Estudio para Grupos de Vida. 43

Como enfrentar

El sufrimiento (1)

(Romanos 8:28-39)

Resumen: Dios nos creó y puso al hombre en el paraíso pero por su pecado se transformó en un mundo de sufrimiento. El pecado abrió la puerta a la presente situación humana de dolor y sufrimiento. Un mundo que se ha revelado contra Dios y sus leyes tristemente sufre las consecuencias. Ante este panorama pesimista, Pablo nos indica la actitud que debe tener el creyente frente al sufrimiento, y que sólo en Dios tendremos la solución a este dilema.

Preguntas para la discusión:

  1. ¿Cuál es la causa del sufrimiento en el mundo? (compare Génesis 1:31 y 2:8-9 con Génesis 2:16-17; 3:11.24 vea también Job 1:6-12, 2:1-7)
  2. ¿En qué diversas formas se presenta el sufrimiento? (vv. 35-26)
  3. ¿Por qué es “normal”, en cierto sentido, que suframos los cristianos? (Romanos 8:17, 1 Pedro 4:12-16; Mateo 5:10-12; Hebreos 12:5-7; Hechos 14:5, 19; Lucas 14:27).
  4. ¿Qué actitud demuestra Pablo frente al sufrimiento? (vv. 28, 37, 39; vea también 1 Corintios 10:13). ¿Qué razones tiene para sostener esta actitud? (vv.29-34)
  5. ¿Cómo terminará el sufrimiento para los hijos de Dios? (vea Apocalipsis 20:10, 14, 15).

Aplicación: ¿Cómo nos ayudan estas enseñanzas bíblicas a enfrentar el sufrimiento? ¿Qué actitudes negativas debemos evitar cuando nos agobia el sufrimiento?

Búsqueda: ¿Cómo podemos ayudar a una persona que sufre, a encontrar a Cristo?

Respuestas guía:

  1. El pecado. El diablo (“príncipe de este mundo”), se aprovecha de la debilidad del hombre para causar males en la creación. Dios permite el sufrimiento en un mundo pecador, pero lo usa soberanamente para lograr sus altos propósitos de salvación.
  2. Hay sufrimientos que son directamente el resultado de los designios malvados de los hombres: crueldad, infidelidad, etc. Hay sufrimientos que son el resultado de un universo imperfecto apartado de Dios, donde las leyes naturales no funcionan perfectamente, o donde el hombre no vive en armonía con su medio ambiente: terremotos, hambrunas, catástrofes, accidentes, etc. Además existen la injusticia, le enfermedad y la muerte. A pesar de esto, el Señor es soberano en todo.
  3. Vivir en un mundo pecador que rechaza a Dios nos llevará muchas veces a enfrentar hostilidad injusta y el odio de Satanás y de los hombres, igual como Cristo los enfrentó.
  4. Pablo nunca olvida que los propósitos de Dios siempre son buenos para el creyente, aún cuando las circunstancias por las cuales pasa sean temporalmente difíciles. Dios da siempre una salida y permite que seamos probados sólo por el sufrimiento que podemos soportar.
  5. Después del juicio final terminará el sistema corrompido por el pecado. Dios creará “cielos nuevos y tierra nueva” y podremos fijar nuestra mira en ellos para alentarnos en momentos de sufrimiento.

Aplicación:

Debemos:

  1. Mantener los ojos en Cristo siempre nos dará la perspectiva de Dios.
  2. Alabar a Dios como soberano sobre nuestro sufrimiento y confiar que todo “ayudará para bien” con el tiempo
  3. Agradecer a Dios por las bendiciones que tenemos a pesar de nuestro sufrimiento, (a veces ayudará escribir una lista)
  4. Orar pidiendo fuerzas, paciencia y gracia, y por la solución específica del problema
  5. Resistir al diablo.
  6. Compartir nuestros problemas con hermanos de la Iglesia.

Debemos evitar:

  1. Autocompasión
  2. murmuración y quejas
  3. rebelión y blasfemia
  4. rencor y amargura.

A veces caemos en estos pecados a causa del sufrimiento, pero sólo nos dañamos más. Debemos confesar estos pecados cuanto antes y pedir la ayuda del Espíritu Santo para seguir evitándolos.

Búsqueda: Escuchándolo (no es necesario predicarle mucho), estando con él, acompañándolo, “llorando con los que lloran”, ayudándolo de a poco a confiar en Cristo.

Notas para la preparación y explicación:

Es interesante apreciar la ausencia de sufrimiento y angustia en la creación original; es posible que existiera el dolor como saludable advertencia del daño físico; sin embargo, esto es mera conjetura. En la nueva creación tampoco habrá dolor.

Pasajes bíblicos adicionales:

1 Corintios 4:11-13; 2 Corintios 11:23-27

Salmo 23:4 Salmo 91:1-16

Anuncios
Esta entrada fue publicada en casas de paz, Estudios para Grupos de vida, Grupos de vida, material para celulas, reuniones caseras. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s