¿Le gustaría conocer a Dios personalmente?

– ¿Le gustaría conocer a Dios personalmente?

Los siguientes cuatro principios le ayudarán a descubrir cómo conocer a Dios personalmente, y a experimentar la vida abundante que él prometió.

clip_image002

Dios te ama y te ha creado para que lo conozcas personalmente

(Las referencias contenidas en este folleto deben ser leídas en contexto con la Biblia en todo lo posible.)

El amor de Dios

«Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna» Juan 3:16.

El plan de Dios

«Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, ya Jesucristo, a quien tú has enviado» Juan 17:3.

¿Qué nos impide conocer a Dios personalmente?

clip_image004El hombre es pecador y está separado de Dios, por eso no podemos conocerlo personalmente o experimentar su amor.

El hombre es pecador

«Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios» Romanos 3:23.

El hombre fue creado para tener compañerismo con Dios, pero, debido a su terca voluntad individual, eligió su propio camino independiente y el compañerismo con Dios se rompió. Esta voluntad obstinada, caracterizada por una actitud de rebelión activa o indiferencia pasiva, es una evidencia de lo que la Biblia llama pecado.

El hombre está separado

«La paga del pecado es muerte» (separación espiritual de Dios) Romanos 6:23.

clip_image006Este diagrama ilustra que Dios es santo, y el hombre es pecador. Un gran abismo los separa a los dos. Las flechas ilustran que el hombre intenta continuamente alcanzar a Dios y establecer una relación con él por medio de sus propios esfuerzos, tales como: una vida íntegra, filosofía o religión; sin embargo, inevitablemente falla.

El tercer principio explica el único camino para unir este abismo…

clip_image008

Jesucristo es la única previsión de Dios para el pecado del hombre. Por medio de él, únicamente, podemos conocer a Dios personalmente y experimentar su amor.

Él murió en nuestro lugar

«Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros» Romanos 5:8.

Él se levantó de la muerte

«Cristo murió por nuestros pecados… fue sepultado… resucitó al tercer día según las escrituras… se apareció a Cefas, luego a los doce. Después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez… » 1 Corintios 15:3-6.

Él es el único camino a Dios

«Yo soy el camino, la verdad, y la vida -le contestó Jesús -. Nadie llega al Padre sino por mí» Juan 14:6.

clip_image010

Este diagrama ilustra que Dios ha unido el abismo que nos separaba de él al enviar a su Hijo Jesucristo, a morir en la cruz en nuestro lugar, para pagar el castigo de nuestros pecados.

No es suficiente sólo con conocer estas verdades

clip_image012

Debemos recibir individualmente a Jesucristo como Señor y Salvador, luego debemos conocer a Dios personalmente y experimentar su amor.

Debemos recibir a Cristo

«Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios» Juan 1:12.

Recibimos a Cristo por medio de la fe

«Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte» Efesios 2:8•9.

Cuando recibimos a Cristo, experimentamos un nuevo nacimiento

(Lea Juan 3:1-8).

Recibimos a Cristo por una invitación personal (Cristo habla) «Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta entraré, y cenaré con él, y él conmigo» Apocalipsis 3:20.

Recibir a Cristo involucra volverse a Dios desde nuestro ser (arrepentirse) y confiar en que él entrará en nuestras vidas para perdonar nuestros pecados y para hacernos a su voluntad. Estar de acuerdo intelectualmente con que Jesús es el Hijo de Dios, y que él murió en la cruz por nuestros pecados no es suficiente. Tampoco es suficiente tener una experiencia emocional. Recibimos a Jesús por fe, como acto de nuestra voluntad.

clip_image014Estos dos círculos representan dos tipos de vidas:

¿Cuál círculo representa mejor su vida?

¿Cuál círculo le gustaría que represente su vida?

A continuación le explicamos cómo puede recibir a Jesús

Usted puede recibir a Cristo ahora, por fe y a través de la oración.

(Orar es hablar con Dios)

Dios conoce su corazón, y no le interesan tanto sus palabras como la actitud de su corazón. Se sugiere la siguiente oración:

Señor Jesús, quiero conocerte personalmente.

Gracias por morir en la cruz por mis pecados. Te abro la puerta de mi vida y te recibo como mi Salvador y Señor. Gracias por perdonar mis pecados y darme vida eterna. Toma el control del trono de mi vida. Hazme el tipo de persona que quieres que sea.

¿Expresa esta oración el deseo de su corazón?

Si es así, haga esta oración ahora mismo, y Cristo vendrá a su vida, como él lo prometió.

¿Cómo saber que Cristo está en su vida?

¿Recibió usted a Cristo en su vida? De acuerdo a su promesa en Apocalipsis 3:20, ¿Dónde está Cristo en este momento en relación con usted? Cristo dijo que vendría a su vida y sería su amigo para que pueda conocerlo personalmente. ¿Lo engañaría el Señor? ¿Con cuál autoridad, cree usted que Dios ha contestado su oración? (la fidelidad de Dios mismo y su palabra).

La Biblia promete vida eterna a todo aquel que reciba a Cristo

«y el testimonio es éste: que Dios nos ha dado vida eterna, y esa vida está en su Hijo. El Que tiene al Hijo, tiene la vida; y el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida. les escribo esas cosas a ustedes que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna». 1 Juan 5:11-13.

A menudo, agradezca a Dios que Cristo está en su vida, y que nunca le dejará (Hebreos 13:5). Usted puede saber en base a su promesa, que Cristo vive en usted, y que tiene vida eterna desde el mismo momento en que lo invita a entrar. Él no lo defraudará.

Un recordatorio importante…

No dependa de los sentimientos

La promesa de la Palabra de Dios, la Biblia (no nuestros sentimientos) es nuestra autoridad. El cristiano vive por fe (confianza) en la fidelidad de Dios mismo y su palabra. Este diagrama de tren ilustra la relación entre los hechos (Dios y su Palabra), fe (nuestra confianza en Dios y su Palabra), y sentimientos (el resultado de nuestra fe y obediencia) Juan 14:21.

clip_image016

El tren caminará con o sin el furgón de cola. Sin embargo, sería inútil intentar halar el tren por el furgón de cola. De la misma manera, como cristianos no dependemos de nuestros sentimientos o emociones, sino que ponemos nuestra fe (confianza) en la fidelidad de Dios y las promesas de su Palabra.

Ahora que ha entrado en una relación personal con Cristo.

Desde el momento en que recibió a Cristo por fe, como un acto de su voluntad, muchas cosas sucedieron, incluyendo las siguientes:

1. Cristo vino a su vida (Apocalipsis 3:20, Colosenses 1:27).

2. Sus pecados fueron perdonados (Colosenses 1:14).

3. Usted se convierte en hijo de Dios (Juan 1:12).

4. Usted recibe vida eterna (Juan 5:24).

5. Usted empieza la gran aventura para la cual Dios lo ha creado (Juan 10:10; 2 Corintios 5:17; y 1 Tesalonicenses 5:18).

¿Puede pensar en algo más maravilloso que pudiera sucederle que entrar en una relación personal con Jesucristo? ¿Le gustaría, en este momento, agradecer a Dios en oración por lo que él ha hecho por usted? Por medio del agradecimiento, usted demuestra su fe.

Para disfrutar su nueva relación con Dios…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s