Esto es evangelizar:

Como presentar el Evangelio: Las personas deben saber estas cosas:
a. Dios ama al ser humano
Juan 3:16: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.
b. Pero el hombre es pecador
Romanos 3:23: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”.
c. Y el pecado tiene un castigo
Romanos 6:23: “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro”.
d. Pero Cristo sufrió nuestro castigo
Romanos 5:8: “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”.
e. Por eso nuestra salvación es gratuita
Efesios 2:8-9: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”.
f. Debemos recibir a Cristo como nuestro Salvador Juan L 12: “Mas a todos los que le recibieron (a Cristo), a los que creen en su nombre, les dio potestad de hacerse hijos de Dios.”
g. Y reconocerlo como el Señor de nuestra vida Romanos 10:9: “Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”.
• ¿Has entendido bien lo que Cristo ha hecho por ti?”
• ¿Te das cuenta de que Cristo quiere entrar en tu vida como tu
Salvador y Señor; perdonar todos tus pecados y darte vida eterna?
• “¿Quieres confiar solamente en Cristo para el perdón de tus pecados y para tu salvación?”
• “¿Estás dispuesto a arrepentirte de tus pecados y seguir a Cristo?”
• “¿Quieres recibir a Cristo como tu Salvador y como el Señor de tu vida?”
Si la respuesta es afirmativa, te pido que repitas conmigo esta oración de todo corazón con palabras como éstas:
“Señor Jesús, reconozco que soy un pecador (pecadora), y que necesito tu perdón. Me arrepiento de mis pecados. Creo que pagaste por ellos al morir en mi lugar, pero que luego resucitaste y que vives para siempre. Te invito a entrar en mi vida como mi Salvador personal. Te reconozco como el Señor de mi vida. Recibo la vida eterna que me ofreces. Gracias, Señor “.Amén.
Pr Gustavo Isbert

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s