NADA HAY IMPOSIBLE PARA DIOS.

No hay nada que sea imposible, porque TODO es posible para Dios.

DIOS DIJO:

El (Jesús) les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.

(Lucas 18:27)

porque nada hay imposible para Dios.

(Lucas 1:37)

TODO ES POSIBLE Y NADA HAY IMPOSIBLE.

No mire lo que usted como humano puede hacer, piense que Dios puede hacer cualquier cosa imposible HOY.

Lea usted la Biblia… Jesús hizo millones de cosas imposibles desde su nacimiento hasta el día de hoy. El no está sujeto a sus propias leyes. Ej la de gravedad, Jesús ascendió al cielo, caminó sobre el agua etc.

Hoy en respuesta a su oración (o de cualquier persona) El puede hacer lo mismo y más todavía.

Leemos en la Biblia que dividió en dos el mar rojo, que detuvo el sol y la luna, que la sombra del reloj de sol retrocedió etc, ¡y Jesús dijo que nosotros podemos a través de la fe hacer lo mismo y más!: “De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él (usted y yo) las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.

(Juan 14:12)

Y nos prometió que El respondería a nuestras oraciones que pidan cosas imposibles.

Y TODO lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

(Juan 14:13)

Si ALGO pidiereis en mi nombre, yo lo haré.

(Juan 14:14)

Vea estos ejemplos:

Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Dí a los hijos de Israel que marchen. (ya oraste, entonces ahora camina por fe hacia el milagro).

(Éxodo 14:15)

Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo,(TÚ) y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco.

(Éxodo 14:16)

Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas.

(Éxodo 14:21)

Entonces Josué habló a Jehová el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas:

Sol, detente en Gabaón;

Y tú, luna, en el valle de Ajalón.

(Josué 10:12)

Y el sol se detuvo y la luna se paró….

¿No está escrito esto en el libro de Jaser? Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero

(Josué 10:13)

Y no hubo día como aquel, ni antes ni después de él, habiendo atendido Jehová a la voz de un hombre; porque Jehová peleaba por Israel.

(Josué 10:14)

En aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás.

(2 Reyes 20:1)

Entonces él volvió su rostro a la pared, y oró a Jehová y dijo:

(2 Reyes 20:2)

Te ruego, oh Jehová, te ruego que hagas memoria de que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho las cosas que te agradan. Y lloró Ezequías con gran lloro.

(2 Reyes 20:3)

Y antes que Isaías saliese hasta la mitad del patio, vino palabra de Jehová a Isaías, diciendo:

(2 Reyes 20:4)

Vuelve, y dí a Ezequías, príncipe de mi pueblo: Así dice Jehová, el Dios de David tu padre: Yo he oído tu oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que yo te sano; al tercer día subirás a la casa de Jehová.

(2 Reyes 20:5)

Y añadiré a tus días quince años, y te libraré a ti y a esta ciudad de mano del rey de Asiria; y ampararé esta ciudad por amor a mí mismo, y por amor a David mi siervo.

(2 Reyes 20:6)

Y Ezequías había dicho a Isaías: ¿Qué señal tendré de que Jehová me sanará, y que subiré a la casa de Jehová al tercer día?

(2 Reyes 20:8)

Respondió Isaías: Esta señal tendrás de Jehová, de que hará Jehová esto que ha dicho: ¿Avanzará la sombra diez grados, o retrocederá diez grados?

(2 Reyes 20:9)

Y Ezequías respondió: Fácil cosa es que la sombra decline diez grados; pero no que la sombra vuelva atrás diez grados.

(2 Reyes 20:10)

Entonces el profeta Isaías clamó a Jehová; e hizo volver la sombra por los grados que había descendido en el reloj de Acaz, diez grados atrás.

(2 Reyes 20:11)

Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe. (Pida eso a Jesús y el don de fe del Espíritu Santo al Señor Jesús) 1 Corintios 12:9.

(Lucas 17:5)

Entonces el Señor dijo: Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro (un árbol): Desarráigate, y plántate en el mar; Y OS OBEDECERÍA.

(Lucas 17:6)

Note que se refiere a lo que nosotros podemos hacer por la fe si creemos en sus promesas y en su palabra.

Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. (O la clase de fe de Dios).

(Marcos 11:22)

Porque de cierto os digo que CUALQUIERA (O SEA USTED, O YO) que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.

(Marcos 11:23)

Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.

(Marcos 11:24)

MEDITE EN LA GRANDEZA DE ESTAS PROMESAS DE JESÚS Y PÍDALE A EL TENER LA FE DE DIOS. O tener la clase de fe de Dios (El vive en los cristianos) la clase de fe de Dios es la que nada ve como imposible porque TODO es posible para Dios, como caminar sobre las aguas como Pedro, multiplicar panes y peces, la sombra de Pedro sanaba, reprender tormentas y estas se calman (Yo mismo he hecho esto muchas veces en un momento que era necesario y guiado por Dios).

Se bebe pedir a Dios una fe que cree de verdad, con el corazón, lo dice con su boca y recibe lo que pide (o a veces ordena) en el nombre de Jesús o respaldado por El. TODO ES POSIBLE PARA EL QUE TIENE A DIOS.

Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, más para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios.

(Marcos 10:27)

Cuando llegaron al gentío, vino a él un hombre que se arrodilló delante de él, diciendo:

(Mateo 17:14)

Señor, ten misericordia de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo; porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua.

(Mateo 17:15)

Y lo he traído a tus discípulos, pero no le han podido sanar.

(Mateo 17:16)

JESÚS SE ENOJÓ CON SUS DISCIPULOS PORQUE NO LO SANARON (EL QUIERE QUE ACTUEMOS NOSOTROS Y HAGAMOS LO QUE HACE EL).

Respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá.

(Mateo 17:17)

Y reprendió Jesús al demonio, el cual salió del muchacho, y éste quedó sano desde aquella hora.

(Mateo 17:18)

Viniendo entonces los discípulos a Jesús, aparte, dijeron: ¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera?

(Mateo 17:19)

Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y NADA OS SERÁ IMPOSIBLE. ESTA PROMESA SIGUE VIGENTE HOY PARA NOSOTROS.

(Mateo 17:20)

Pero este género no sale sino con oración y ayuno.

(Mateo 17:21)

VEA LA IMPORTANCIA DE ORAR Y AYUNAR.

Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.

(Mateo 19:26)

Recuerde estos dos versículos también y tómelos para usted, incorporándolos a su corazón.

¡Oh Señor Jehová! he aquí que tú hiciste el cielo y la tierra con tu gran poder, y con tu brazo extendido, ni hay nada que sea difícil para ti;

(Jeremías 32:17)

Y vino palabra de Jehová a Jeremías,(y a usted en este mismo momento) diciendo:

(Jeremías 32:26)

He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?

(Jeremías 32:27)

¿QUIÉN NO SABE QUE DIOS PUEDE HACER CUALQUIER COSA?…

PERO, SI USTED DUDA DE QUE SI DIOS QUIERE HACERLO, RECUERDE QUE:

Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

(Hebreos 13:8)

Pues si vosotros, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

(Mateo 7:11)

PIENSE Y MEDITE EN EL TREMENDO AMOR DE DIOS HACIA USTED Y HACIA TODOS Y CREEA QUE LO IMPOSIBLE PUEDE SER POSIBLE.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

(Juan 3:16)

El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

(Romanos 8:32)

Dios le bendiga: Predicador Gustavo Isbert

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s