Enseñanzas para los Grupos de vida. 66

El Reino de Dios
LA SANIDAD DIVINA (3)
¿Un ministerio para nosotros?
(Marcos 8:22-26)
Resumen: Atraídos por su ministerio de sanidad, la gente trae a Jesús un ciego. El lo sana por el poder de Dios, haciendo uso de métodos y medios humanos.
Preguntas para la discusión:

  1. ¿Por qué, como este ciego, la gente traía a Jesús los enfermos? ¿Qué papel cumple en el ministerio de Jesús la sanidad milagrosa? (Mateo 4:24; 8:16).
  2. ¿De dónde, y cómo recibía Jesús el poder para sanar? (Juan 5:19; 8:28-29; Hechos 10:38; Lucas 3:22; 4:1, 14; 8-21, 36; 5:17b; 6:19).

¿Podemos nosotros esperar lo mismo? ¿por qué? (Juan 14:22; Mateo 28:18-20; Hechos 1:8; 4:9-10).

  1. ¿Qué procedimiento usó Jesús para sanar milagrosamente al hombre ciego? (vv. 23-25). ¿Dé qué otras formas sanaba Jesús? (Mateo 8:2; 5-14; 9:6, 20, 22, 25, 27-30, 32-34).

Aplicación: ¿Cómo podemos nosotros sanar hoy, basándonos en el modelo de Jesús? ¿Qué otras lecciones acerca de la sanidad aprendemos de los siguientes pasajes:
Santiago 5:14-15 1 Corintios 12:8-11 1 Corintios 28:31?
Búsqueda: ¿Cómo podríamos guiar hacia Cristo a alguien a quien sanamos por el poder de Dios?
Respuestas Guía:

  1. Jesús sanaba por doquier con el poder de Dios; le fue traído el ciego porque se sabía que Jesús lo podía sanar. Es importante ver que casi la quinta parte de los evangelios se trata de sanidades y las discusiones que se le suscitaron como consecuencia.
  2. Del Espíritu Santo, de su estrecha relación con Dios el Padre, haciendo y diciendo siempre lo que el Padre hace y dice. Sí, Jesús prometió poder para hacer las mismas obras que él hacía, y mayores. Mandó a sus discípulos enseñar a nuevos creyentes TODO lo que él les había enseñado (incluso el ministerio de sanidad).
  3. Básicamente, Jesús sanaba bajo la dirección directa del Padre y en el poder del Espíritu Santo. En este caso observaremos algunos principios:

a) Fe (v.22): Hubo fe, expectativa de parte de los que traían al ciego, y quizá del ciego mismo. También, sin duda, Jesús ejerció perfecta fe.
b) Oración “le rogaron” (v. 22): Toda sanidad comienza y termina en un espíritu de oración. Hay que comenzar a orar por enfermos para ver sanidad. Muchas veces “no tenemos porque no pedimos” (Santiago 4:2-3).
c) Un trato personal (v.23): En este caso Jesús prefirió apartarlo de la gente, quizá conversando acerca de su enfermedad, mientras caminaba.
d) Aplicación medicinal/ puntos de contacto (v.23): A veces se usaba saliva, barro o aceite como ungüento medicinal. Quizá Jesús usó saliva para establecer un punto de contacto de fe para el ciego, para darle una expectativa de que algo estaba por suceder.
e) Imposición de manos: En la Biblia es una de las formas más comunes de sanar: la oración y la imposición de manos.
f) Entrevista (vv. 23-24): Por medio de preguntas o de “palabras de conocimiento” uno capta tanto la enfermedad como el problema por el cual se va a orar, y el grado de sanidad que se ha logrado.
g) Perseverancia (v.25): La sanidad había sido parcial (normalmente Jesús hacía sanidades completas) y Jesús siguió orando por él, hasta sanarlo del todo.
Además, Jesús usaba otras técnicas para sanar:
Ø Mateo 8:3, un toque.
Ø Mateo 8:5-13, una palabra de fe a distancia
Ø Mateo 8:15, tomar la mano y orar
Ø Mateo 9:6, una orden directa
Ø Mateo 9:20-22, un toque con fe de parte del enfermo
Ø Mateo 9:25, tomar la mano
Ø Mateo 9:27-30, tocar la parte afectada
Ø Mateo 9:32-34, expulsión de un demonio de enfermedad.
Aplicación: Lo esencial consiste en caminar cerca del Padre, conocer su voluntad y su dirección, recibir el poder y los dones del Espíritu Santo y orar; orar y orar con fe y perseverancia por los enfermos, hasta lograr resultados positivos y crecientes.
Búsqueda: Enseñarle que es más importante la salvación de su alma que la de sanidad de su cuerpo. Llevarlo a Jesús, el Salvador. (Use un folleto Evangelístico si es necesario).
Notas para la preparación y explicación:
El ministerio de “sanar las memorias” o “sanidad interior” es un aspecto válido de sanidad (basado en el ministerio de Jesús, expresado en Lucas 4:18 como “sanar a los quebrantados de corazón”). Se sugiere, sin embargo, que sea practicado por creyentes maduros y pastores, ya que involucra un buen conocimiento bíblico y sabiduría pastoral.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en casas de paz, Estudios para Grupos de vida, Grupos de vida, material para celulas, reuniones caseras. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s