑANZA DE ESTA LECCIÓN

ORACIÓN DE COMPROMISO.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s