…y tu Padre QUE ESTÁ en secreto….

Como Dios es una persona usted y yo podemos ser sus amigos, hablar con El, relacionarnos, compartir todas nuestras cosas con El, contarle nuestros secretos (aunque El ya los sabe). Podemos pedirle consejos, disfrutar de su compañía y presencia, hablar con El a penas nos despertamos o en cualquier momento, pedirle mensajes, instrucciones, comentarle cosas, hablarle como a nuestro Padre y como a nuestro mejor amigo, pedirle ayuda, pedirle milagros, pedir que ángeles nos acompañen (aunque solo su presencia constante en nosotros y con nosotros ya es algo maravilloso).

El es todopoderoso y puede hacer cualquier cosa o cambiar o arreglar cualquier situación o acomodarla a su perfecta voluntad.

Siempre puede hacer un milagro inesperado o sorprendernos con algo impensado o respondernos a un pedido específico.

Usted puede decir y recordar: El es Omnipresente y siempre está conmigo y NUNCA estoy solo. Este conocimiento me evita las soledades y la depresión porque El esta realmente a mi lado Mateo 6:6 dice: Tu padre que ESTÁ en secreto y El ve en lo secreto, también sabe de que cosas tienes necesidad antes de que se las pidas y esta necesidad puede ser de amistad, de cariño, de comprensión, de perdón, de alegría, de felicidad, que son cosas que solo El puede darte.

El sabe todas las cosas y podemos llevarle a El nuestras preocupaciones y preguntas,

El sabe el final desde el principio y sabe anticiparse y tener preparada la solución de antemano a los problemas o acontecimientos que (solo El) sabe que tendremos en el futuro.

El puede anticiparse a los problemas, por eso es tan importante hablar con El constantemente en oración y además captar su voz y también darle gracias y alabarle.

Debemos como prioridad descubrir o mejor dicho preguntarle a El, cual es su plan para nuestras vidas y caminar en ese plan obedeciéndole en todo para evitar correcciones y disciplinas de su parte. Como a Jonás que tuvo que enviarle la tormenta y el pez para que tome el camino correcto hacia Nínive y cumpla con la perfecta voluntad de Dios.

Debemos anotar las prioridades de Dios para nosotros y buscar cumplirlas con su ayuda procurando no desviarnos del camino y del plan que El tiene para cada uno. Ej. Moisés debía llevar al pueblo de Dios a la tierra prometida y así lo hizo, pero podía (y a veces sucede así con los creyentes) llevarlos a otro lugar aparentemente mejor o detenerse antes o cualquier variante que a usted se le pueda imaginar.

Pablo el apóstol debía ir a los gentiles, y cada vez que se metía con los judíos tenía terribles problemas y al revés Pedro que era llamado a los Judíos tenía problemas o cometía errores cuando iba a los gentiles.

Debemos saber que nade se hace, ni sucede sin que El lo permita por algún propósito que nosotros no conocemos, en todo El tiene el control, aún cuando muere una persona me he dado cuenta que es lo mejor para ella, porque tal vez en el futuro podría esperarle cosas peores o que desviarse del camino de Dios etc. como el Rey Ezequías (buscarlo en la Biblia).

Todo sucede con la aprobación de Dios, ni un pajarito cae a tierra sin que el lo permita y como TODAS las cosas nos ayudan a bien, podemos someternos a su voluntad con plena confianza.

Muchas personas no sirven a Dios por temor a que les pida algo muy difícil, pero El no te pide que hagas algo sin darte el poder para hacerlo y siempre te va llevando de a poco según tu capacidad.

También porque El es santo y vive en nosotros podemos vivir nuestra vida en pureza, porque su Espíritu se unió a nuestro espíritu y nos va transformando a su semejanza gradualmente y nos dio el poder para vencer la tendencia al pecado heredada de Adán.

Podemos tener una vida de adoración y genuino servicio porque su Espíritu que vive en nosotros nos lleva a glorificar a Cristo y Cristo que vive en nosotros, nos lleva con El a hacer sus obras junto con El y El se expresa a través nuestro con una fe que obra por el amor de El que ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha dado.

Jesucristo es la verdad absoluta asíque podemos creer lo que El dice y vivir basados en la verdad, en sus normas y mandamientos perfectos, según el poder de su fuerza.

Porque El vive en nosotros podemos vivir de acuerdo a su voluntad y a sus normas, por el poder que El nos da.

El no solo nos perdonó los pecados sino que nos da el poder para cumplir sus mandamientos (cuando hemos nacido de nuevo y somos verdaderamente sus hijos). Recuerde no hay pecado que El no pueda perdonar y no hay vicio o atadura espiritual que El no pueda sanar.

También El es justo y siempre nos tratará con justicia.

También Dios es amor y te ama y te amará más que nadie y de una manera perfecta, y nunca dejará de amarte porque El dice que su amor es eterno. Y como te ama más que nadie quiere lo mejor para ti, pero debes saber que siempre te corregirá y disciplinará si te desvías de su propósito o caes en pecado. Es bueno darse cuenta e ir por donde El quiere que vayas, porque sino preparará alguna “ballena” como a Jonás para que vuelvas a caminar por sus caminos. Estas son cosas cosan que muchos cristianos no se dan cuenta y van de “golpe en golpe” o de disciplina en disciplina.

Dios es misericordioso y El te entiende, comprende, “aguanta” y siempre está dispuesto a perdonar, pero El nos disciplina y corrige como un Padre perfecto.

Porque Dios es fiel, podemos estar seguros que siempre cumplirá sus promesas.

Porque Dios nunca cambia te amará incondicionalmente y buscará siempre hablarte, hacerte entender sus caminos y llevarte al cielo para siempre a disfrutar eternamente con El y con las cosas maravillosas que El ha preparado para aquellos que le aman.

Porque El ya te salvó y perdonó TODOS tus pecados para siempre y además ya te trasladó a Su Reino eterno y vives en el (en su Reino) tu futuro está seguro eternamente porque eres su hijo amado y siempre puedes contar con El, ahora y por la eternidad.

Porque El vive en el cielo estaremos siempre donde está El y aquí en la tierra El está en nosotros y a nuestro lado y no necesitamos esperar o pedir audiencia para hablar con El o para que intervenga en cualquier situación porque a El le gusta que le pidamos cosas Mateo 7:7. y sabe dar cosas buenas a sus hijos.

Disfrutemos en esta tierra haciendo su voluntad, protegidos por nuestro Padre-Pastor y cumplamos nuestra obra como Embajadores del Reino de los cielos, con su autoridad delegada y como Hijos del único, amoroso y todopoderoso Dios verdadero de quien somos y a quien servimos.

Predicador Gustavo Isbert

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y ayudanos a que se conozca el sitio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s