Estudio para Grupos de Vida. 62

El Reino de Dios

LA AUTORIDAD Y EL PODER DEL REINO

(Mateo 28:16-20)

Resumen: Jesús es el Rey del Reino de Dios. Como tal lo vemos ejercitando en la tierra un ministerio de amor, poder y autoridad, manifestando así el Reino de Dios en medio de un mundo esclavizado por Satanás. Cuando asciende al Padre, delega esta autoridad y poder a la Iglesia, (a cada uno de sus hijos) su Cuerpo, para que ella a su vez, ejerza en el nombre de Cristo esta autoridad y poder en el mundo.

Preguntas para la discusión:

  1. ¿Cuáles fueron las diferentes reacciones de los discípulos ante el Cristo resucitado? ¿Qué nos enseña esto en cuanto a nuestra reacción frente al Reino, su autoridad y poder? (vv. 16, 17; Juan 20:24-31).
  2. ¿Qué significa que Jesús tiene “toda potestad en el cielo y en la tierra”? (v.18. Vea también Filipenses 2:1-11). ¿Qué efectos habrán tenido estas palabras en los discípulos? Y para nosotros, ¿Qué significado tienen?
  3. ¿Qué autoridad tenía Adán al comienzo de la Creación? (Vea Génesis 1:28-30). ¿Cómo afectó el pecado al ejercicio de esta autoridad? (Romanos 5:12; 8:20-23; Efesios 2:1-3).
  4. ¿Cómo difieren los conceptos cristianos de los del mundo, referente a la autoridad y el poder? (Juan 18:36-37; Lucas 22:24-30; 20:1-8).
  5. ¿Cómo animó Jesús a sus discípulos a que ejercieran la autoridad y el poder del Reino de Dios? (Mateo 10:1; Hechos 1:8). ¿Qué tarea tenían? (vv. 19-20).

Aplicación: ¿Qué autoridad y poder tenemos nosotros para hacer avanzar el Reino de Dios? (vv. 19-20).

Búsqueda: ¿Cómo se entra al Reino de Dios? (Juan 3:3-6).

Respuestas guía:

  1. Algunos dudaban de lo que sus ojos veían, pero otros creían plenamente. En la historia de Tomás vemos cómo era necesario que él creyera en Jesús. Nosotros también debemos creer y ejercer fe respecto a la realidad actual del Reinado de Jesús.
  2. Al morir y resucitar, Jesús Reina ahora con Dios –ha sido puesto sobre todo poder espiritual y temporal. Es la máxima autoridad. Los discípulos cobraron ánimo y valentía. Nosotros también podemos confiar en que “estamos del lado ganador” y que, por lo tanto, debemos vivir obedeciendo y sirviendo al Señor.
  3. Adán tenía autoridad para cumplir la voluntad de Dios en el mundo, era virrey de Dios sobre la tierra. Por el pecado entró la muerte y corrupción (enfermedad, sufrimiento, tragedia, destrucción, maldad, etc.) y esto afectó negativamente a toda la creación, dándole lugar al diablo, incluso hasta permitirle ejercer su dominio y “principado” sobre este mundo. (Hechos 16:18; 2 Corintios 4:4; Juan 12:31).
  4. Jesús dio a entender que su autoridad provenía de Dios, igual que la de Juan el Bautista a quien los fariseos no reconocieron. Su autoridad no era como la del mundo, sino espiritual; no buscaba fines propios, sino el servir a los demás y expresar así el Reino de amor y de justicia de Dios.
  5. Mientras estaban con él, les enseñó a esperar en su poder y autoridad. Después les hizo esperar y confiar en el poder y la autoridad que les daría el Espíritu Santo. La meta era la evangelización y discipulado del mundo entero.

Aplicación: Tenemos el mismo mandato que dio a los apóstoles, y la misma seguridad de que Jesús estará con nosotros (su Iglesia) con todo su poder y autoridad, hasta “el fin” (vea 1 Corintios 15:24-28). Debemos actuar con el mismo poder y autoridad que vemos en la Biblia en la Iglesia primitiva.

Búsqueda: Es necesario “nacer de nuevo”. Use un folleto evangelístico, si conviene.

Notas Para La Preparación Y Explicación:

Nota: Este pasaje, conocido como la Gran Comisión, enfoca la tarea evangelizadora encomendada a los apóstoles. Es interesante notar que Cristo basa la tarea en la autoridad por él conferida.

“Monte” (v.16): Posiblemente el mismo donde predicó el Sermón del Monte.

“Potestad” (v.18): “Exousia” (griego), significa autorización para ejercer poder. La otra palabra que es traducida como “potestad” o “poder” es “dunamis” (Hechos 1:8); en Cristo tenemos ambos significados: la autorización para ejercer poder, como el poder mismo de El, lo que permite avanzar al Reino de Dios.

“Bautizándolos” (v.19): Aquí está el mandato de “bautizar” como demostración de que somos discípulos de Cristo. Esto se hizo el día de Pentecostés (Hechos 2:38).

Pasajes bíblicos adicionales:

Marcos 16:14-20 Mateo 7:29 Juan 5:27 Daniel 7:13-14

1 Pedro 3:22 Efesios 1:20-23 Colosenses 1:13-14

Anuncios
Esta entrada fue publicada en casas de paz, Estudios para Grupos de vida, Grupos de vida, material para celulas, reuniones caseras. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s