Estudio para Grupos de Vida. 39

LA UNIDAD

(Filipenses 1:27; 2:18)

Resumen:

Vivir dignamente el Evangelio implica estar firme en la unidad, despojándose cada uno del orgullo y rivalidades, y buscar el bienestar del hermano, con toda humildad. En todo esto, el creyente debe seguir el ejemplo de Cristo, el cual se despojó de todos sus derechos como Dios, para humillarse como siervo hasta la muerte, y por eso fue enaltecido de nuevo. Seguir tal ejemplo demanda mucho esfuerzo por parte del creyente, aunque también es la obra de Dios en él. Al dejar de murmurar y discutir cosas vanas, damos valor al Evangelio y mostramos que nuestra fe es aceptada por Dios.

Preguntas para la discusión:

  1. ¿Por qué es importante mantener la unidad? (Filipenses 1:27-28; 2:5; Efesios 2:11-22; 4:3; 1 Corintios 1:10-17).
  2. ¿cales son las actitudes que destruyen la unidad y cuáles son las que la promueven? Vea especialmente el ejemplo de Jesús y también Mateo 20:25-28.
  3. ¿Cuál fue el veredicto de Dios sobre lo que hizo Jesús? (Filipenses 2:9-11; Mateo 23:12; 1 Pedro 5:6).
  4. En el contexto de la unidad, ¿qué significa Filipenses 2:12-13?

Aplicación:

  1. ¿Cuáles son algunos de nuestros derechos, que quizá debemos dejar de lado para mantener la unidad?
  2. ¿Cuáles son algunas causas de división en nuestras congregaciones? ¿Cómo podemos arreglarlas? (Mateo 18:15-22)

Búsqueda:

  1. ¿Cómo ayuda en la evangelización la unidad de la congregación?

Respuestas guía:

  1. Cristo en la cruz destruyó la enemistad. Todos los creyentes son uno en Cristo, y Cristo no está dividido. Mantener divisiones y hostilidades en la congregación es negar el poder de la cruz frente al mundo.
  2. El egoísmo, le orgullo, la contienda y el descontento la destruyen. La humildad, el amor fraternal y el servicio la promueven.
  3. Jesús fue exaltado. Es Dios quien juzga a todos, no el hombre; el orgullo y la auto- estimación permanecen por un tiempo nada más.
  4. Debemos ocuparnos de la unidad porque es un fruto de la salvación, cuyo fin es que lleguemos a la imagen de Cristo (Romanos 8:29). Por lo tanto, es la obra del Espíritu Santo en nosotros, el cual nos ayuda en nuestros esfuerzos. (Vea Colosenses 1:29).

Aplicación:

  1. Son muchos, pero si impiden la unidad, debemos negarlos. Por ejemplo, insistir en el derecho de tener y expresar nuestras propias opiniones, de ser dignos de consideración, de ser respetados y amados, de recibir justicia, de querer puestos de privilegio. Debemos ser como una gran familia, discerniendo la posición de cada uno, respetándose y trabajando cada uno en lo suyo con responsabilidad y alegría; ya Dios dará su recompensa.
  2. Respuestas personales; serán expresiones tangibles de las actitudes mencionadas en la respuesta a la pregunta número 2. Analicen los pasos recomendados en Mateo 18:15-22.

Búsqueda:

El Evangelio es el poder de Dios para salvación. Una expresión práctica de este poder es la unidad, el amor fraternal. Divisiones, rivalidades, etc. son negaciones del poder del Evangelio.

Notas para la preparación y explicación:

“Ser igual a Dios” (v.2:6): Tiene el sentido de “compartir la misma divinidad”.

Pasajes bíblicos adicionales:

1 Corintios 1:10; 10:17 Gálatas 3:28

Efesios 4:3,4 1 Pedro 3:8

Hechos 1:14; 2:1, 43-47; 4:32 Salmo 133

Mateo 18:19

Anuncios
Esta entrada fue publicada en casas de paz, Estudios para Grupos de vida, Grupos de vida, material para celulas, reuniones caseras. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s