Estudio para Grupos de Vida. 69

El crecimiento de la Iglesia.

LA EVANGELIZACIÓN POR LA IGLESIA

(Hechos 8:1-8)

Resumen: La primera Iglesia creció con vigor. El valor de estudiar el libro de Hechos es que podemos identificar muchos de los principios relacionados con la evangelización eficaz.

Nota: Conviene haberse informado bien de los varios programas de evangelización, que están a disposición de la Iglesia. Conviene también hacer el estudio sobre Evangelización Personal es decir enseñar a evangelizar a todos los cristianos.

Preguntas para la discusión:

  1. Por qué persiguió tanto Pablo (Saulo) a la Iglesia? (vv. 1-3; vea también Hechos 4:1-3, 18-22; 5:12-16, 26-29; 26:9-11).
  2. Qué nos enseña esto, en cuanto al vigor espiritual y la visión de la primera Iglesia?
  3. ¿Quiénes fueron esparcidos en la persecución, y cómo evangelizaban? (vv. 1, 4).

¿Por qué es significativo que los apóstoles no fueran quienes hicieran esta obra de evangelización? ¿Cuál fue la contribución de Felipe a la evangelización de Samaria, y qué relación tuvo con la evangelización hecha por los “esparcidos”?

  1. ¿Cómo podríamos resumir el Evangelio en una palabra? ¿Por qué? (v.5). ¿Cuáles son los puntos centrales del mensaje del Evangelio? (1 Corintios 15:1-4).
  2. ¿Qué aspecto importante del ministerio de Felipe permitía a la gente ver, además de oír, el Evangelio? (vv.6-7).
  3. ¿Cuáles fueron los cambios que trajo a Samaria la evangelización de los primeros creyentes? (v.8).

Aplicación: ¿Cómo, aplicando estos principios, podría evangelizar más nuestra Iglesia, por medio de sus miembros?

Respuestas Guía:

  1. Era fariseo y temía la vigorosa expansión de lo que él consideraba una secta herética.
  2. Que tenía una clara visión y experiencia de crecimiento. Tomaban en serio el mandato de Jesús de evangelizar a todo el mundo. Sus hogares eran centros naturales para reuniones y la enseñanza del Evangelio.
  3. Los miembros de la Iglesia (no tanto los líderes). Dondequiera que iban, no podían evitar el dar a conocer en Evangelio y el Cristo que había cambiado sus vidas. Sin duda no eran muy expertos, pero Dios les honraba, ya que lo hacían lo mejor que podían, testificando en todo lugar. Felipe, según se sabe, era evangelista (Hechos 21:8) con un don especial para comunicar el Evangelio. Su prédica cosechó lo que los “esparcidos” habían sembrado. Cuando la masa de los creyentes evangeliza (en vez de dejárselo a los “expertos” solamente), el impacto es mucho más eficaz, y el fruto, mayor.
  4. Cristo. Porque él fue el Evangelio (las “buenas noticias”). Vivió una vida perfecta, dio a conocer a Dios, murió por nuestros pecados, resucitó y ascendió en victoria. Al creer en él, arrepintiéndome de mi pecado y sometiéndome a su autoridad, soy salvo.
  5. La dimensión del poder de Dios. Los milagros, vidas cambiadas (el milagro más grande), sanidades, liberación de demonios, etc., “anuncian” el Reino de Dios (vea Estudio sobre el Reino de Dios).
  6. El “gozo” de vidas, matrimonios, familias sanadas y cambiadas; de la presencia sobrenatural de Dios; de cambios sociales hacia la justicia, un despertar espiritual y moral.

Aplicación:

  1. Podría planificar la Iglesia local un programa continuo de evangelización por medio del cual:

a) Se anima a cada cristiano al testimonio y la evangelización.

b) Se prepara a los cristianos para compartir el Evangelio.

c) Se adopta un programa de evangelización por medio del cual la práctica continua de la Iglesia será salir a evangelizar.

d) Se comienza un programa evangelístico, por medio de grupos de caseros.

e) De vez en cuando, se prepara un programa especial de evangelización al que se invita a un evangelista y a los muchos contactos personales que tiene la Iglesia, para lograr un impacto evangelístico en el sector.

f) Se cuida y se discipula a cada nuevo creyente por medio de Encuentros para Discipulado. Se debe tener un curso de discipulado sencillo y sistemático que esté al alcance de todos.

(Otras ideas del grupo deben compartirse).

Notas para la preparación y explicación:

“Su muerte” (v.1): La de Esteban (Vea Hechos capítulo 7).

“Judea y Samaria” (v.1): Vea un mapa bíblico para ver su extensión.

Pasajes bíblicos adicionales:

Mateo 28:16-20 Marcos 16:14-20 Hechos 5:12-16 Romanos 1:16-17

Anuncios
Esta entrada fue publicada en casas de paz, Estudios para Grupos de vida, Grupos de vida, material para celulas, reuniones caseras. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s